© de la imagen La meva maleta

domingo, 30 de mayo de 2010

El final de la semana

Me he empeñado en no trabajar en exceso este fin de semana, en tener tiempo para mí. Lo he logrado, he dejado las cosas preparadas para empezar el lunes sin demasiados agobios, y he aprovechado para disfrutar de aquellas cosas que, cuando las cuento suelen maravillar por su sencillez.

También ha habido tiempo para soñar. En el verano que se huele en el aire. En las tardes que ya empiezan a no tener final. En mi niño pequeño que aprenderá a nadar, en mi niño grande, que es cada vez más mayor.
Y de repente, aquel salto de la memoria al tiempo de bebés de mis hijos, que cada vez siento más lejano. Qué difícil es anclar la mirada en aquellos días. De repente te ves planchando un pantalón y te das cuenta de que les quedará pequeño. Y tus ojos buscan en tu mente el tamaño de su primer pantalón. Y no te lo quieres creer. Un 27 y un 36 de pie.. ¿mis bebés?

No, claro, tu parte sensata te dice que tienen que crecer por obligación, y te gusta que se hagan más independientes de ti, y más seguros. Pero es inevitable sentir una punzadita de tristeza por la añoranza de aquellas piernecitas regordetas, por los mofletes blanditos, por las carcajadas repentinas, por las manos torpes que querían acercar un chupete a la boca.

Y entonces me repito, como para convencerme, que cada época de la vida de nuestros hijos tiene algo especial. Esta tarde, Marlin y su padre estaban haciendo bricolage juntos. El joven guisante marcaba unas medidas en un listón de madera y el Guisante mayor las cortaba. Mientras, el pequeño Bufón, cansado de que no le dejaran ayudar se ha puesto un DVD y le escuchaba cantando. Yo, con un ojo en la labor, y otro en mis chicos, me he sentido feliz.


Esta tarima de madera, sobre la que dentro de poquitos días pondremos la piscinita de los niños es el fruto del trabajo de los hombres de mi castillo. Gracias por el esfuerzo... ha quedado de ensueño.

18 comentarios:

La meva maleta dijo...

Mis más sinceras felicitaciones a los señores Guisantes por su entarimado...¡sois todos tan apañados en este Castillo, que casi siento envidia!
Te imagino, observando la escena. Gravando en tu disco duro el ir y venir de tus Guisantes, viéndoles crecer, casi en directo...haciendo fotos de sus labores, con la poquita luz de este domingo que ya se acaba.

Besitos

La Pintoreta © dijo...

Que bonito disfrutar de estos bellos momentos, viendo como el esfuerzo en común hace crear algo maravilloso...espero que disfruteis mucho de la piscina en esta preciosa tarima....petonets !!!!

tomae dijo...

Estoy contigo princesadel, aveces crecen ¡sin pedir permiso!

Felicidades por la base para la piscina...

saludos finos, princesadel...

meloenvuelvepararegalo dijo...

Qué dulce y relajante lectura para antes de irse a dormir... Una de esas escenas cotidianas que quedarán en el recuerdo por sentar la base de la piscina de verano :)
un saludo de bona nit,

Ana del guisante dijo...

*Mevamaleta: esa luz, de cuando ellos se han acostado ya, y el día vive sus últimos aleteos, cuando empiezan a revolotear los murciélagos, limpiando el jardín de mosquitos, cuando ya has recogido la cocina, y esperas el tiempo de acostarte... ¿qué tiene esa luz, que hipnotiza?. Besitos y feliz lunes.

*Pintoreta: los niños (y los mayores) disfrutamos de la piscinita todo el verano. Es tiempo de juegos al aire libre, de calor, de helados, de labores, de familia. Es bonito. Besos grandes

*Tomae: verles crecer y evolucionar. Como a la casa, que va haciéndose mayor con nosotros. Un placer. El Sr Guisante se lo ha currado... ha merecido la pena.

*Meloenvuelve: un regalo para todos. El anticipo del verano y de la piscina. Buenos días...

Monty dijo...

