© de la imagen La meva maleta

jueves, 2 de diciembre de 2010

Vasos medio llenos



Conozco personas que justifican sus malos actos, o su falta de empuje, o su estado anímico triste por la mala vida que han tenido, por las desgracias que les han pasado, o por su mala suerte.

Yo no creo demasiado en el concepto suerte. Suelo decir que a todo el mundo le pasan cosas todo el tiempo, y que en función de cómo sean las personas capaces de reponerse ante las adversidades, con las mismas circunstancias una persona puede ser más o menos feliz o sentirse absolutamente desgraciada.

Del mismo modo, tampoco envidio la suerte ajena, porque mi propia experiencia me dice que detrás de las apariencias existe la realidad, y la realidad es dura.

Si bien es cierto que los clásicos salud, dinero y amor ayudan a encontrar más cerca la felicidad, estos términos también son relativos. A saber, y echando mano al refranero: "No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita" nos desmonta el concepto económico. El amor... ¿de qué clase de amor hablamos? Un puede no tener pareja y estar enamorado, qué sé yo, de la literatura. Eso es amor, y ese amor puede ser suficiente para aferrarse a la vida. Y la salud... Esa suerte es también cuestionable. Claro que hay que tener salud, sin ella, nada es importante. Mi amiga, la Flor de cristal, se siente afortunada porque tiene un cáncer, pero fue diagnosticado a tiempo, y el tratamiento le va estupendamente.

En fin, supongo que es cuestión de ver el vaso medio lleno, y rezarle novenas a la Virgen del Clavo ardiendo.

15 comentarios:

sunsi dijo...

Bon dia, pesoleta. Por fin encuentro un ratito para entrar en tu casa. Y me encanta este post de hoy. Es curioso...El vaso es el mismo. Depende de la focalización. Pegado a la nariz igual siempre es medio vacío. Con perspectiva y mirando un poquito hacia "arriba" puedes sentirlo o entenderlo como medio lleno.

Princesa... Me encuentro en un punto en el que muchas personas a las que quiero están muy enfermas. En concreto, estoy pensando ahora mismo en una peque de 15 años con un tumor cerebral. Hay que operar ya. Todos los puntos para ver el vaso medio vacío.

Solo una visión trascendente del hombre puede acercarme unas gafas en las que el vaso siga estando medio lleno... Difícil pero no imposible.

Un beso, preciosa.

La meva maleta dijo...

Es curioso observar que algunas de las personas con más coraje y optimismo que he conocido, son aquellas a las que la vida se lo ha puesto más difícil...
Son un genial ejemplo de cómo la adversidad puede convertirse en un reto, para continuar adelante.

Bss :-)

Dolores Ceballos dijo...

Pues si, es siempre el mismo vaso, con la misma cantidad de agua, y siempre somos nosotros los que nos empeñamos en verlo de formas diferentes.
Como bien dices, es cuestión de cambiar la perspectiva del vaso para verlo lleno o vacío. Al final son distintos enfoques de la misma realidad (cruda o dulce), que dependen mucho de los ojos que la estén mirando.
Petons...
Curiosamente, al igual que La meva maleta, las personas con más optimismo que conozco son las que más difícil lo tuvieron.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi: no creo que se trate de entender por qué ocurren las cosas malas, o de justificarlas, en realidad, simplemente hay que ver las cosas buenas que sí están pasando alrededor. Un joven cae enfermo, pero al mismo tiempo, un niño aprende a leer. Uno se cría sin madre, pero tiene una tía a la que ha dado sentido a su vida.

*Mevamaleta: hay que tomar ejemplo de estas personas. Ojalá todos pudiésemos aprender a sacar lo bueno de entre lo malo.

*Dolores: yo pienso que a veces no podemos llegar a ver lo medio lleno, sólo se ven vacíos, entonces es muy difícil salir a flote. Es el momento de pedir ayuda, si sucede eso.

Mariapi dijo...

