© de la imagen La meva maleta

lunes, 7 de junio de 2010

Se me hace bola

... o retrato del día de ayer.


El filete del día a día a veces me hace bola. De puro mascar. Levantarse, baño, hacer la cama, cafetera, desayunos, almuerzo para la escuela, mochilas (el próximo curso Marlin tendrá sus obligaciones respecto a eso), desayunar, recoger los platos, levantar a los niños, jugar, vestirles, hacer sus camas, darles el desayuno. Primera pelea. Marlin quiere ver La oveja Shaun y Bufón, Barrio sésamo. A mí me gustan los dos. Peinarse y arreglarse. Peinarles y arreglarles, besitos. Me voy.

Estoy agotada, y son las ocho menos diez. Y llego tarde. Coche, párking trabajo. Poco trabajo. Paseo por la blogosfera, le doy los buenos días a mis amistades. Pongo en orden los papeles, preparo algo de material. Salgo a "tomar café", es decir, a comprar pantalones para Bufón, y una camisa para Marlin. Aquel bies para el delantal, y vuelvo al despacho. Ahora sí, café con leche, y terminar de pasar la mañana. Tres de la tarde.

Párking, coche, casa, comida. Pongo una lavadora mientras se calienta el primer plato, y mientras me como la verdura, pongo el pollo en en microondas. Entre mordisco y mordisco preparo la merienda de los niños. Luego, preparo la sala para recibir a la visita de la tarde, atiendo a la visita, recojo y salgo como una flecha a casa de mis tíos a recoger a mis niños. Demonio, cuánto les he echado de menos... Ya no tienen clases por la tarde.
No hay tiempo que perder, Marlin, acábate la merienda, Bufón, recoge los zapatos de la salita, Marlin, tus deberes, Bufón no molestes a Marlin. No le pegues, no gritéis. Si hubieras estado haciendo tus deberes, Bufón no te hubiera molestado. Mientras, yo tiendo la lavadora que puse ni me acuerdo de cuando. Marlin, a tocar un poquito la guitarra. Ya, ya sé que lo odias, que no te gusta, que tu vida no es justa. Pero hazlo.
Pataleta de Bufón. Quiere jugar con una casa de estas que se montan en un pispas, y no encontramos la puerta. Se habrá roto. Llora.

Marlin, ponte los zapatos, Bufón, ayer sabías ponerte los zapatos, ¿hoy no?. Coche, no, no ponemos película por 10 minutos. Vale. Ponemos 101 dálmatas otra vez, pero empezamos por donde os quedásteis ayer.

Adiós Marlin, te recoge papá.

Bufón, vamos a la farmacia. No, no se piden lacasitos, si te ofrecen dices gracias, pero tú no los pidas. Llegamos a casa. La ropa sucia se reproduce de forma clandestina en los cubos. Y la ropa por planchar va a sepultarme algún día. Si me pierdo, me buscáis debajo de ella.

Plancho tres hectáreas de sábanas... Bufón se ha descontrolado este fin de semana. Y hago su cama, nos habíamos quedado sin protector de colchón.

Llamo a la agencia de viajes, que me mandará un correo. Llamo a mi tía, mi abuela tiene cataratas. Y lo de bufón... una sobreinfección de las llaguitas de la nariz.

Y mientras, estoy descongelando el revuelto de trigueros y gambas de la cena.

Y también estoy preparando el gazpacho para mañana. Hoy el tomate será de tetrabrik, lo siento.

Bufón se cansa de jugar sólo con el ordenador de juguete. Pregunta ¿8 y 8? y el ordenador marca 8-8. Digo "0".... ¡¡¡muy bien, mami!!! me premia mi peque. ¿y 2+1? Esta vez sí es una suma. Digo 3 y curiosamente acierto. Soy un as de la matemática. Qué paciencia, por Dios.

Sigo con la batidora. Hace tres o cuatro horas que me duele la cabeza (¿no me gusta ser mujer? zum zum). Eso me recuerda que tendría que ir al servicio, pero será más tarde. Estoy preparando el pan y el revuelto. Lo dejo sin el huevo, voy a bañar a Bufón.