Pearland Team! You are the champions! Envida merodeando, jajaja. Stupendu!

blanche dijo...

PISCINA!!!!¿quien dijo piscina?PISCIIINAA....¡que ganas!Os prometo que no veo el momento,hasta me he untado este fin de semana de autobronceador,porque a la piscina antes muerta que blanca(vamos que se nota menos la celulitis)...Bueno,besos con sabor a cloro a todos.

Ana del guisante dijo...

*Monty: son unos manitas :-)) Bss...

*Blanche: nuestra piscina es de las de plástico redondita de 3 m de diámetro. Lo suficiente para quitarse el calor, y aquí no miramos blanqueces, las mías seguro que son peor que las tuyas... cuando quieras :-)) besos

blanche dijo...

Esta es una neura que me viene de lejos,de jovencita tomaba rayos uva..pero con todos los lunares que tengo,ya no y ademas es mas barato.

Ana del guisante dijo...

*Blanche: y mucho menos peligroso, los uva también son cancerígenos. BBBBBsssss

Marta dijo...

Ana! después de la tarima made by mr.bean supongo que ya habrá sido merecedor del perdón absoluto sin necesidad de más flores.
Te entiendo cuando ves las bambas enormes...eran tan comestibles pequeñitas!!! ahora sólo te falta comprobar el maravilloso olorcito que emanarán de aquí un tiempo!!! cada edad tiene su encanto!!efectivamente...
besos, feliz semana

Ana del guisante dijo...

*Marta. ¡¡¡mr. Pea, que Mr. Bean es el cómico!! jajajaj Queda absolutamente absuelto.

Respecto a las bambas... los niños son una pequeña fábrica de fluidos corporales. Y nosotras lo aguantamos todo. Besos y feliz semana a ti también.

Marta dijo...

ay, ay, ay....I'm sorry, pobre Pea del castillo!!! disculpa a mis neuronas de lunes aún algo torpes tras una boda y mucho baile y...¿porqué no? unos cuantos mojitos riquísimos. Hoy regreso a la verdura y al botellón...de agua, eh??? petons

Ana del guisante dijo...

*Marta: disculpa aceptada, aunque presuponía la buena voluntad. Ay, no tendrás algo fresquito para una pobre princesa acalorada... Verdura, agua, mojito, lo que sea... Aquí nos freímos. Bsss

ana dijo...

Qué enorme placer es mirar así a los que se quiere, de reojilla, mientras se aparenta que se está en otra cosa, pero no... eso no es así, nunca has estado más cerca de ellos.

Es emocionante!!! Y lo tenemos ahí al lado, cada día!!!

Un beso enorme.

Ana del guisante dijo...

*Ana: sí, ver cómo ellos son. Es lo mejor, personal e intransferible, una dosis de realidad pura. Besos

Sunsi dijo...

Peolet. Sigo en tu blog a unas horas... No te lo crees, ¿verdad?. Parce mentira. Con los chicos es aún más disparatado. ¡¡¡Pero qué le ha pasado a tus pies!!! Te llega una racha de ropa que se queda pequeña... Y esa añoranza, de chiquitines, con bambitas diminutas, calcetines diminutos... Te cabía todo en una mano... Espero que no te pase nunca como a mí. Cuando me quedo sola y veo fotos de mis ciudadanos cuando eran peques... a veces me caen lagrimones. Y no sé por qué...

¡Toma tarima...! Esta tarea nos toca el fin de señana que viene... pero nivelamos con tierra o arena. Ya te contaré si la terminamos. Lo dudo...

Bona nit, princesa.

Ana del guisante dijo...

*Sunsi: cuando una es tan casera como yo, necesita un hogar acogedor. Esta tarima nos va a venir fenomenal. Espero poder hacer una foto en la que se vea dónde está ubicada.
Y respecto a los niños... A mí me gusta verles crecer, pero quisiera poder parar el tiempo media horita para ir a besarles a sus cunitas, para acurrucarlos en mi pecho, y acariciar sus mejillas. Ays.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.