© de la imagen La meva maleta

martes, 28 de diciembre de 2010

Estaciones

No soy una amante del frío, pero admito que me encanta oír cómo cruje el aire cuando las temperaturas son bajas. Este año el cielo me ha regalado un invierno sin niebla, al menos, de momento. Y este frío seco, me gusta. Porque no se cala en los huesos. Uno puede sentir cómo se congela el aliento como una bocanada de humo de un buen cigarrillo. Y las orejas parece que van a quebrarse en cientos de pedacitos colorados.
Es tiempo de abrigos largos, de conjuntitos de bufanda y guantes, de manoplas y gorros para los niños. Y de largas tardes agazapados en nuestro castillo, con la labor en la mano, y bailando sobre las alfombras (y sobre las camas, muy a mi pesar).





¿Os habéis fijado? En los blogs siempre hay alguien que se queja del tiempo. En algunos blogs, he descubierto a ese alguien (o esa "alguiena") se ha quejado de: la astenia primaveral, del exceso de calor del verano, de la depresión otoñal, ¡y ahora se queja del frío! Y yo, que siempre veo el vaso medio lleno, le encuentro ventajas a todas las épocas del año. Tampoco tengo remedio.

11 comentarios:

Monty dijo...

A mi me gusta ver el sol. No me importa si hace frío, mucho frío, menos frío, calor, calorcillo, calor sofocante... Lo mejor del frío en la Terraferma son las tardes caseras handmade con los niños. Fins aviat!

Mariapi dijo...

Precioso debe estar tu paisaje estos días. Pero con niebla también es espectacular...(claro, que ahora que recuerdo los inviernos en mi Zaragoza...cuando llevas más de 10 días sin sol, ¡raya!)
Disfruta de esos ojos tuyos, que ven siempre en positivo, no sabes el bien que hacen.

besicos.

Mar dijo...

Donde yo vivo hablar del tiempo es un asunto cultural, y la verdad es que nunca parece que estemos conformes, tienes razón. Yo la verdad es que soy de esas que me quejo, no me gusta ni el frío ni el calor, por eso creo que nací al comienzo de la primavera, es la época que más me gusta. Esos primeros rayos de sol de finales de marzo, el cambio de hora, los días que se alargan... Por lo demás soy una quejica, qué le voy a hacer... auqnue reconozco que los conjuntos de gorros y bufandas en los niños también me encantan! jeje...

Ana, princesa del guisante dijo...

*Monty: lo malo de nuestro frío es que dura casi 6 meses... ¡mucho handmade!

*Mariapi: este año ese está portando bien. Y yo, pues hago lo que puedo, me gusta, pero me quejo igual :-))

*Mar: con lo a gustico que se queja una, ¿verdad? jajaja

sunsi dijo...

Pesoleta... Que me den invierno. Si hace frío te abrigas y ya está. El verano no... y en mi tierra la humedad es más molesta que las altas temperaturas. Así que... sudada todo el día como un pollo ¿Qué quieres? Pues sí. Me quejo. Es una forma de katarsis.

¡Ah! Y me voy a quejar de otra cosita que me tiene frita. Lo propio del invierno es el frío. Existe la lana... y los jerséis de ídem. ¿Se puede saber por qué la gente pone la calefacción como si tuviéramos que ir en manga corta por casa? Hija... que ya no se trata de ver vasos medio llenos. Es que es de sentido común , ¿no?

Besos, Pricesa

Dolores Ceballos dijo...

Me encanta agazaparme en la mantita en los días de frío, mientras ves a través de la ventana cómo las piedas piden a gritos abrigo. En época de lluvias sentir el goteo incansable en el tejado, y dejarme mecer por el zumbido del viento en las persianas. La primavera es para salir a disfrutar del paisaje, con mil y un colores, y con mil y un olores. Del verano aprecio sus noches, sentarme en el porche de casa después de cenar y dejar correr las horas contando cómo nos fué el día, mientras los grillos entonan su inconfundible melodía.
Del otoño me gusta todo, o casi todo. Los paisajes que nos regala, sus colores cálidos, el olor de las castañas asadas... es como si la naturaleza me pidiese coger fuerzas para acabar el año o para empezar una nueva época...
Bicos pesoleta

La meva maleta dijo...

Yo soporto fatal el frío, pero reconozco que los paisajes de invierno, me encantan.
La última vez que pasee por tus tierras, me dí cuenta de cuan molesta y a la vez, bonita puede llegar a ser la niebla (supongo, que esta es una apreciación sólo de quién la sufre ocasionalmente, ¿no?)

Petons abrigats

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi:obviamente tu invierno es más suave y menos húmedo que el mío. Quédate tú con el frío, y yo te alivio un poquito el calor :-)


*Dolores: ¡¡pues tú te lo montas fenomenal!! Bicos

*Mevamaleta: será cuestión de que sea ocasional. Ya he dicho que este año nos ha respetado bastante. Un petonet d'estufa de llenya

Rosa dijo...

Yo llevo mucho mejor el calor que el frío, y eso que estoy acostumbrada que de donde yo vengo las temperatursa son siempre extremas: calor de 40 y pico en verano, seco, seco y frío de heladas y pelaos todos los días en invierno.

Estamos teniendo una navidad fresquita pero bueno ¡es lo que toca! ¿no?

Eso si, mañana partimos a Fuerteventura a celebrar allí la nochevieja ¡necesito un poquito de calor canario!

Un besote y FELIZ 2011

Madrid Naïf dijo...

Me encanta el frío!!! las bufandas, los guantes, los gorros de bola, los de no bola, los abrigos, los jerseys de cuello vuelto, salir a la calle y notar como te despejas, todo!
Mmmmmm, hay que cargar las reservas de tardes de mantita y sofá par alo que venga más adelante.
Feliz año!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Rosa: qué envidia de Nochevieja, la tuya... que lo pases fenomenal, y trae un poquito de calor para el blog :-) Feliz Año

*Madrid Naïf: lo peor de todo eso que mencionas son las lavadoras,que parece que nunca acaban del todo. Feliz Año

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.