Por supuesto, llora porque no quiere bañarse. Mientras le enjabono las rodillas, que yo no recordaba haber parido tan negras, me dice que a él le encanta la ducha... No, que no cunda el pánico, no me lo he comido. A cambio de eso le he probado la ropa que le he comprado. Y he dado en el clavo con la talla. Hoy estoy que me salgo.

Le seco el pelo, le seco las heriditas de la nariz. Le pongo el pijama, le hago el resto de la cena, el cubo de la ropa sucia ha vuelto a reproducirse en cautividad.


Llegan papá y Marlin. Con un ramillete de ¡lentejas! Jamás las había visto fuera de un paquete de plástico.
Son las 8, y paso. Y Mr. Pea me comunica que tiene una reunión a las 9, y se va a bañar a Marlin antes de ducharse él. Protesto por la reunión. Marido me dice que siempre protesto por todo. Le digo que sí, que soy una estúpida, que siempre protesto sin razón. Bufón ha perdido el interés por su cena. Dejo de hacer no sé qué para terminar de darle el revuelto y su pan. Le doy el postre. "Tú eres guapa, mami..." Le he acertado el sabor del yogur (¡Bien otra vez!).

Mi santo Guisante acuesta a Bufón mientras yo me doy una ducha. Acuesto a Marlin. Bajo a hacer mi cena y a comérmela sóla y ya sin apetito. Recojo la cocina. Marido pide perdón por lo que me ha dicho antes. Le perdono. Se va a la reunión y yo a postear para deshacer el nudo mental.

Mi día me hace bola.

Ahora son casi las 10, y Mr. Pea está al caer. Yo estoy escondida en uno de mis rincones de silencio, el cuarto de baño. Mi cuarto de baño es grande. Entre la ducha y la bañera hay un escaloncito en el que me siento frente al ordenador, que está sobre una banqueta. Quiero describir un día normal de una mujer trabajadora a quien, este mes le bajan el sueldo para que el desgobierno de Ex-paña pueda seguir dilapidandolo ayudando a los 'pobres' bancos.

Y yo sigo con una bola que voy mascando de un lado al otro de mi boca. Mañana no será tan complicado. Los martes no salimos de casa por la tarde. Tengo que descongelar el pescado. ¿Podré coser algo? No, a lo mejor bicicleta.

Apuesto a que a muchas personas os suenan los días así...

32 comentarios:

Mariapi dijo...

Ana, si que suenan si, pero a mi la ropa sucia no me crece en la cesta, brota desperdigada por los rincones más insospechados...benditos dias llenos de cotidianidades. Auqnue se hagan bola.

Un besico, el agua de los blogs ayuda a tragar un poco¿no?

Ana pesolet dijo...

*Mariapi: sí, benditos sean. El agua de los blogs se está convirtiendo en una maravillosa forma de tragarme las bolas y los sapos que me llevan. Ayudan a cargar con esa mochila que nos desvela a las 3.46 de la madrugada. Hoy, cambiándole las sábanas a Bufón, que, para rematar ese día tan redondito, mojó la cama otra vez. Y doy gracias todos los días por vivir lo cotidiano.
Besicos

La meva maleta dijo...

Algo si me suena...sí.
Cambiemos niños, por niñas. Cambiemos la oveja Shaun por Sakura. Rodillas negras, por "demasiada espuma en el pelo" y...la ecuación està servida!
Yo me maravillo, de como algunos días somos capaces de superar la bendita agenda diaria y el frenesí de la reproducción de la ropa sucia.
Por suerte, de vez en cuando hay dias ligeros como una mousse. Espero que hoy sea uno de ellos.

Besos guapa

Ana pesolet dijo...

*Mevamaleta: día ligero como una mouse. Para mí de chocolate... creo que voy a necesitar energía para mañana, que también es uno de los densos como pan de ayer. Ays. Besos.

Pizpireta dijo...