Esa visión del vaso medio lleno es un auténtico regalo de Dios, para el que la tiene y los que están alrededor...En parte es algo "genético" pero creo que también hay un gran componente de "querer" encontrar otras lecturas, de esforzarse en ver que tan humano es reir como llorar, y que todo forma parte de la gran aventura que es vivir. En ese sentido, estoy con Sunsi, ayuda poder darle sentido a las cosas que parecen incomprensibles tan sólo con nuestros ojos.
Y para "gafas-de-ver-la-parte-buena", las que lleva siempre la Princesa del Guisante, Excelentísima Señora...Un besote

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mariapi: Sí, a mí también me gusta encontrar algo positivo siempre, pero a veces... a veces sólo hay dolor. Gracias por lo de excelentisima.... ahora me siento la alcaldesa de Guisante ;-)

sunsi dijo...

Ahí le diste, pesoleta. Si preguntas no hay respuesta. Sucede y punto. Tal vez... solo tal vez... la respueta cae por su propio peso con el paso del tiempo. Quien ha sufrido lo sabe.

Un petó

Rosa dijo...

Es lo que decíais, el vaso es igual, siempre el mismo agua, sólo cambiamos nosotros.
Yo soy de las de medio lleno, de encontrar / buscar lo positivo siempre, siempre, de confiar en el mundo, en las personas, en los valores... pero hay veces... en que yo creo que viene alguien a vaciarte un poco el vaso.

un besote para todas

MadreYMas dijo...

Pues yo... llevo una racha en la que no consigo ver ni una gota de agua en el vaso...

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi: som un voler de Déu. Un besito

*Rosa: a veces en un vaso de agua puede desencadenarse una tormenta. Un beso

*MadreYMas: Cuando perdí el primer embarazo, quería morirme. Cuando perdí el segundo, me sentí estúpida. Luego nació Marlin, y me di cuenta de que si los otros dos embarazos hubieran sido, él no existiría. Y él, y nadie más que él podría haber sido mi hijo mayor. Luego perdí el tercero, y luego, el cuarto. Y vino Marlin, a decirme que era un milagro. AGUA.

tomae dijo...

Princesa Del, definitivamente somos nosotros que ponemos los porcentajes a ese vaso, ya sabes que si 50-50 70-30 etc, depende de nuestra bara de medir, y resulta que esa bara es única... Puede que el problema está en comparar nuestra bara con la del vecino sin fijarnos en como es la nuestra.

Precisamente hoy me he encontrado con Eliodora, una chica medio aragonesa y medio nosecuantos más, ese encuentro me ha ayudado ajustar mi personal dilema de los porcentajes, ha sido gratficante.

Un Abrazo Princesa Del!

Tita dijo...

La virgen del clavo ardiendo...qué bueno.

Yo siempre recuerdo a aquel hombre, que con una pierna rota, no dejaba de repetir ¡qué suerte, qué suerte!

Suerte...que no se había roto las dos.

Mi filosofía de vida. Yo tampoco envidio la supuesta suerte de los demás, porque no sé qué contrapartida mala (que existe, siempre existe) han tenido...

Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tomae: ¿Comparar? No se puede. Tú no eres el de enfrente, no sabes qué siente... Me alegra lo de tu encuentro, y lo del reajuste, aunque te advierto que otro bautizo como ese y te corto las orejas en pico. Un abrazo, joven

*Tita: Lo de la filosofía de vida es complicado, quiero decir, porque el estado de ánimo no es siempre el mismo. Yo me considero optimista patológica, pero no siempre soy capaz de ver sólo lo bueno. Aunque la norma general, es esa. Un beso

Pich dijo...

Hay un chiste un poco friki que dice:
"el vaso siempre está lleno. la mitad de agua y la otra mitad de aire, pero lleno" Y al final la vida es eso, aprender a jugar las cartas que nos tocan, pero siempre con ganas de jugar, que así la vida mola más.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Pich: pues a mí el chiste me parece acertado... hay que jugar, si paras, mueres.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.