© de la imagen La meva maleta

martes, 16 de marzo de 2010

Sombra aquí, sombra allá


Supongo que habréis notado algún cambio en el blog... Os cuento la historia, porque es, como poco, sorprendente.


Hace algo más de un mes, tropecé con el blog La meva maleta. Con verlo podéis entender que quedé encandilada por la dulzura de su estilo, y por la inteligencia que se percibe en este tratamiento, casi de comic, de sus líneas. Perfecto equilibrio entre la vista y la mente, entre lo que se siente, y lo que se piensa. No hay más que ver el autorretrato de la autora.


Coincidió por aquellos días que yo buscaba a mi otra yo por la blogosfera, pero todas las princesas del guisante tenían dueño, y claro, era complicado acceder a ellas. Ni corta ni perezosa (últimamente funciono bastante instintivamente), le pedí a Carme si ella tenía alguna princesa que pudiera prestarme. Me contestó de forma educada y generosa que no, que no la tenía, pero que le gustaba, y que si algún día se animaba a hacer una, que ya me diría algo.


Pocos días después, y por algo que no viene al caso, volví a llamar a su puerta, y así, con el rugir de nuestas vidas de fondo (y el cacareo de nuestras voces, dicho sea de paso, que nos hemos juntado dos cotorras), hemos ido tejiendo una amistad que tiene pinta de ser de las auténticas.


Carme, ésta es la princesa del guisante más bonita que jamás hubiera imaginado. Yo nunca empecé las camisetas de tus niñas en espera de nada a cambio, nunca espero nada. Por eso, cuando me llega algo, unas palabras amables, un dibujo (bueno, esto es más que un dibujo, eh), un mensaje al móvil, lo que sea, lo recibo con la ilusión de la niña que no he dejado de ser. Y ahora estoy tan feliz, como una niña con zapatos nuevos.
Gracias de todo corazón... i molts "bisitos"

21 comentarios:

La meva maleta dijo...

Tú primer correo fue claro y transparente: "tienes alguna Princesa con Guisante por ahí?" con enorme amabilidad, con respeto y elocuencia...sin miedo a una negativa. Tuve la sensación de haberme topado con el Pequeño Príncipe en versión femenina, que andaba pidiendo que le dibujaran una oveja. "Nada más fácil...solo necesito tiempo, pero si me sale alguna, te la mando". Hoy por fin, te la he podido mandar...me alegra haberte hecho feliz...y sobretodo haberte conocido! ¡Bisitos!

Ana del guisante dijo...

*Carme: Con piscinas con agua como la tuya, no da miedo tirarse :-)) Besos grandes, si la felicidad pudiera medirse del uno al diez, yo tendría cuarenta y once jajaja. Tomo tu palabra para el sábado santo... si las inclemencias del tiempo lo permiten, claro :-)

Monty F. dijo...

Felicitats a les dos!

Ana del guisante dijo...

*Monty: gràcies, me n'alegro que passis per aquí de tant en tant. Una abraçada

Sunsi dijo...

Una amistad. Pues vamos a celebrarlo... Pesolet ¿invitas a algo? Sencillito... no hace falta marisco, cava...

El blog ha quedado precioso. Enhorabuena, Carme. Y en general... enhorabuena por lo a gusto que se está en esta casa.

Petons a les dos.

Ana del guisante dijo...

*Sunsi: si fuera posible enviarlas por este cacharro... el domingo hice unas "cocas de vidre" que me quedaron de muerte. He intentado mandártelas por e-mail pero no me caben en la bandeja porta DVDs :-))) Seguro, seguro que se nos ocurrirá cómo celebrar la amistad. Gracias por estar aquí, este es el sentido de un blog, ¿no?

Stel.la dijo...

delicat i preciós...

Ana del guisante dijo...

*Stel·la: just com ella, delicada, i preciosa...:-) Benvinguda al castell!

natalia carlota vallejos dijo...

este sitio está encantador, unos dias que no paso y se ve bellisimo, adoro este lugar Ana.

Ana del guisante dijo...

*Natalia: me siento obligada a mantener este lugar lo más bonito posible, para que os encontréis como en vuestra casa. Gracias por estar siempre atenta. Besos

Mariapi dijo...

Ana, te sienta divino este "new look". Es dulce,con ternura pero con esa chispa que excluye cualquier atisbo de cursilería...me encanta. Felicidades a las dos. Besos.

Ana del guisante dijo...

*Mariapi: sí, es divino... ¡Gracias!

Mónica dijo...

Preciosa y simpática la princesa que ha llegado a tu banner de la mano de Carme- Meva Maleta- me alegro mucho por disfrutar también al visitarte y desde aqui mis felicitaciones a las dos :) petonets

La meva maleta dijo...

Perdón...se puede? Me cuelo de nuevo en tu blog, Ana (que ya es un poco mi casa) , sólo para dar las gracias por la parte que me toca de éstas maravillosas críticas, un beso a todas!!! Carme :-)

Ana del guisante dijo...

*Mónica: gracias por tus felicitaciones, y por seguir el blog...

*Carme: No pidas perdón. Esta es tu casa, y siempre que quieras puedes decir lo que gustes. Ays... qué sería de la princesa del guisante sin tu aportación.... un lugar soso y extraño :-))

meloenvuelvepararegalo dijo...

Pues queda genial la nueva cabecera! Qué regalo más chulo te han hecho, eh? ;-)
Me gusta todo: la expresión de la princesa, su vestido, cómo se coge de la cadena, el osito, los colores, el estampado de los cojines, todo...
Qué suerte poder estrenar banner!
Hace tu casa aún más acogedora :)
Un saludo,

Ana del guisante dijo...

*Meloenvuelvapararegalo: Gracias por lo de aún más acogedora :-) Bienvenida al castillo.

bebybo dijo...

me ha encantado el diseño, no me extraña que te guste porque a mi me ha encantado.

ana dijo...

Late algo muy hondo detrás de esa amistad... y será de colores y palabras.

Un abrazo, princesa.

Ana del guisante dijo...

*Bebybo: Es evidente que tenemos buen gusto jajaja


*Ana: tiene buena pinta, ¿verdad? Si nos juntáramos las tres desaparecería de la capa de la tierra por siempre jamás el silencio (muertito de miedo).

Besos

ana dijo...

Uysss... como me ha gustado eso... el silencio muertito de miedo... jajajaja... ¡y tanto1 ¡sin respirar que se iba a quedar!... jajajajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.