© de la imagen La meva maleta

lunes, 11 de octubre de 2010

Escribir

Siempre me había considerado alguien con facilidad para escribir. Lo he hecho desde que me alcanza la memoria. De hecho, ¿recordáis el concurso de escritura de Coca-cola? No sé si siguen convocádolo...
En 8º de EGB, los profesores de lengua (en mi caso, de Catalán y de Lengua Castellana), escogían a dos alumnos de cada curso, cuando nuestros cursos eran de 30 alumnos, y nos mandaban al concurso de Redacción. Yo fui a los dos. No, no gané, me pasé todo el tiempo que me dieron para escribir distraída por la multitud de gente que estábamos allí. Pero recuerdo que me sentí bien... fui elegida por algo que yo hacía mejor que los demás, y eso siempre es agradable.
Escribía poesías, o cartas, o relatos, casi siempre movida por los flujos emocionales que tenían que ver con el amor, o las relaciones familiares. Había participado en algún concurso literario de poca importancia, con éxito nulo. Pero sin desanimarme ni por un momento. Porque escribir era, para mí, un placer.
Quedé finalista en un concurso de cartas de amor, en la radio. De hecho, quedé varias veces finalista, hasta que, por fin, lo gané. Un viaje de fin de semana (del que todavía no he hecho uso).
Ese fue un punto de inflexión para mí. Me gustaba hacerlo, y alguien me dijo que lo hago bien. No es un criterio objetivo, pero ganar un premio, ayuda a creértelo.


El resultado del proceso de creación, en cualquiera de sus expresiones, no es como la cuenta de resultados de una empresa. Lo creado puede o no gustar. Desde luego, hay que hacerlo con cierto criterio, respetando las normas más elementales de la escritura, utilizando un vocabulario más o menos elegante y variado, y procurando que el texto escrito tenga algún interés: hay que escribir para alguien, no le hagamos perder el tiempo.

Pero aún así, cuando escribes, no tienes la seguridad de alcanzar el corazón de quien te lee, o de hacerle reflexionar sobre algo. Y si se produce el milagro, lo más habitual es que la otra persona aporte, mediante su experiencia, una visión que tú no habías contemplado cuando escribiste.


Este blog me ayuda a mejorar. Tener que escribir a diario para ser leída te obliga a esforzarte. Así que, gracias.

21 comentarios:

Lisset dijo...

No siempre se puede escribir de temas que interesen a todos por igual, pero sí hay algo que te puedo asegurar de lo que tú escribes y es que siempre llega al corazón, tienes ese don. Así que escribe, mucho y espero que un día tengas todo el reconocimiento que quieras o necesites. No sé si te dedicas profesionalmente a ello, pero en cualquiera de los casos, que te llegue el éxito, incluya a cientos de miles de fans o a los pocos amigos que te siguen. Un fuerte abrazo.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Lisset: te agradezco muchísimo tu comentario. Respecto a dedicarme profesionalmente a escribir, es un proyecto que está en marcha... aunque no me atrevo a decir más, por si se rompe el hechizo.
Ciertamente no necesito muchos lectores o fans. Solo pido emocionar a una persona una sola vez, y eso ya me vale. Gracias, bonita. Besos

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
sunsi dijo...

Pesoleta...Sí sigue el concurso Coca-Cola. Mi hija Blanca, que también tiene ese don como tú, fue elegida para participar. No ganó...pero es que también tiene narices la ciudadana. Les dieron un listado de palabras en catalán y ella se lo montó para denunciar el aborto. Con 13 años.

A mí me maravilla tu capacidad para enternecer, para tener ganas (en mi caso es para sobresaliente) de realizar una manualidad, para recordar momentos familiares únicos (ese post de la piel de bebé)...y también tu educada contundencia para marcar tu territorio. Me gusta cómo escribes. Y a escribir mejor, se aprende no dejando de escribir...

También es cierto que el escritor nace, lo lleva en los genes. No es lo mismo dominar la técnica que hacer arte con las palabras. Para llegar al lector hay que tener esa chispa innata que es mucho más que una redacción correcta.

Es un don que te regala la naturaleza... Y tú no lo has desperdiciado. Gracias por compartirlo.
Un beso, Princesa.

Laura dijo...

No sé que ha pasado he eliminado sin darme cuenta la entrada anterior.
Sí, aún se sigue celebrando el concurso para alumnos de 2º ESO.
Yo recuerdo también que me eligieron para participar,pero no el tema que salió.En el pupitre había folios,bolígrafos y un botellita de coca-cola.No gané, pero fue una bonita experiencia.
https://www.cocacola.es/concursojovenestalentos/

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi: Buen par de bemoles, tu niña. Si pudiera recomendarle algo, que escriba todos todos los días... es lo mejor.
Y respecto a eso que tú llamas don (palabra demasiado grande para mí), es verdad que es hereditario. Mi abuela escribe muy bien, y mi madre. Pero ellas no tuvieron esta ventana. La primera, fue maestra de lengua castellana y de latín. Su don germinó en muchas manos, como las mías, a las que inculcó el amor por la escritura... casi nada. Un beso, y gracias por tu cariño.

*Laura: me alegra saber que sigue habiendo una forma de estimular el amor por la escritura en la gente joven. Un abrazo.

La meva maleta dijo...

El premio más grande que uno recibe al crear...(sea lo que sea), es la satisfacción de saber canalizar el flujo de energía que desde dentro fluye y empuja para salir.

