© de la imagen La meva maleta

sábado, 20 de marzo de 2010

Ritual

Tengo ganas de empezar una otra labor. Me gusta la sensación de estreno, el proceso de escoger los patrones, las telas, la plancha (esta, curiosamente, no da pereza), las primeras puntadas, escoger las cintas y encajes para complementar. Es casi como estrenar una libreta y un lapicero nuevo.
Soy una amante de los rituales, y este es uno de los que prefiero. Será por esta razón que sólo la semana pasada empecé 6 camisetas, 6, y otra labor que guardo como sorpresa para una entrada la próxima semana. Y como soy ligeramente inquieta (¡Ja!) ya estoy pensando en la labor que empezaré cuando acabe con ella.



 
A las que os habéis interesado por la salud del menor de mis hijos, deciros que está bien. Un poco de fiebre aquí, un pañuelo allá, tus tus tus tus, y mejorando. Lo peor es que el tratamiento con el inhalador le sobreexcita.... y al angelito solo le faltaba eso. Por si alguno dudaba de su "brutez", aquí una foto del domingo pasado, comiendo carne, mi bebé.



9 comentarios:

Marta dijo...

comestible cachorrito!!! conozco los efectos secundarios de ventolín, etc...y se ponen como motos sin tubo de escape.... no entiendo cómo vas a conseguir enebrar la aguja con semejante panorama!!! ja, ja....

La meva maleta dijo...

Ana, estás atómica...trabajas, coses, escribes y educas a tus hijos...sin apenas despeinarte...¿cual es tu secreto? ¿no será que compartes el inhalador con el dulce cachorrito? jajajaj...(que broma más mala). Me alegro que esté mejor!!
Me intriga ésa labor de la que hablas...disfrútala mucho...

Un beso gordo!

ART TO PATCH dijo...

Espero que el teu fill es recuperi del tot aviat i de fet m'alegro que ja hagi millorat! La veritat és que té unes bones dents per mossegar fort!
Petons
Laura

Ana del guisante dijo...

*Marta: los primeros miembros de mi club de fans de la costura están los niños. Al peque lo dejo a ratitos con papá, y el mayor pide permiso para sentarse a mi lado y verme trabajando (doble placer para mí... así empezarían Yves Saint Laurent, Pierre Cardin, y Balenciaga). De ilusión también se vive.

*Carme: jajaja no, no tomo drogas, soy así de serie, y el cachorrito va, y lo hereda. Y lo de despeinarme... a veces corro por los pasillos derrapando :-))

*Laura: sí que mossega, sí... dos dies pel vintidos. Penso en tu :-) Petonets

ana dijo...

Me encanta la explicación de tus preparativos... de hecho te recuerdo así, preparando algo para alguien... colocando tu habitación y tus cosas... hoy estuve con mi hermana, y estuvimos repasando un poco aquellos años. Se nos notaba la añoranza en la mirada y ambas pensamos que qué pena tenerte tan lejos... recordábamos especialmente tu alegría...

... y a ese niño, pues sí, se le ve hasta en la dentadura que es un diablejo... ay, ay, ay... que tengas muuuuucha salud para criarlo!!!!!

Un abrazo muy fuerte!!!!

Marina dijo...

Me gustan los mofletes de tu bebé.
Yo tb empiezo varias "labores" de diferente índole y procrastino como una posesa (me gusta esta palabreja).

Un enorme beso princesa

Ana del guisante dijo...

*Ana: tuve que aprender a convivir con la nostalgia desde el primer día que dejé para siempre la ciudad que nos acogió. Fue durísimo, porque allí quedaron mis amigas, que constituís una parte esencial de lo que yo misma soy. Esa alegría de la que hablas, estaba allí, sin ninguna clase de duda, porque fui feliz con vosotras. Viva internet :-)

Marina: mi bebé de casi 4 años tiene unos mofletes totalmente mordiscables... no es procastino pero es una palabreja jajajaj

Besos grandes

blanche dijo...

pero que cachorillo mas bien alimentado!.Espero que se te recupere para mañana porque sería una pena perder un dia de cole..al mio lo que tambien le pone como una moto es el Dalsy por eso me pasé al apirofeno que tiene menos colorantes y excipientes.Estoy de acuerdo con Ana que estas atómica;para hacer lo que tu haces yo necesitaria tres vidas

Ana del guisante dijo...

* Blanche: anda, dame el nombre comercial del apirofeno... que hoy se ha pegado el cachorrillo un tortazo con el canto de la encimera de mármol en todo el pabellón auricular, y se me ha partido el labio con un cuento de tapa dura que llevaba en las manos y luego se ha pegado otro trastamorrazo con el canto de la puerta. Odio el Ventolín. Ah, y el mayor, por envidia, tiene faringitis, y mañana examen de mates. Jolin.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.