© de la imagen La meva maleta

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Llovía a cántaros

Llegaste con tu sonrisa de siempre, la misma mirada y la carga de los años pasados recostada en tu espalda.

El cielo eligió un día lluvioso para nuestro reencuentro. Quise pensar que era la emoción de tu madre al ver, desde allí, que nos abrazábamos después de tanto tiempo.



Me sentí tan cómoda en tu presencia como si nunca hubiera pasado nada sin ti. Hablamos durante horas, aunque sospecho que de haber tenido a tu mujer con nosotros, habríamos hablado muchas horas más. Porque había mucho que decir. No era tiempo de reproches, porque, al fin y al cabo, nosotros no fuimos culpables de nada. Era el momento de la comprensión, del recuerdo, de desatar las cuerdas del rencor inútil, del redescubrimiento. Me gustó conocer a tu ser adulto, como me gustaba ya tu ser de niño. Y comprobar cuánto tenemos en común, ese optimismo patológico, las ganas de vivir, el amor por la familia. La mía te adoptó de inmediato. Los niños siguen jugando de vez en cuando a vuestro juego de la piscina de muñecos, y el peque preguntó hace poco por ti.

Espero que volvamos a vernos pronto (tú pones la fecha y el lugar). Hoy brindo por el primer aniversario de esa cita, y te invito a seguir compartiendo nuestros vasos medio llenos.

15 comentarios:

Driver dijo...

Hay muchos tipos de amores.
Yo os deseo Feliz Navidad, con amor de camionero.

La meva maleta dijo...

¡Brindo por los reencuentros y las amistades nunca olvidadas!

Por muy tópico que suene, siempre he creído, que los amigos de verdad son aquellos que, después de un largo tiempo sin verse, se recuperan al primer minuto de charla...y la distancia, cómo por arte de magia, desaparece al instante.

Felicidades guapa
un besito

Dolores Ceballos dijo...

Si al final siempre vuelve a casa por Navidad...
Estoy de acuerdo con meva maleta, los amigos de corazón son los que, a pesar de cualquier tipo de distancia siguen estando ahí.
Un bico, y brindo contigo por ese reencuentro, por ese aniversario...

Ana, princesa del guisante dijo...

*Driver: ese es un amor de verdad, de los que sobreviven al mal, al dolor, y a la ausencia. Un beso, y Feliz Navidad para ti tambien.

*Lamevamaleta: si no nos toca la lotería te aseguro que yo brindaré igual... Un betito

*Dolores: Había pasado 23 navidades sin él. Demasiadas. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Ritxie. ...leído lo cual, sólo me queda añadir, que desmiento rotundamente mi post de ayer. Ya no puedo contener la emoción, se me ha olvidado cómo retener mis lágrima. T'estimo, nano.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ritxie, edito tu entrada para proteger los nombres de los niños. Un beso grande

Cuando te ví salir del portal mojado
mis lágrimas se habían secado,
no porque no supieran llorar,
simplemente no me querían cegar.
Me moría por verte por dentro
y vi que el tiempo fue bueno contigo.
Lamimos nuestras cicatrices de antaño
y vivimos media vida en un rato.
Que no nos robe un minuto
el ladrón del reproche,
nos desveló más de una noche
pero su inteción ya es sólo conato.
Vi mucho de mi madre en ti,
su fuerza, su tesón,
su capacidad de perdón,
su alegría de vivir y sobretodo,
su pasión por sentir.
Ahora mi familia ha crecido,
es cuatro piezas mayor,
con tus hijos, tu marido y contigo, aunque tu nunca te fuiste, simplemente,
el momento llegó.

TC dijo...

Que increíbles son esos reencuentros con viejos amigos, como si no hubiera pasado el tiempo. Hace poco tuve uno de esos, con un amigo de la infancia, y tuve una sonrisa en los labios durante varios días.

sunsi dijo...

No me atrevo a comentar, pesoleta. Diría que es algo más que amigo y que ese encuentro es ... bueno, también mucho más que un encuentro. Y brindo por ello. Me alegro con los dos y por los dos. Y ...hala... el nudo que no me deja tragar.

Besos, Princesa.

Eres... No me extraña que ganes concursos de cartas de amor.

ART TO PATCH dijo...

Moltes gràcies Ana per la dedicatòria del teu conte! encara no l'he llegit però no dubtis que ho faré aviat! creu-me que el Lluc tb serà un fidel seguidor teu!
Petons
Laura

MadreYMas dijo...

Ahí estaba yo también, en ese abrazo y poniéndome al día de esos 20 años... me he sentido parte de esta bonita historia. Precioso, pesoletina.

Ana, princesa del guisante dijo...

*TC: ya ves que a mí la sonrisa me cumple hoy un año :-) un beso

*Sunsi: es todo eso que tú dices. Y a mi me pones tú ese nudo diciendo esas cosas. Un abrazo gigantesco y apretado.


*Laura: al Lluc l'enganxarem a la blogosfera abans que comenci a caminar, pobrissó.... un petonet per als dos

*MadreYMas. Me alegra que hayas compartido ese café que nos debíamos desde hacía tantísimos años. Un beso, bonita

Mariapi dijo...

Me alegro tanto, Ana... Yo tengo la pena este año de algún desamor, y me está costando pasarlo. También me aferro a mi marido e hijos, pero no suplen otros cariños. Me duele la distancia, la que no es de kilómetros, sino de frialdad, de egoismos. Suena infantil,ya lo sé, pero me duele que no me quieran.
¡Cuanto me algra que tu tengas reencuentros, de verdad!

Un abrazo muy fuerte

Marina dijo...

Mientras el corazón esté sequito y resguardado...

sigamos en el medio lleno.

F.E.L.I.C.E.S. F.I.E.S.T.A.S.

Y

UN BESÍN

MiAnestesista dijo...

Tengo en mi poder un lejano día lluvioso, como un día de despedidas. Pero, lo he disfrutado durante mucho tiempo como un día, además de melancólico, muy agradable. Nunca estuvo almacenado entre las páginas tristes de mi vida.
Éste año, junto a esa página suspirosa, he podido escribir la belleza del reencuentro.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mariapi: cuando esa distancia no es voluntaria, sino impuesta por otros, es muchísimo peor. Afortunadamente, no dejé de insistir y tender puentes, y él, quiso cruzar. Son necesarias las dos partes para la reconciliación. Espero que te llegue a ti. Un beso grande

*Marina: Siempre están medio llenos, sólo hay que mirar bien. El amor es lo que nos seca y resguarda el corazón; el mío está bien cobijado, no puedo pedir más, excepto desear a todos lo mismo. Un beso grande, y Felices Fiestas a a ti también.

*Mianestesista: esos reencuentros son el alimento para mucho tiempo. A veces el tiempo no acompaña al estado de ánimo. ¿Se puede ser feliz y optimista en un gris día de niebla? Pues qué remedio me toca, vivo en un lugar en el que esos días se presentan durante semanas... Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.