Pues vaya si me suena todo lo que has escrito,y en mi caso siempre a la carrera no soy capaz de tomarmelo con calma.Y refunfuñando un montón,porque creo que soy la única mamá a la que sus hijos no escuchan,no obedecen a la primera y hay que repetirlo todo veinte veces.
Pienso que haré con tanto tiempo el día que mis hijos sean mayores???Y en cuanto echaré de menos este jaleo.

Ana pesolet dijo...

*Pizpireta: hace bola, eh. Pero yo no me quejo. Es el filete del que me alimento. Las palabras de aliento de mis hijos, el amor en cada una de las tareas. Vale la pena, lo echaré de menos, supongo.

TC dijo...

UFF, hija, que estres me ha entrado solo de leerte! haces que me plantee si realmente quiero seguir intentando la maternidad, jajaja. Como siga leyendo post de este tipo (que no es el primero que leo), me terminare rajando, con lo tranquila que estoy yo ahora!jajaja.

Ahora en serio, me aparece que todas las madres con hijos y trabajadoras sois superwomans. No me extraña que te haga bola el dia a dia, ¿a quien no le haria bola?

Animo! ya estamos a martes!

Ana pesolet dijo...

TC: nonono, lee entre líneas


¡¡¡muy bien, mami!!! me premia mi peque.
"Tú eres guapa, mami..." Le he acertado el sabor del yogur (¡Bien otra vez!).
Mañana no será tan complicado.

Lo que hace bola no son los niños... es el resto del trabajo. Los niños le dan sentido a ese trabajo, es lo mejor que podemos hacer en la vida.

TC dijo...

jajaja, sera que en el fondo, no tengo tanta ilusion por la maternidad, aunque siga intentandolo, jajaja. Porque la parte positiva, no me habia percatado de ella, jajaja.

TC dijo...

Una pregunta a las blogeras. Me he hecho seguidora pero no consigo poner la foto en el perfil de seguidora. me dice que no es posible, ¿sera que la foto ocupa mucho o algo de eso? a ver si me enseñais como se hace.

Ana pesolet dijo...

TC: no puedes tener tanta ilusión por la maternidad, porque no has probado la "droga"...
En cuanto a la foto, hijademivida, encoge la foto, y así sabrás...

tomae dijo...

Anapesolet, ¡ets una crack!... ¿no te has planteado planchar de 4 a 6 AM? es lo que digo yo.. te falta organización...haz como yo, llega a casa y sientate al sofá y a la 4 AM a planchar, una mano en la plancha y otra en el blog... ;)

repito ¡ets una crack!

Ana pesolet dijo...

*Tomae: sí, sí, ríete, pero en verano sí me he puesto a planchar a las 6 am. De hecho, muchos sábados y domingos, como me despierto al amanecer, plancho a las 7. Eso me da más tiempo libre. A quien madruga Dios le ayuda, ¿recuerdas?

Tú eres... bastante malo. Si yo fuera tu mujer dormirías en el sofá hasta el fin del cambio climático. jajaja O te crees que en tu casa, cuando tú no está pasan cosas muy distintas a las que pasan en la mía. Apuesto que no.

tomae dijo...

Anapesolet!

espera que llamo a mi abogado defensor...
te responderé con una anécdota "churchiliana"
jajajaja

Allá voy...

otro ;)

MadreYMas dijo...

Me suena, sí...
Aunque sólo tengo una y no dos y además cuento con alguien que me ayuda mucho en casa... pero aún así, las tardes son increíbles, no paro un segundo y me planteo todos los días cómo lo haré si en algún momento tengo otro hijo...
Nosotras sí que somos súper woman...

veronicia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
veronicia dijo...

Ayer le dije a mi esposo lo estupendamente bien que vivimos; no tenemos microondas, no planchamos la ropa, no tenemos secadora, ni lavavajillas, nuestra mascota es una lagartija que encotre en la calle y vive en el microjardin interior y come lo que caza, casi tengo salud, amo mi trabajo y adoro a mi esposo...
(voy a ver a mis padres cada día)
No pierdas tu norte y que ni el día ni la vida se te hagan bola.
Que hoy sea mejor...

