© de la imagen La meva maleta

lunes, 29 de marzo de 2010

Mi Orbea azul cielo.

He amanecido con la maravillosa entrada que Ana del Hilo ha dejado en su blog. Casi he podido ponerme bajo su piel, con los delicados detalles de la tarde de marzo que describe, y de aquel par de ancianos acompañados por una incombustible BH de color granate.

Y al cerrar mis ojos, la he visto a ella, mi primera bicicleta, mi Orbi (la llamaba así), una bicicleta preciosa de color azul pastel. Era un capricho, en aquel mundo de BH rojas (Ana, no me extraña que recordaras cuando te compraron tu bici verde, en aquella marea roja era una extravagancia :-) No era igual que la de la foto de abajo, pero se le parecía mucho.


Recuerdo el día que la estrené en el sentido extenso de la palabra, porque lo primero que hice fue estrellarme contra un árbol y romperle el farito delantero. ¡¡Qué disgusto!! ¿recordáis aquellos faros que se iluminaban con la dinamo?. Pero daba igual.
Con ella recorrí campos y calles, en aquella niñez que no tenía tantos coches ni semáforos. Me hizo libre para ir a lugares mágicos, a recoger moras, a peinar cabelleras en los campos del maíz, a seguir el río que se formó aquél día que un camión cargado de cebollas rompió una tubería y el agua salía a borbotones, y se hizo un río en las calles de barro del pueblo de mis abuelos.

Con ella me sentía Bea de Verano azul, aunque mi amiga, que era un año mayor que yo, se pedía siempre ser Bea, y a mí me tocaba ser Desi. Aunque por dentro... por dentro yo tenía el poder, y con mi Orbea azul cielo podía ser quien yo quisiera.

Incluso si mi amiga y yo discutíamos, siempre me quedaba ella, como si de un fiel caballo se tratara. Nos íbamos las dos, mi Orbi y yo, a recorrer los rincones que me contaban mi propio silencio.

Qué bonito recuerdo has hecho salir de mí... Mi bicicleta azul cielo me enseño que si quieres, puedes ser quien tú quieras.

11 comentarios:

Marta dijo...

verano azul de bicis, pescar renacuajos, cabañas en el árbol, manos negras de buscar piñones y pringosas de resina...mmmm, que recuerdos me haces revivir!

meloenvuelvepararegalo dijo...

Igualmente...
Ha sido una delicia leerte y reconocerme en algunos momentos de aquellos veranos que duraban siempre varios meses :)
Últimamente venía mucho por aquí y es que he de confesar que los guisantes son de mis verduras preferidas!!

Ana del guisante dijo...

*Marta: qué veranos... me gustaría que mis hijos pudieran vivir un tiempo así, en su mundo. Besos

*meloenvuelva: me alegra que aquí encuentres algo que te guste lo suficiente como para volver, aunque sean guisantes :-) Un abrazo caluroso...

ana dijo...

uyss... la bici!!!

Mil películas rodamos con ellas... nosotras éramos desde Los Angeles de Charlie hasta los salvadores del mundo cuando jugábamos a la serie V, aquella de los ovnis y la nave nodriza. Qué infancia tan pedaleada!!!

BH!!! La mía en verde, que te quiero verde... de aquella yo era exactita a como es hoy mi princesa.

;)

Un abrazo muy fuerte.

Ana del guisante dijo...

*Ana. En lo de V era distinto, nadie quería ser Dayana (se pronunciaba así). A mí la que me gustaba era la hija híbrida de una terráquea (de la resistencia) con un lagarto de esos, que creció en un santiamén y pasó a la adolescencia metiéndose en una cueva, en forma de crisálida. (digo yo que los guionistas se fumaban unos petas grandes como camiones...)

Te imagino idéntica a tu niña, exactamente... Besos besos besos

La meva maleta dijo...

Ana...parece que han pasado mil años, ya.
La mía era BH, blanca y plegable (conseguirlo, requería siempre la fuerza y la destreza de un padre) pero viajaba conmigo aunque hiciéramos un largo viaje en coche...
Yo siempre era Jacklyn Smith (el angel moreno de Charlie) y con mi vecina Marta (aka Jill, el ángel rubiales) resolviamos numerosos delitos en un plis, sin siquiera salir del almacén de mi padre...
Qué enorme era el mundo, con sólo imaginarlo...Me ha encantado esta entrada Ana, me has hecho recordar momentos divertidos, hoy que parecía tener una nube negra encima de mi cabeza...gracias guapa!

Besos,
Carme.

Ana del guisante dijo...

*Carme: lo que no entiendo es cómo han quedado malos de película... ¡si entre todas acabamos con ellos! jajaja me alegro de haber soplado la nube. Besos

blanche dijo...

Je je se nota que los tienes de vacaciones porque hoy no hay entrada.Animo!Como a mi me toca trabajar cuando el resto descansa no he tenido tempo pa conectarme;ademas la pequeña se ha convertido de la noche a la mañana en E.T;cuandonos estamos acercando al hogar empieza:mi casa mi casa mi casa así hasta el infinito...para quien quiera oirla.

Monty dijo...

OOOHHH, mmmmm, la mía era Roja.
Fanstásticos recuerdos tengo de mi infancia que no pueden ser contados sin ELLA.

Nostalgia, siento nostalgia!
Si, si siempre quedaba ella, ella siempre esperando. Ni una discusión ni media. Con ella crecías, aprendías.. Yo siempre descubría algo nuevo de mi estando con ella. mmm, nostalgia!

Desubrí el placer de ser libre, sentirme libre..

Ahora estoy disgutada con ella..."la estuve buscando pero no la entré y en su casa me dijeron está tomando café, y en el bar el camarero me dijo nosé y la vi de lejos y no la encontré"!!

*Les acabo de preguntar a mis hijos cual es la marca de su bici. No lo saben!*

Sunsi dijo...

Querida pesolet. Me pilló con más años que tú, pero yo también seguí "Verano azul". Un color precioso el de tu Orbea, también azul. Yo tenía una BH blanca. Cuando tú disfrutabas con tu Orbea yo recordaba esos paseos con la pandilla del pueblo de mi abuela. Un bocata y punto de reunión en la placita. Libertad para explorar... haciendo eses con las bicis. Algún punto de sutura.

Lo de ser Bea... ya está bien, hombre. Que eso va por turnos. Aunque Desi tenía un encanto distinto... aunque ligaba menos. O nada. Ya no me acuerdo.

Qué bonitos son esos recuerdos. "Vivir es ver volver".

Precioso post, entrañable como tú, pesolet.

Petons.

Ana del guisante dijo...

*Blanche: Bueno,me alegro de que tengas trabajo estos días, aunque vayas al revés, algo es algo... Besos, nena

*Monty: yo tuve mi primera bici a los 10 años. Mi hijo, a los 3. NO puede ser lo mismo... Un beso, guapa

*Sunsi: fueron buenos años. Todos lo han sido más o menos. Me alegro de recordar con vosotras.Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.