© de la imagen La meva maleta

lunes, 18 de enero de 2010

Profundizar


Mi buena amiga Ana ha sido muy valiente y se ha atrevido a tirar del hilo, del hilo que hilvana el pensamiento. Claro que ella escribe fenomenal y eso facilita enormemente la tarea (espero que se plantee en serio escribir un libro). 
Me gustaría tener su capacidad de comunicar. Yo no sé dejar mi alma al desnudo de esa forma. Aunque cuando escribo procuro expresar, noto que en el momento final de tirarme a la piscina, de soltar la amarra interna que me libere, me corto, y me guardo algo. No es miedo, ni vergüenza, ni nada negativo. Ni siquiera me hace daño mantener en mi interior aquel rescoldo. Si busco bien, igual es pereza, no esforzarme en buscar la palabra precisa que detalla lo que bulle en mi mente. 

Ana y yo estamos viviendo un fenómeno de forma paralela: estamos recuperando viejas amistades gracias a Facebook. Gracias a esta nueva fuente de comunicación he encontrado, por ejemplo, a personas como ella, con quien conviví durante un curso de universidad.

Compartir piso de estudiantes es algo así como un Gran Hermano, pero sin cámaras. El grado de intimidad es alto, porque todo lo que te pasa te pasa con tus compañeras de piso. Todas tus referencias emocionales (padres, novios, tíos, hermanos...) están lejos, y es una etapa de formación intelectual y espiritual importante. Esto te hace unirte a esas chicas, que también están en un momento frágil, como tú, de una forma especial.

Siempre he pensado que en mis años de universidad aprendí tanto de mis compañeras de vida como de mis profesores. Todas las chicas con las que conviví han aportado algo a mi manera de ser, a mi forma de hablar.
Siempre hay alguna canción, o alguna película que me recuerda a alguna de ellas. Mis mejores amigas, fueron ellas. Y la vida nos devolvió a cada una a nuestro lugar de origen. Mis mejores amigas están, pues, en León, en la Rioja, en Cartagena, en Castellón, en Santiago de Compostela, en Barcelona.

Ha sido duro tenerlas lejos, incluso perderlas, en muchos de los casos, pero ir recuperándolas es maravilloso. Y me doy cuenta de que me hacían mucha falta.

Bienvenidas a mi vida de nuevo.

Y quién sabe si este blog me traerá amistades nuevas...

Viva Internet

5 comentarios:

ana dijo...

Este blog te traerá amistades nuevas... no sólo habrás recuperado el contacto con las que siempre lo hemos sido. La gente que hemos tenido la fortuna de rodar un poco, sabemos lo que se echa de menos a los de entonces. Como tú dices... vivir es volver. Y qué alegría ese volver!!!

De todos modos, además de la posibilidad del reencuentro, nunca olvides la posibilidad de lo no habido hasta ahora. De lo que ha de nacer.

Internet es un mundo sorprendente. Blog, facebook, youtube... al final en el otro lado de la pantalla SIEMPRE HAY ALGUIEN.

Déjate sorprender!!!
(Tú eres una chica lista... sabrás por qué hilo habrás de tirar... es un juego... y como tal... no todos los hilos valen... a jugar!!!!!)

UN BESO ENORME!!!!!!

ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ana dijo...

*Ana: encuentro mucha, demasiada gente vacía, con mensajes vacíos en su interior. No hay muchos como tú, con lo que realmente te mueve a escribir. Sí, tiraré de ese hilo, gracias por dejarlo asomadito :-)

Sunsi dijo...

Hola, Ana. He llegado a tu blog a través de tu tocaya leonesa. Yo soy torpona y me encandilaron tus manualidades. Así que te agregué en mi lista de blogs. Nada... que sepas que estoy al otro lado y que me asomaré a tu ventana.

Un abrazo

Ana dijo...

*Sunsi: bienvenida. Asoma cuando quieras, espero, cuanto menos, hacerte sonreir, o tal vez pensar...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.