© de la imagen La meva maleta

martes, 21 de diciembre de 2010

Tengo el poder

Después de lamentarme en algunas ocasiones de mi emotividad incorregible, y de comprender el carácter terapéutico de una buena llantina, ahora he conseguido el efecto contrario: no puedo llorar.
Empezó la semana pasada. Sin querer, removí la memoria de una etapa muy muy triste y dolorosa de mi vida, un recuerdo. En el primer momento lloré por aquél dolor. Pero al cabo de un rato logré hacer lo que siempre había soñado: sentir el nudo en la garganta, notar las lágrimas invadiendo mi mirada y, de repente, tragar, y continuar sin llorar como si nada hubiera pasado.

Desde aquel momento me he sentido con el nudo atravesado varias veces, en las que en otro momento hubiera llorado de forma desconsolada, pero no he llegado a soltar ni una.


Me siento poderosa. Ya no me vencerán las situaciones, ahora que sé cómo hacerlo.

Sólo tengo una duda: esa sensación de haber tragado ácido, ¿desaparece?

19 comentarios:

Rosa dijo...

En mi caso a veces la tormenta se desata y no puedo parar y otras no. Lo que me fastidia es que no puedo llorar por ejemplo cuando vea a mi abuela apagándose, en ese caso, cuando me gustaría llorar para limpiarme y desahogarme, se me hace el maldito nudo y ahí se queda. Otras veces por pequeñas decepciones de la vida sí que lloro y lloro. Creo que las lágrimas no tienen botón on/off, ellas son así, van a su aire.

Sólo desearte que lo que te hizo que saliera ese nudo, sea una etapa pasada en tu vida y te permita mirar el mundo con ojos nuevos, con o sin lágrimas.

un besote

MadreYMas dijo...

No sólo desaparece, sino que llega un momento en el que todo el mundo llora y tú lo ves todo desde fuera, como elevada... Y ni siquiera se te pone el nudo... Son rachas.

No me hagas mucho caso, la etapa pasota me tiene dominada...

Dolores Ceballos dijo...

Coger fuerzas y tragar ese nudo que tenemos en la garganta dá la sensación de que lo tenemos dominado... otro gallo cantará cuando ya no exista nudo...
A mí me cuesta mucho tragármelo, y el ácido que produce me dá ardor... y al final siempre acabo llorando, sóla o...sóla (para no contagiar a nadie).
En estes casos, me pasa lo mismo que a MadreYMás, me hago pasota y parece no importerme nada (pero sólo lo parece), es una máscara protectora que me ayuda a convencerme a mí misma que todo va bien porque todo puede ir peor.
Ya ves el humor que nos gastamos hoy...jajajaja, es que, no sé ahí, pero en Ourense llueve y el tiempo está tristón.
Bicos/Petons

Mariapi dijo...

Ana, creo que hay muchos modos de llorar, a veces no soltar lágrimas y atragantarse con el nudo es un llanto mucho más triste que una buena llantina...
Un besico, con el que me gustaría poder aliviarte, si eso fuese posible...si hay algo que yo pudiese hacer por curar tu pena.

Hele dijo...

pues yo jamas logro reprimir las lágrimas, ya ni lo intento, para qué? la sensación es mucho peor

Pich dijo...

Dicen que la energía ni se crea ni se destruye, sólo se transforma. Conseguir transformar las lágrimas en ganas de echar pa´lante es en mi opinion casi una técnica ninja, así que mi mas sincera enhorabuena. En lo de la sensación abrasiva del ácido, yo creo que es energia llorosa mal disipada. Es cuestión de perfeccionar la técnica. Ánimo y ya me contarás el secreto, que a mi seguro que me denuncian los de greenpeace por tanto consumo de klinex!!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Rosa. en mi caso siempre se desataba la tormenta. y ahora es una suerte de "llantus interruptus". No llego a llorar, pero no me quedo bien... Y sí, eso que pasó, es pasado, nunca volverá, por suerte. Un beso


*MadreYmas: yo nunca había tenido una racha así, tendré que acostumbrarme. Yo creo que tu fase pasota también pasará. Un beso, guapa.

*Dolores: aquí llueve también. Será eso, la lluvia. Un beso.

*Mariapi, no sabía llorar sin lágrimas. Simplemente tenía que aprender. Creo que no estoy triste, aunque no sea tiempo de dar saltos de alegría. Un beso grande, guapa.

*Hele: hasta hace una semana yo era como tú. No sé cómo, pero he cambiado.Un beso.

*Pich: ¿energía llorosa mal disipada? jajaja eres buenísima. Un beso.

La meva maleta dijo...

Quizás tu inteligencia emocional haya decidido, que ya terminó de digerir ese mal momento.
Ojalá vendieran tabletas de esas, digestivas, antiácido y desenredantes de nudos de la garganta, pero ya vés, sólo el tiempo...

Besitos guapa

Ana, princesa del guisante dijo...

*Senyora LaMaleta: a veces, ni litros de loción de tiempo.. un besito de lluvia.

Lidia dijo...

Pues que suerte la tuya, yo no lo puedo evitar y no sabes la rabia que me da no poder aguantar las lágrimas en algunas ocasiones. Espero ansiosa el día que pueda sentirme como tú, poderosa.
Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

*Lidia. casi me arrepiento de no haber esperado a mañana para contarlo, porque esta tarde tengo que ir a ver la función del conservatorio de Marlin, a ver si no voy a ser tan poderosa...
Un beso

tomae dijo...

...no se sí es un momento de esos Princesa Del, pero si no quedan lágrimas, puede que haya un poco de rabia, quizá espuma... mejor estar quietecito...ya saldrán cuando Te convenga! besotes!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tomae: no voy a luchar contra ellas. Me resigno., Un beso

Mar dijo...

Pues la verdad no sé si felicitarte o darte el pésame. Yo soy de las que creo que si el cuerpo te lo pide hay que llorar, reprimirse no es bueno porque al final ese nudo se hará tan gordo que te costará respirar. Te lo digo por experiencia.
Un abrazo y desata el nudo, te lo aconsejo.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mar: gracias por tu consejo, pero creo que no es cuestión de nudo, sino de autocontrol, pero estaré alerta. Un beso

N. dijo...

Yo como Mar te recomiendo que te andes con mucho ojo. Yo empecé así y de pronto (aunqeu el proceso no fue de hoy para mañana, eh?)me di cuenta que ya no sabía llorar. Han pasado meses y a menudo me siento como un corcho :-( No veas que mal lo paso.
Ahora estoy recorriendo el camino inverso..."pa que veas".

Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

*N. os haré caso a las dos... No quisiera yo daros un susto. Un beso grande, guapa

Tita dijo...

Ana ¿lo dices en serio?

Esa sensación de tragar ácido es el resultado de guardar lo que debe salir, por naturaleza. Utiliza el poder para elegir el momento, pero nunca dejes la olla con la presión dentro para siempre.

Por si te sirve yo tuve una época en la que tuve que aprender a llorar para dentro, de tanto como necesitaba llorar. Fue una solución provisional, y el día que pude llorar hacia fuera nunca me había quedado tan vacía y tan limpia....

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tita: no, no me he olvidado de llorar, en privado, pero en público, lo tengo más controlado. Ayer tuve festival de niños, y aguanté como una jabata!. Un beso, y gracias por recordarme que no tengo que perder la cabeza....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.