© de la imagen La meva maleta

viernes, 24 de diciembre de 2010

La tristeza de Navidad

Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había sitio para ellos en la posada.(Lc 2, 6-7)


Tres líneas en total. Para narrarnos el acontecimiento más solemne de la historia del mundo, el evangelista Lucas escribe solamente tres líneas. Todo un Dios que viene a «plantar su propia tienda entre nosotros». Y con tres líneas hay más que suficiente para decirlo. Con seguridad, la pluma habrá luchado entre las manos para resistir a la dura tentación de decir muchas cosas más.


Tres líneas tan sólo en la parte de arriba. Luego, toda una página en blanco. Y aquí estamos nosotros dispuestos a embadurnarla con nuestras pobres palabras.

Parecerá tal vez una simpleza comenzar la serie de«evangelios molestos» con la narración de la navidad; con una página que parece hablarnos exclusivamente de ternura, que evoca los más dulces y suaves pensamientos.

Y sin embargo, precisamente estas tres líneas de Lucas, si atinamos a disipar la tupida niebla de un necio sentimentalismo, son terriblemente molestas. Molestísimas. Porque constituyen la condenación más despiadada de esta nuestra navidad, hinchada de retórica, atiborrada de una poesía vulgar dulzarrona, llena de miriñaques multicolores y de conmociones baratas.

Tres líneas. Nosotros en cambio hemos ido añadiendo renglones y renglones hasta hacer una obra mastodóntica e interminable, cursi y ficticia. Después hemos volcado sobre ella toneladas de sentimentalismo, de folklore, de pacotilla variada y de mal gusto. Y así nos ha salido una navidad, que más que nada es unpretexto. Pretexto para dar rienda suelta a nuestra vena poética, más bien pobre; para bruñir un poquito el metal enmohecido de lo que llamamos nuestra religiosidad; para cepillar el polvo caído sobre nuestro uniforme de cristianos; para hacer alguna obra de caridad, sirviendo tal vez la comida a algún pobre... Y con ello quedamos convencidos de que somos unas personas colosales.

Pretexto para subir al escenario de la vida y representar una vez al año el papel del bueno. Porque hasta nos gastamos el lujo de creernos buenos. Una vez al año.

Francamente, hemos deshecho la navidad. Hemos saboteado la pura sencillez de esas tres líneas. 


Texto extraido del libro: Evangelios Molestos, de Alessandro Pronzato. Ed. Sígueme. Gracias, Javier. Feliz Navidad. Vívela en la sencillez. 


Feliz Navidad a todos vosotros.
Ana

16 comentarios:

Mar dijo...

Feliz Navidad Ana!

lolo dijo...

Glups...
Feliz Navidad, Ana.

La meva maleta dijo...

Paz...para hoy y los proximos 365 días de no-Navidad que nos esperan!

Un abrazo Ana :-)

Eva dijo...

Feliz Navidad Ana !!!!!
Un besico muy gordo

tomae dijo...

...y ocurrió porque Él quiso que fuera así, Princesa Del, y así escribió Lucas "al dictado"... No me importa que esté "hinchada de retórica" porque me ayuda a vivir mi propia Navidad, y que sea Él que limpie ese uniforme...ya se encargará.

Feliz Navidad Ana!

Rosa dijo...

FELIZ NAVIDAD ANA para ti y para todos los tuyos, que tengas unas fiestas en familia y que el nuevo año venga cargadito de buenas cosas en todos los aspectos de tu vida.

un besote,

ana dijo...

Feliz Navidad!

Lisset dijo...

Y a pesar de todo...feliz navidad, princesa del...

Un fuerte abrazo.

Ana, princesa del guisante dijo...

*A TODOS: El Niño ha nacido.
Mis pastorcillos siguen durmiendo su resaca del ruido de anoche y en mi cocina humea una cafetera. Estáis invitados a un café y unas rosquillas.

Feliz Navidad desde este humilde castillo.

tomae dijo...

¡luego me paso! Princesa pastorcilla...feliz Navidad!

Monty dijo...

Bon Nadal Ana!

Marta dijo...

Petons de turrón!

Lidia dijo...

Felices fiestas!!!

Me ha gustado mucho esta entrada, me encanta este blog, me gusta mucho leerte.
Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tomae, Monty, Marta, Lidia; ¡Feliz Navidad! Me encanta teneros aquí en el castillo. Cuando se me haya pasado el empacho, lo celebramos, ¿vale?

sunsi dijo...

Pesoleta. Perdona el retraso. La verdad es que ha sido difícil entrar en vuestros blogs en días que son muy de familia. Tela el post. Bingo, Diana, pleno al quince...

FELIZ NAVIDAD, Princesa.
Un beso grande.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi: yo también llego tarde, pero quería decirte que el mensaje que me mandaron era más largo, y también me impactó. Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.