© de la imagen La meva maleta

domingo, 27 de junio de 2010

Cuando decir gracias se queda corto

Ayer estuve en tu hogar. Casa es una palabra demasiado limitada para definir lo que sentí al entrar en la tuya. Hogar, desde luego, es más apropiado. Ninguno de los míos se sintió extraño o incómodo. Al contrario, todos nos sentimos acogidos desde que pusimos un pie sobre esas deliciosas baldosas de nido de abeja. Para sobrepasar aún más mis expectativas, esos regalos que, si bien no era necesario que nos hicieras, recibo con muchísima ilusión, particularmente este, que me parece, sencillamente, increíble (si no le haces tú el documento gráfico de su exposición se lo haré yo...)



En mi duermevela buscaba las palabras más bonitas para decirte, pero ninguna me ha parecido suficiente para agradecerte el día de ayer. A ti, y a la segunda anfitriona inesperada, que aceptó mi desembarco en su piscina con estoicidad, y su terraza se convirtió en refugio de nuestra tertulia.... nuestra tertulia con sorpresa.

En mitad de mi niebla gris de esta primera mitad de año, el faro que me ayuda a mantener la ilusión es ese proyecto, que ayer se hizo un poquito más verdad, entre café y café.



Tu Misteral es un tipo grande, y las niñas...bueno, ellas y yo ya estamos haciendo algunos planes de futuro, cuando ellas sean diseñadoras famosísisismas (yo no tengo duda alguna de que llegarán lejos) y hagamos una especie de compañía en la que yo sería la bordadora-cosedora. No tenemos nombre aún, pero danos tiempo. Y tu madre, ella tiene la juventud intacta dentro de su frágil figura. Y eso es hermoso y envidiable. Me hubiera gustado charlar largo y tendido con ella, porque su voz transmite paz y seguridad.

Para ti sólo tengo buenas palabras, muy buenas, eh, pero aquí sonarían a peloteo. Recojo el guante, y os espero con impaciencia de vuelta al Castillo. Prepara "la teva maleta", porque te tocará viajar.

Menudo listón... Un besito, un abrazo, un achuchón, y hasta pronto.

9 comentarios:

La meva maleta dijo...

Hace un rato, le agradecía a Angela su hospitalidad. Y a mi madre el interés para que todo saliera bien...con semejantes ayudantes, sólo podía triunfar.

Con invitados como vosotros, el éxito estaba garantizado. Aunque me saliera demasiado dulce el postre o se me engancharan una pizca las patatitas del acompañamiento. Nada importaba demasiado. Solo pasarlo bien,

ha sido un placer familia;
Besitos

Ana pesolet dijo...

*Mevamaleta: ¿demasiado dulce? me parece que, de los del gremio del guisante no hubo ni una queja :-)) Si el objetivo era pasarlo bien, ¡cumplido de forma más que satisfactoria!.
Muaks

blanche dijo...

seguro que con tu nuevo look estas de lo mas guapa y fresquita para el verano.He estado un poco desconectada porque he tenido que trabajar y ya eso me descoloca con las labores rutinarias y los niños siguen su ritmo.Bueno un beso.Nos leemos.

Ana pesolet dijo...

*Blanche: ¿nuevo look? jiji, ya sabes que a mí los cambios no se me dan muy bien. Un poco más corto, sí, pero poco cambio, eh, que no estoy tan mal. Bueno, que recuperes el ritmo, yo también he tenido puente (aquí el 24 fue festivo) y mañana tengo que recuperarlo. Ais... qué pena me doy a mí misma....

ana dijo...

Suenan tan bien, pero que tan bien tus palabras... esa casa, ese hogar, esa compañia, ese café, ese postre y ese escenario... suena tan bonito que cómo me hubiera gustado haber podido asomar tan siquiera el hociquillo... para un cafelito... aunque no me tocara postre...

... un beso, princesa.
;)

Lisset Vázquez Meizoso dijo...

Suena muy dulce ese hogar, supongo que porque la dueña siempre va sobrada de azúcar para los amigos... y eso se nota, se siente cuando te reciben a gusto en una casa, en una familia... siempre sienta bien leer algo como esto, aún con la pequeña envidia de no haber participado. Un abrazo.

Ana pesolet dijo...

*Ana: Aquel lugar destilaba silencios por todos sus rincones. Junto al hogar, en la cocina, en los jardines... Sí te hubiera gustado. Incluso el postre, una mousse de limón ideal, pese a la opinión de su "madre". Bss

*Lisset: la dueña legítima nos prestó el escenario para el encuentro, pero su espíritu impregnaba todos los rincones. Sí puedes tener un poquito de envidia :-)))
Bsss

meloenvuelvepararegalo dijo...

El patio que se intuye en la foto es espectacular, no me extraña que la estancia fuera igual de agradable!
Me alegro que el encuentro fuera tan bien: charla, mousse de limón (mmm...) y proyectos futuros.
Al leerte, una se hace a la idea incluso de estar un poco allí también :)
Un besazo para ambas,

PD: Aunque sea un ligero cambio de look, sigues sin pegar a Pablo, no? :)

Ana pesolet dijo...

*Meloenvuelve: no le pegué, sólo le amenacé... pero es que el hombre sabe cortar bien el pelo. Hay que reconocerle el mérito. Ahora lo llevo algo más corto, pero facilísimo de peinar, lo que necesito en verano.
La reunión fue buenísima. La casa, de ensueño. La charla, muy amena, y los proyectos, viento en popa. No puedo pedir más.
Bss

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.