Ana pesolet dijo...

*Madreymas: no es tan difícil. Sólo algunos días se complican. Y si tuviera tanto agobio no tendría dos blogs, no haría labores... Se puede hacer. Aquí algunas de mis buenas amigas blogueras no tienen dos,sino cuatro, o seis hijos. Y están vivitas y coleando, vaya si colean :-)

*Veronicia: Tener una bola de vez en cuando merece la pena por todo lo demás. Yo creo que prefiero mis mequetrefes a tu lagartija. No es que lo crea, es que estoy segura al 100%. Ah, y yo tengo padres, y abuelos, y vamos también a verles. Los niños y nosotros. Hoy ya es mejor. Mañana, resultados en el Palacio. Ya verás.

veronicia dijo...

Yo adoro los mequetrefes... pero la vida no me traído... y solo puedo ser feliz con lo que tengo. No pretendí ser desconsiderada, nunca lo sería (y si tu quieres borro mi comentario) me alegro de que estes mejor, de corazón.

Ana del guisante dijo...

*Veronicia: no me lo tomé a mal, y me parece que yo te he respondido de forma brusca (soy una bruta incorregible). Es cierto que los niños cargan a cualquiera, yo tolero a los míos porque son míos, pero muchos días cuesta mucho. La clave está en ser feliz con lo que uno tiene. Si tienes niños, toca arremangarse y disfrutarlos. Si no han venido o si no los has deseado, buscar la felicidad en la pareja, o en uno mismo. Tomarlo todo por el lado positivo... Eeeeso sí, despotricar de vez en cuando es necesario también.
Espero que me disculpes la respuesta anterior si te has sentido molesta, no era mi intención, eh. Un abrazo

TC dijo...

Veronicia: yo tampoco tengo peques, al menos por ahora, aunque se estan haciendo de rogar bastante. Lo importante es ser feliz con lo que cada uno tiene. De momento, yo estoy en la lucha de la infertilidad, pero si no llegaran, pues me dedicare a vivir mi vida sin ellos, como hasta ahora. Un saludo, y recuerdos a tu mascota la lagartija, jeje (es que me ha hecho mucha gracia)

Ana: tienes toda la razon del mundo, hay que tomar las cosas siempre por el lado positivo. Es logico que a veces necesites despotricar y tomar aire. Debe ser cansadisimo el ritmo que llevas algunos dias. Animo! que tu puedes con todo! y quejate cuando quieras que esta plenamente justificado, jeje.

Marta dijo...

¿me suenan?....si! me resultan algo familiares!!!casi diría cotidianos.
Ánimo pesolet,a esos días imposibles yo les digo "si lo sé no vengo"!!. Y una se pregunta ¿cómo he podido?...y podemos!!! We can!!!
Besos!

ana dijo...

Uff... hoy, sólo por leerte, caeré en la cama rendida... jajajaja.

Y sí, algo me suena... jajajaja. Pero en Gilmore... jajajaja.

veronicia dijo...

Gracias princesa... me gustan tanto los niños... veo a mis hermanas con sus niños, pero acepto la vida como viene "no me puedo dar cabezazos contra la pared"
(una nota de humor)
A la lagartija la hemos llamado lacoste y traigo a mis sobris y se la enseño (si esta visible) y les cuento historias del minicocodrilo...

Monty dijo...

Ana a mi todo esto me suena, sí, me es familiar. Una tarde con hijos: niño peleón, desovediente, desordenado, maleducado, caprichoso, vago, (sólo es media hora pero tienes resaca de dos tres horas). A Dios gracias que no todas las tardes son así porque la mayoría de ellas son paz y amor, achuchones besos y abrazos H2o, cumplimos encargos sin quejarnos, etc, etc..
Con o sin hijos, la vida son dos días, más vale que aceptemos cada una la situación que nos toca vivir con alegría y esfuerzo a tope! ¡Podemos! Un último apunte para los maridos de.. recordarles que en la lista de encargos también están incluidos ehh?
No matinis tant dona, ara que per planxar és la millor hora.
Jo sóc mussol, bona nit!
Smuaks.

