© de la imagen La meva maleta

jueves, 22 de noviembre de 2012

Olor a nuevo



Querías vivir tu momento a solas, sin más distracción que el de las contracciones que te avisaban de la llegada del pequeño. Tanto tiempo aguardando, tanta impaciencia en los últimos días y así, por las buenas, con el cambio de luna y de signo zodiacal por medio que me hicieron ganar dos apuestas, el gran momento llegó.

Así que asumí con mucha emoción el cargo de prima mayor que me hizo custodia de tu secreto. No, no se lo dije a nadie. Tuve que recordarme varias veces que estás muy lejos para ir a verte media horita para no molestar, y sólo te mandé mensajes cuando veía que tú estabas conectada, para no interrumpir ningún momento precioso. Porque tú quisiste pasarlo en la intimidad, con tu hombre y nadie más, y ese era vuestro tiempo, tuyo, suyo y del bebé.

No podía hacer nada más que esperar, así que encendí una vela a la Virgen de nuestra familia para que ella sí estuviera con vosotros, para que os diese la mano por mí.

Comprendo que quisieras hacerlo tú sola, tú y tu hijo abriéndoos al mundo. Porque no necesitabas a nadie más, y menos, a tu madre. Ella te habría convertido de nuevo en hija, y ahora necesitabas ser tú la madre, y asumir con decisión tu papel y tu responsabilidad.

Pasada la media noche me levanté a apagar la vela, algo me dijo que ya no la necesitabas. Me ha hecho reír saber que a esa hora nacía tu bebé, mediante cesárea, por fin.

He imaginado su olor a nuevo. Te he visto con la emoción en los ojos al descubrir su carita preciosa. He pensado que quizá al padre se le doblaban las rodillas cuando dejó tu mano camino del quirófano y cuando le pusieron a su hijo en brazos se le desbocó el corazón, quebrando toda su flema británica en un llanto. Luego, te he sabido acostada en la cama, dolorida, acariciando sus manitas mientras le amamantabas, asumiendo que estáis aprendiendo, mirándole y queriéndole y quedando herida por siempre.

He tenido que convencerte de que contaras tu secreto a tu madre cuanto antes, aunque yo comprendo que no quisieras romper jamás ese instante, esa burbuja en que tu bebé es solo tuyo por última vez, pero era ya hora de mostrárselo al mundo.

Ahora imagino a tu madre en un coche, recién estrenada como abuela, llorando a mares lágrimas de emoción, maldiciendo los doscientos kilómetros que os separan, maldiciendo al médico que te ha hecho la cesárea sin haberle pedido permiso a ella, tu madre. Y cuando sepa que yo sabía desde ayer que estabas ingresada, dejará de hablarme por los restos.

Esta mañana ha empezado a florecer el jacinto, que, como tú, estrena belleza.Todo huele a nuevo hoy, cuántas ganas tengo de conocer a tu hijo y abrazarte, niña.

29 comentarios:

unaterapeutatemprana dijo...

Qué bienvenida al mundo tan preciosa le has hecho.
:)

Una futura mamá dijo...

jo, yo no se que me pasa a mi y que os pasa a todas hoy!!! pero entrada que leo llorera que me pego!!! vale que yo estoy hormonal perdida pero es que es taaaaaan bonito lo que has escrito!! :'(
Enhorabuena por ese nuevo miembro en la familia!! un besote!

sunsi dijo...

Me paso por tu castillo justo en un día de estreno, pesoleta. Es una maravilla cómo te pones en el lugar de una madre recién madre. Felicidades a toda la familia y un beso para ti.

MadreYMas dijo...

Guau!

Bienvenido, pequeño Pesoletino.

Me parece súper valiente pasar ese momento en intimidad absoluta. Creo que es una decisión complicada (también estoy pensando en lo cabreada que se pondría mi madre, jajajajaja). Pero es cierto que esos instantes son tan preciosos que no merece la pena que nadie venga con ánimos de instructor... no crees?

Ana, princesa del guisante dijo...

Tanto como el bebé que ha alumbrado, ¡¡qué menos!! :-) gracias

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, aunque me sabe mal haberte hecho llorar!. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Sunsi, dichosos los ojos que te leen. Lo que sería maravilloso sería poder abrir una puertecita y poder mirar a ese instante cuando lo vivimos nosotras, ¿verdad? ¡ver volver!

Besos y muchas gracias

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias :-)
M&M, yo di a luz a mi hijo mayor casi a las 4 de la madrugada... no se me habría ocurrido. El pequeño fue un poco prematuro, así que hubo sorpresa incluso para mí. No me arrepiento de nada, fui libre para sentir, para hacer, para no hacer. Les tenía a ellos dos, no me faltó nadie.

Mariapi dijo...

Entiendo las ganas de intimidad, mucho lo entiendo. Con la vela a la Virgen, no neceitan a nadie mas, ellos dos y el hijo. Precioso, Ana, mil gracias.

dolega dijo...

Precioso recibimiento el que le has brindado. Esos momentos son para vivirlos en las condiciones que prefieras.
Besazo y enhorabuena

AleMamá dijo...

¡Qué belleza de post! Me has recordado cuando me tocó a mí ser parte de esa maravilla de dar a luz y que hoy me tocará desde lejos con el alumbramiento de mi hija en febrero próximo.

Una frase de lo que te he leído me dejó pensando (otro poco) y es: "...quedando herida por siempre." Si, por siempre quedamos vulnerables como todo amor te deja. Mi madre me lo dijo cuando me embaracé del primero de mis 5 niños: "nunca más te podrás desentender de tu hijo: ahora por esperarlo, luego porque es niño y cuando se grande, por otras razones". Sabias palabras.
Besos

laura dijo...

