© de la imagen La meva maleta

martes, 27 de noviembre de 2012

La maestra que más recuerdo

(imagen sacada de aquí)

Si tengo que decir la verdad, recuerdo muchos de los maestros que he tenido, los recuerdo a casi todos: las de los pocos años que estuve en el colegio de monjas, todos los de mi tiempo de escuela primaria, las de BUP y COU, los que me impartieron las 76 asignaturas  (¡!) que estudié en la universidad.

Los hubo estrictos, buenos, malos y regulares, organizados y caóticos, apasionados, inteligentes pero incapaces de transmitir, empáticos, distantes, profesionales y entregados. Además, vengo de una familia de maestros, conozco bien la profesión, y yo debería de haber sido maestra, si hubiese sido un poco más lista... y entre todos los que recuerdo y admiro, la mejor maestra que he tenido es mi abuela.

Mi abuela materna fue maestra, es maestra. Ella tiene la capacidad de transmitir su conocimiento a la mente más dura, a la capacidad más limitada. Su asignatura fetiche, Lengua Castellana. Con su preciosa letra redonda te enseñaba la gramática, la ortografía, la sintaxis. Con su voz aterciopelada me dicta aún sus poesías, marcando las pausas como si estuviera en su aula, tanto, que estoy por escribir Dictado al principio.

Sus alumnos siempre hemos sacado las mejores notas en el instituto y en la selectividad (yo tuve un 10 en su asignatura). De ella aprendí aquello de "La H de ayer guárdala para hoy" y el "Ande yo caliente, ríase la gente". A ella le debo cada una de las palabras que nacen de mis dedos y viven en vuestros ojos. Así que hoy, el día de los Maestros, quiero recordar a mi primera maestra, mi abuela, la yaya, y a todos los demás.



14 comentarios:

paterfamilias dijo...

¡Qué casualidad!, mi abuela materna también era maestra. Y mi abuelo materno, y mi madre ...

Gran post y bonito reconocimiento

MadreYMas dijo...

Qué bonito, Pesoletina... me ha encantado...
Yo también me acuerdo muchísimo de mis profesores del colegio. de los de la Universidad no tanto, la verdad.
Me hubiera encantado seguir viviendo en mi ciudad y que mi hija hubiera podido asistir a mi colegio... fui muy feliz allí.

AleMamá dijo...

No hay maestros en mi familia, pero a la que más recuerdo es a mi profesora de Castellano, sor Albina. Hija de alemanes y muy germana ella en su modo firme y autoritario de tratar, pero una excelente profesora. Que en paz descanse

Mariapi dijo...

Andaaa, qué enchufada...qué suerte, tu maestra y tu abuela¡no se vale!

besos

susana dijo...

Menos que ella posiblemente no entra en internet o estaría horrorizada con las faltas de ortografía y sintaxis que se encuentran. Un beso.

Raquel dijo...

Da la casualidad que la profesora que más recuerdo también era de lengua castellana, Sor Emilia... me encantaban sus clases, era increiblemente creativa...
No me imagino una clase con mi abuela siendo mi maestra, tuvo que ser genial!

Besos.

dolega dijo...

¡Que preciosidad de entrada! Es que una buena maestra no tiene precio. Es el mejor tesoro que te puedes encontrar en tu vida y si encima es tu abuela, ya es lo más de lo más.
Todo un privilegio.
Besazo

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, y felicidades por tu familia. Estoy seguro que aprendiste mucho de ellos.

Ana, princesa del guisante dijo...

A mí me gusta el colegio al que van ahora, son muy poquitos niños y la relación con sus maestros es buena. Espero que ellos sepan sacar de ellos lo mejor. Gracias, M&M

Ana, princesa del guisante dijo...

Los profesores que más quise fueron aquellos que más me exigieron, supongo que les debo el ser quien soy.

Ana, princesa del guisante dijo...

Uy, no, sólo la tuve de maestra en casa... en el colegio no me lo hubiera puesto nada, nada fácil. Bss

Ana, princesa del guisante dijo...

Al final se nos acabará pegando a todos, nadie sabrá escribir bien. (espero equivocarme) Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

No, no, nunca fui a clase con ella, las maestras lo son siempre, ¡incluso con sus nietos!
Las clases de ciencias naturales me encantaban, también, las disfrutaba mucho. En cambio, las mates...

Ana, princesa del guisante dijo...

Creo que me he explicado bastante mal, sin embargo... mi abuela no fue maestra mía. Era maestra, lo era siempre, así que yo me beneficié de sus conocimientos y de su capacidad de enseñar. Ciertamente, un privilegio.
Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.