Ana pesolet dijo...

*Marta: Yo, que a veces me ahogo en un vaso de agua de dos niños, no puedo ni pensar cómo es una tarde con cuatro, cinco o seis... MI más sincera admiración. Petonets

*Ana: las Gilmore tenéis la mitad de gente menor de edad, y la mitad de gente adulta, así que más o menos, empatamos. Y yo te digo una cosa, un niño solo es más absorbente que dos niños. Cuando estoy sóla con Bufón, tengo mucho menos tiempo para mí. Besines

*Veronicia: unos tíos de mi marido no han tenido hijos, pero han ejercido de padres y de abuelos con sus sobrinos y con los hijos de sus sobrinos. Y han supuesto una gran ayuda para todos. Mis hijos les quieren y les llenan de besos. No es lo mismo, pero pienso que también hemos llenado un poco sus vidas. Un beso grande.

Ah, las lagartijas siempre me han caído bien, porque se zampan los mosquitos.

*Monty: mis niños no son muy conflictivos, pero son niños. Y Marido tiene mucha carga con ellos también. No puedo quejarme.
Tú eres mussol, y yo gallina. Me acuesto y me levanto con el sol :-) Un abrazo

lolo dijo...

Ana; te va a sonar bobo, pero entre vuelta y vuelta de esa bola está el "tú eres guapa mami..." que es el jugo que nos alimenta mientras los niños son pequeños.
Si encima eres capaz de coser y pedalear y... buenooooo, supongo que eres consciente de lo que vales, guisante.

Ana pesolet dijo...

*lolo: ¡ese es el problema! quiero hacer millones de cosas y yo solo soy una persona, no veinte. Y entonces me agoto, se me hace pesado el día a día... Gracias por tu comentario, me halaga que me digas eso. Un abrazo.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Atareada a más no poder! Pero sobrellevándolo todo con un sentido del humor impresionante y una energía brutal, así que tú puedes con todo! Fíjate que yo lo que he pensado es: ¿puede bloggear desde el trabajo!? Eso sí me ha dado envidia :)
Del resto, sabes que me dejo seducir por vuestras experiencias y palabras, tan sabias.
Un saludazo de otra mussol,

Ana pesolet dijo...

*Meloenvuelve: shhhhhhhh guárdame el secreto. Sí estoy en el trabajo. Los buhos me gustan, desprenden mucha sabiduría. Las gallinas somos más.. cómo decirlo ¿bobas?. Eso sí, ponemos huevos. jajaja besicos

Sunsi dijo...

Pesolet...He estado más liada de lo normal estos días. Pero no me resisto a comentar. Me ha encantado tu relato-real-cotidiano de un día "normal". Porque todo es tan cotidiano pero tan trepidante que se acaba así. Con una bola. A veces... No todos los días una tiene la misma energía.

Y me suena...Claro que me suena... Ahora ya son mayores y las cosas tienen otros nombres. Y al final del día dices... K.O. Por hoy ya ha habido suficiente. No sé si recuerdas el anuncio de un Fresh de ésos en el que saleuna señora Pulpo con un montón de brazos. Desde que lo vi pienso que es el vivo retrato de una mamá con peques.

Un beso, querida pesolet, que encima coses, haces revuelto de gambas para cenar... Buffffffffff Eres de un apañadico...

Ana pesolet dijo...

*Sunsi: cariño... te digo yo que soy apañadísima. Me voy a Bonárea, y vuelvo con un paquete de trigueros con gambas congelados, lo abro, lo paso por la sartén, un huevo por cabeza, y ¡milagro, cena para cuatro! ;-)
Lo que no entiendo, a veces es de dónde saco la fortaleza, con lo quejica que soy. Me sorprendo a mí misma. Serán las pilas que nos dan con los niños. Besos, besos, besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.