Preciós! m'has fet plorar d emoció...
Tan aprop que em.queda i tan lluny que em sembla...

ptnets mil :*

laura dijo...

Preciós! m'has fet plorar d emoció...
Tan aprop que em.queda i tan lluny que em sembla...

ptnets mil :*

Ana, princesa del guisante dijo...

No sé cómo se arregla una para dejarlos volar, Mariapi, te admiro mucho por cómo lo haces. Besos y gracias a ti.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ya... pero como le decía a Mariapi, cuánto debe costar hacerse a un lado y dejar que ellos sigan el camino. Besos, gracias!

Ana, princesa del guisante dijo...

Cierto. La herida de la maternidad.
Suelo contar que mi abuela, con casi 90 años sigue sufriendo por su niño, de 66. Gracias Ale

Ana, princesa del guisante dijo...

Ai, reina, la hormona és dolenta :-)) Espero que expliquis aviat alguna cosa de l'Emma o de la seva mare... petons!

Anónimo dijo...

¡Maravilloso!, si la abuela lee este post, no dejará de hablarte nunca, yo creo que lo entenderá.
Espero entender a mis hijas, aunque son pequeñas, cuando les llegue ese momento único, y no quieran que yo esté allí.
Teresa del Olmo.

ana dijo...

Pues no sé... yo no me imagino el momento en que vino mi peque al mundo sin recordar la presencia de mi madre. Dí mil gracias al cielo porque precisamente ella estaba allí. Cuando todo empezó a ir mal la peque estaba sana ya en manos de su papi. Y yo estaba tranquila cuando ví que todo el mundo se alarmaba. Tranquila porque precisamente mi MADRE estaba allí. Que no se quedarían solos _papi y bebé_si las cosas al final salían como no se esperaban. Tal era la tranquilidad que aportaba la presencia de mis padres en aquel hospital a las dos de la madrugada. Lo cierto es que no me imagino nada sin que su sombra de calor y serenidad a cualquier circunstancia.

Siento discrepar si con ello molesto a alguien... pero yo no me imagino la nueva vida de mi hija sin la presencia de mi madre. No lo puedo evitar.

Por supuesto me alegro infinitamente por la luz de esa nueva criatura, por la renovación que su brillo aporta al mundo. Quizás sea también que por edad... lo que me queda es ser abuela. Y me dolería el alma entera muy hondamente saber que mi hija tiene a su bebé sin decirme nada, sin compartir esa esencia que es estar en el momento que se abre la luz a una nueva vida. Sin duda, algo habremos tenido que hacer muy mal alguna de las dos. O ser, en fin... muy, muy prepotentes o egoístas.

Ainsss... lo siento, no he podido por menos.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias Teresa. Supongo que nunca seré capaz de comprender qué se siente, porque no tengo hijas, sino hijos. Envidia se parece mucho a lo que ahora mismo siento :-)

Ana, princesa del guisante dijo...

Ana, tú sabes que no todas las madres son como la tuya. De hecho, la suya se parece mucho más a la mía...
Además, tu relación con tu hija está condicionada por el efecto Gilmore, por lo cual tú eres incapaz de imaginarte que ella haga nada sin ti. Yo sé que cuando mis hijos tengan a sus propios hijos, me llamarán por teléfono al día siguiente.
Como sea, mi opinión no condicionó lo que pensaba mi prima, le dije todo el rato que eran ellos dos quienes debían decidir... y decidieron. Y yo te entiendo a ti, y te entiendo muy bien, pero yo fui a dar a luz con mi marido, al día siguiente llamamos a todos. Con el segundo, prematuro, con más razón.

Tita dijo...

Qué hermoso y qué emocionante...no hay nada más emocionante que ese "olor a nuevo" otra nueva persona, tuya, para siempre....

Un abrazo apretao ¡de alegría!

aaana dijo...

Precioso post,enhorabuena a esa nueva familia. Yo no pude,por circunstancias ajenas, estar sola con ellos... estuve acompañada cuando quería estar sola, y sola cuando necesitaba compañía. Así que me parece un lujo poder disfrutarlo como quieras!

ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ana dijo...

Mmmm... esto daría lugar a una larga conversación de sobremesa ;)

Yo no tengo ni idea de lo que hará Diminuta, la verdad. Eso sí, me dolería que no me avisase. Un niño no viene al mundo sólo para su papi y su mami; es un nieto, sobrino, primo... Toda una familia lo está esperando. Y la verdad, en mi familia cada vez que llega alguien, llega para todos. Sólo quise poner mi visión particular sobre el hecho, que no es ni mejor ni peor. Es simplemente la que yo he vivido.

Siento haber molestado con mi comentario.

Abrazote!!

Ana, princesa del guisante dijo...

No me has molestado :-)
Tenemos experiencias distintas, nuestras reacciones serían distintas. Pero yo te quiero igual, igual.
Besos, besos al cuadrado (para la mini-tú)

Ana, princesa del guisante dijo...

Mmm, para mí incomparable ese instante "sólo para la mamá" que dura tan poquito, nada, cinco minutos. Ays, abrazos, apretaos ¡de alegría, sí señor!

Ana, princesa del guisante dijo...

Ay, aaana, qué penita por ti, pues. Menos mal que ellos nos compensan todo. Besos, guapa

MadreYMas dijo...

No va a haber análisis post electoral????

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.