A veces sale de la boca, cantando, a veces de un lápiz, dibujando...otras florece entre las teclas de un portátil. Desde donde tú siembras prados de ideas y sentimientos...donde la mayoría sembramos letras.

Yo también fui, redactora de Coca-cola...por un día. Y todavía conservo el libro (premio de consolación) que me regalaron...

Tú sigue sembrando, que somos algunos ya, a los que nos encanta venir a pasear por estos prados...

besitos,
:-)

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mevamaleta: seguro que entre las flores se me ha escapado algún cardo borriquero, así que cuida, no te pinches :-)
Yo pienso que todos poseemos un don, algo que nos hace mejores en algo. Unos saben escuchar muy bien, otros tienen lápices rellenos de dibujos, otros son dulces, otros pueden remover las almas con su maldad.
Está muy bien.
Un beso ¡y vete a preparar la reunión, ya!

meloenvuelvepararegalo dijo...

Vaya pues yo no fui al concurso de Coca-cola :( así que no sé cómo me codeo con vosotras-participantes ;)
Soy de las que creo que hay que seguir escribiendo para seguir mejorando.
Ana, progresas adecuadamente!
Besos,

El Naranjito dijo...

!Anda! pero si no me habia dando cuenta que tus escribes muy bien. Pensaba que me contabas cosas a mi solo y resulta que son muchos los afortunados (y afortunadas !eh!)que piensan como yo.
Po claro que tienes un don, Alteza. Y sigue compartiendolo.
(cuando te den el Planeta acuerdate de nosotros).

Ana, princesa del guisante dijo...

*Naranjito: ¿dudas? te lo contaba todo a ti, por eso me esforcé tanto en escribir bien... Y si me dan el Planeta, no podré acordarme de nadie, porque me dará un patatús allí mismo, y tendréis que venir todos a mi entierro jajaja

Ana, princesa del guisante dijo...

*Meloenvuelve: ¿no viniste? vaya, pues te hubiera encantado el regalo, un boli y una cocacola... por aquel entonces era una ilusión, no tomábamos refrescos todos los días ni mucho menos :-)) Gracias por las notas, se las enseñaré a mis padres para que se sientan orgullosos de mí jajaja Un beso

Marta dijo...

Yo también escribí para el concurso coca-cola!. Acababa de nacer mi hermana pequeña y redacté mi emoción de aquel momento. No gané...me cautivó lo de un botellín para mi sola/¡entero!, mi primera coca-cola sin sorbos ni babas de hermanos, el boli, la chapa...El premio fue estar en la fábrica con muchas amigas y saltarnos clase. Gracias por esta regresión! Petons

Ana, princesa del guisante dijo...

*Marta: cuando nuestros hijos leen esto de la cocacola para uno, deben pensar que vivimos en la posguerra jajaja Un petonet.

tomae dijo...

Princesa Del, yo también fui de ese regimen el de 8 de EGB, tuvimos visita incluida a la fabrica embotelladora de Tarragona, Fue una delicia de experiencia ese concurso...

Te paso ese enlace:

http://1entre10millones.cocacola.es/relato/participar.

Una vez me iban a dar un premio en el colegio, aunque me lo negaron por la caligrafía...me gusta mucho cosas que dices, y como entiendes el poder de la escritura. Analisis, reflexión, perfeccionamiento...

Soy cocacoladicto empedernido...y siempre me han fascinado las chicas coca-cola...

Un abrazo Princdesa...sigue con ello ;)

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tomae:mmm pues te podría dar algún consejo respecto del "agua de fregar" que es como mi madre llamaba a la cocacola. Gracias por el enlace, un abrazo, Tomae

Mari dijo...

Yo no llegue a ir al prenio Coca Cola, mi bagaje se limita a un par se sant Jordi en mi "cole". Pero volviendo al tema, estoy de acuerdo con Lisset, tienes el Don (aunque digas que te queda grande) de llegar al corazón, y eso puede decirlo poco gente.
Un besote
mari

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mari: me da un poquito de rubor que me tengas en tan alga consideración... sólo puedo darte las gracias.
Besos

Marta dijo...

Princesa, creo que me sitúan en las cavernas cuando les cuento que cada domingo, al salir de Misa, tomábamos el aperitivo: una coca-cola entre todos y una bolsa (pequeña!!!!) de patatas...te ponías bizca de lo rica que estaba la patata que te tocaba. Y yo me digo...¿porqué era gordita?, ¿de soñar que tragaba toneladas de patatas fritas y cubos de coca-cola?..¿soñar engorda pesoleta???

ana dijo...

Pesolet... la necesidad del otro está siempre en todo lo que dejamos volando por aquí. Sin embargo yo diría que esa necesidad de escribir, no sólo es para que alguien nos lea, si no mucho más al fondo, permanecer. Que no sea posible nuestro olvido.

Yo no te olvido, por cierto, aunque no esté... y BLA, BLA, BLA... Y TODO ESO (porque tú lo vales).

:)))))))))))))))))))))))))))))))

Julia dijo...

Hola¡ Felicidades por tu blog,...es la primera vez que te encuentro. Me ha hecho ilusión recordar lo del concurso de Coca-cola, cosas como estas y algún concurso de Pintura marcan mucho....Animo¡¡¡ Te seguiré leyendo¡¡¡

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.