© de la imagen La meva maleta

viernes, 26 de marzo de 2010

¿Crées en las coincidencias?


Hace unas semanas empecé a ver en televisión una película que siempre me había llamado la atención, Quédate a mi lado. Con niños es prácticamente imposible ver una película entera, y mucho menos si es de las de llorar. Y con esta se llora mucho. Así que quedé a la mitad.

Hace una semana fui a la biblioteca, y allí, en la primera fila, vi la caja del DVD llamándome, así que pensé que podría sacar algún ratito y acabarla. En todo el fin de semana pasado, ni un minuto para la peli. Nada, habría que esperar.

Ayer, por fin, mientras planchaba, me la puse. Y tenía que llegarme precisamente esta semana.

Y pude hacer algo sanísimo, relativizar.

Os recomiendo la película, es una cura de humildad estupenda. Además, a las amantes del patchwork, salen unas cuantas colchas, incluso se la ve cosiendo a máquina... Y una curiosidad. En esta película, que es del año 1998 ya salen las colchas que ahora están en pleno auge aquí, en las que se utilizan fotografías impresas en tela para coserlas.

13 comentarios:

blanche dijo...

no se si creo en las coincidencias,pero el dia que pasó lo de mi suegra era el cumpleaños de mi madre.yo tambien me harte de llorar cuando ví esa peli.un abrazo

Ana del guisante dijo...

*Blanche: es curioso que me ha llegado por correo electrónico tu comentario y aquí no se ve. Esto está un poco loco hoy. El caso es que no sé si las coincidencias existen o somos un "querer" de Dios, como dice mi madre, pero al menos habrá que quedarse pensándolo un poco... Un abrazo grande. Nos llamamos el fin de semana, ¿vale?

Ana del guisante dijo...

Bueno, ves como está loco esto hoy? ahora sí sales...

ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

Yo también la recuerdo asín... con el moco colgando. Sobretodo una escena en la que los hijos bailan con su madre... ¿es en esta peli?... hace ya tanto que la vi...

Y me has recordado un poco una de las cosas en las que nos parecíamos por cómo teníamos cada una su habitación... disfrutábamos colocando las cosas. Me has hecho recordar esa capacidad de fijarse en cómo son las casas, cómo son habitadas, decoradas, colocadas... los colores, las colchas, las mantas, la luz, los colores, las flores... yo me fijo todo el rato en el decorado de las pelis. Y me gustan mucho las escenas cuyo escenario es la casa... me fijo en tooooodo... y cómo no, en esas colchas... ;)

Ana del guisante dijo...

*Ana: Si tienes la oportunidad de volver a ver la película, fíjate en lo sombrío de la casa de la madre perfecta, la que todo lo hace bien. Es una casa maravillosa, en mitad de una parcela sembrada de hojas secas, con todo en su sitio, pero a su vez hostil y poco acogedor. Bueno, hay mucho en lo que fijarse, y es tan difícil con los ojos llenos de lágrimas y el paquete de kleenex menguando de forma desconsolada...
Hay que ser muy observadora para fijarse en esas cosas en esas circunstancias.
Besos grandes, hermana

La meva maleta dijo...

No puedo opinar...todavía. Pero si me la recomiendas...tendré que ir a alquilarla. La última vez que lloré desconsoladamente ante una película fué con "el niño del pijama de rayas"...luego quedé la mar de relajada.
Feliz fin de semana!!!
=^.^=

Máster en Nubes dijo...

Película espléndida, Ana, ves lo que es una madre y cómo una chica que no lo es lo intenta, algo, a su medida, como puede y sabe. Y más, ves mucho más: ese no querer hacerse la simpática, sino educar. Y cómo la muerte que viene se puede aceptar con paz a pesar del desgarro de dejar a sus niños. (Acuérdate del diálogo entre ambas. Dice Julia "Me imagino a tu hija el día de su boda conmigo al lado pero pensando en tí, echándote de menos, y me cuesta"... Y dice Susan "Y yo me la imagino sin echarme de menos, en cambio, y eso es lo que me cuesta")

A mí en cambio no me pareció una casa siniestra, me parecía acogedora. Qué cosas ¿verdad?

Sunsi dijo...

La tengo que ver. Hace tiempo que la quiero ver.
De paso me fijo en las colchas... que ya vale de fijarme sólo en el mobiliario. Pesolet...cada loco con su tema.

Lo que comentas de relativizar... qué importante para la salud mental. Darle importancia a unos mínimos, que luego llega Paco con las rebajas y ya se encarga de añadir más problemas que no esperábamos...

Bsssssssssssssssssssssssssss

Ana del guisante dijo...

*Carme: es un dramón, pero es preciosa... No tengo el cuerpo para llorar más, pero esta me vino bien.

*Aurora: Bueno, evidentemente, son puntos de vista. A mí esta madre tan perfecta no me gusta, no me gusta como enfrenta a sus hijos a la novia de su padre. Y lo de la casa, bueno, es la magia del cine, y de la literatura, que cada uno los interpreta según sus propias experiencias y criterios. Lo pasé bien viéndola, me ha gustado compartirlo.

Ana del guisante dijo...

*Sunsi: pues sí... bastante tenemos con la realidad, vivan las lágrimas de pega por el sufrimiento de mentirijillas del cine.

Marta dijo...

Y tanto que creo!!!! besos

Ana del guisante dijo...

*Marta: besos a ti también. Me alegro de que una de esas coincidencias me dejaran caer en tu blog :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.