© de la imagen La meva maleta

viernes, 17 de junio de 2011

Esquivando agujeros negros



*Recreación de un agujero negro en trance de tragarse una estrella.
La he "tomado prestada" de la web elmundo.es


Tengo una limitada capacidad de comprensión de la física y de la astronomía. No tengo capacidad de entender hacia adonde iría la estrella, de caer en ese agujero negro. Lo máximo que puedo imaginar sería que la luz de la estrella fuera mera energía que sería neutralizada con la contraenergía del agujero negro, como los imanes que tienen en las tiendas, desbloquean las alarmas antirrobo de prendas.

¿Cómo acaba el universo? Pregunta que a veces me asalta (si, yo pienso esas cosas a veces). Es decir. Si la tierra está orbitando en el sol, éste pertenece a la vía láctea, y ésta está contenida en otro sistema más grande, ¿qué es lo que contiene al universo? ¿qué hay fuera de la "caja"? y no me refiero a Dios, sino a algo físico. Infinito, le llaman. ¡Ja! esa es una respuesta cobarde, todo se acaba de alguna manera...

Bueno, nada, toda esta reflexión ha nacido al ver la foto, que me ha recordado a la sensación tremenda de angustia que siento cada vez que veo sufrir a alguno de los míos, mucho peor que mi propio sufrimiento. No podría explicar si el agujero negro es lo que me queda en el pecho, o si yo soy como esa estrella, que será engullida hacia la nada.

13 comentarios:

Laura dijo...

No entiendo naaada de metafísica, me resulta imposible y hace años que no lo intento, me frusta y me deja una sensación como de bloqueo mental, pero, eso sí, entiendo muy bien tu sentimiento.

Feliz fin de semana pesoleta !!

Mariapi dijo...

Saltándome todos los conceptos de la física cuántica y demás, de los que no tengo ni idea, reconozco en tus palabras una ley universal: la del amor. Es que funciona así...es una especie de fuerza de gravedad que nos aprisiona en un agujero negro y profundo cuando vemos sufrir a quien queremos...es un misterio, pero forma parte del querer, y me temo que no tiene fácil solución.

Ana, princesa del guisante dijo...

Laura: gracias por tu comprensión. Feliz viernes.

Mariapi: ¿sin solución? lo temía. Bueno a ver ahora cómo relleno el hueco. Besos

tomae dijo...

...a mi me encantan estos planteamiento astrofísicos Princesa de las estrellas, mi mente me lleva ha pensar aquello de que el universo está en constante expansión (la ecuación no sé si es constante, parabólica o hiperbólica) sino que el enigma está hacia dónde se expande...

Marta dijo...

El sentimiento de impotencia es lo peor que existe ! Peor aún que saber que al actuar te has equivocado, porque, al menos, se intentó... Suerte que cuando se necesita, sacamos la fuerza de donde creíamos que no había nada.
Un beso y feliz fin de semana ;O)

Anónimo dijo...

En cuanto he llegado a casa he ido derecha al ordenador a entrar en tu blog porque me ha encantado la carpeta forrada que llevabas. No lo conocía y aparte de escribir muy bien haces un monton de cosas. Seguiré más despacito viendo tus entradas. Me voy a hacer seguidora que lo sepas.bsts.Pña
Ah! soy la madre de ¿Eva? digo Sara....

ana dijo...

uufff... complicado, muy complicado entender.

A dónde irá todo esto dices... todo esto que somos, que sentimos, que sabemos ilimitado, todo este sentido y sentimiento, todo ello no puede ser simple equipaje de amor para la tierra. Es imposible que todo esto quede en nada!!!!

Besos Pesoleta.

sunsi dijo...

Pues para no saber, Pesoleta... no está nada mal la explicación.Yo sí que no tengo ni idea... Por aquí dicen que el mundo se acaba en 2012(no es broma). El cómo no lo han explicado.

Lo que sí entiendo es la similitud que empleas, como si te succionaran por dentro justo en el lugar inconcreto donde más duele. Y es así siempre; el dolor por los tuyos es la otra cara del amor. Y aprieta ... Sea lo que sea, Princesa, un beso fuerte y un recuerdo...

Ana, princesa del guisante dijo...

Tomae: gracias por elevar mi rango de guisante a estrella, aunque me temo que no me lo merezco. Me preocupa más pensar que existen agujeros negros que la expansión... Es temprano, me voy a tomar un café.

Marta: bueno, sí la impotencia se parece bastante a un agujero negro. Feliz domingo

anónima-Pña: he estado viendo las fotos de ayer, y hay algunas capturas buenísimas. Gracias por venir y acompañarnos, y bienvenida al castillo. Un beso grande para ti, para tus hijas y para las princesitas

Ana: sí, es demasiado equipaje para que quede en nada. Amor. Inconmensurable, imprescindible... Un beso, niña.

Sunsi: a lo mejor lo del dolor por los nuestros no es ni siquiera otra cara, sino el mismo rostro del amor. No podría doler si no fuera amor¿? Sí aprieta, sí, y te deja descolocada. Un beso

El Naranjito dijo...

Escucha Ana, yo si entiendo de metafísica, constelaciones, galaxias y todos esos misterios del universo, entre otras cosas porque soy medio friki. Pero de lo que no entiendo y nunca entederé, es por qué salen de mis ojos gotas de agua cuando me miro en mis hijos, nunca entenderé por qué se me pone la piel de gallina cuando ella me roza, o cuando te sonrien en el ascensor por la mañana temprano. Esto nunca lo entenderé. Nunca entenderé la vida, pero intento que sea maravillosa.
Grácias por ayudarme a entenderla.

Ana, princesa del guisante dijo...

Naranjito: gracias a ti. Me alegra que la vida nos sorprenda. Un abrazo

meloenvuelvepararegalo dijo...

Demasiado para mí. No sé dónde acaba, ni cómo serán son sus límites; siempre pienso que la energía nos rodea, se transforma y siempre espero que sea para algo positivo, y también sorprendente!
Me ha encantado la foto de la anterior entrada es para enmarcar.
Un saludo princesa, de guisantes o de estrellas,

Ana, princesa del guisante dijo...

Meloenvuelve: bueno, no somos expertas ni en física ni en amor. Tendremos que seguir investigando. Hasta que nos hagamos viejicos como los de la foto. Un beso, me alegra verte en el castillo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.