© de la imagen La meva maleta

jueves, 14 de abril de 2011

Mi niña

Mientras los mayores hablábamos del amor de los niños y los abuelos, desde aquella mesa yo me fijaba en el rictus serio de tu boca. Y en tu barbilla, que no se parece a la mía. Y en tus ojos, que se parecen a los de tu mamá. Y tus pequeñas manos, idénticas a las mías cuando tenía tu edad.


Se me fue el pensamiento por un segundo viendo la belleza de tu languidez, incluso con el pelo despeinado por el vivir de tu día de colegio. Estabas sentada en el regazo de nuestra tía, y en ese instante me sentí ligada a ti, casi por primera vez.
Supe que de alguna manera el nombre que compartimos las tres nos unirá siempre, más allá de las palabras, y aunque hasta ahora no he sabido atravesar esa barrera tan alta que me pones, adivino tu cariño en gestos apenas perceptibles.

Espero ser para ti un espejo en el que quieras mirarte, y que cuando te veas a ti misma, te sientas orgullosa de mí. Sabré esperarte tanto tiempo como necesites. Estaré en el columpio del jardín.

17 comentarios:

Mariacininha dijo...

The disagreements happen in life, but I believe it is to strengthen the reunion.

Mari dijo...

Yo estoy ahora, tras , la muerte de mi padre, muy unida a mi tia, su hermana. He tardado casi 30 años, pero nunca es demasiado tarde.
Besos
Mari

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mariacininha: no hemos tenido desacuerdos, ella es muy pequeña, sus barreras pueden ser por timidez, o por ponerme a prueba, no hemos discutido.

*Mari: nunca lo es. Pero francamente, espero no haber de esperar 30 años :-)
Un beso

Dolores Ceballos dijo...

Pesoleta, estás volviendo a tu infancia desde los ojos de tu sobrina, pero con la madurez que los años te va proporcionando. Rememoras inocentes sensaciones, frescas y vitales, y las revives desde el otro lado de la mirada de la niña que un día fuiste tú.
A veces tb. me pongo en el "pellejo" de los peques de casa y voy "más allá", y recuerdo...
Biquiños princesa. Seguro que la nena sabe que tú estás ahí, esperándola juanto al columpio.

Mónica dijo...

Un abrazo :)

Mariapi dijo...

Es curioso, Ana, pero a veces me veo más reflejada en gestos y rasgos de mis sobrinas que en mis propias hijas...es una relación distinta...me has hecho pensar... será que, en mi caso, al menos por fuera, mis chicas son absolutamente "paternas", que yo he sido mera "portadora de genes"...y mis sobrinas físicamente se parecen más a "nuestra parte".
Tu sobrina seguro que te encuentra cuando vea el columpio...una tía Princesa no pasa nunca desapercibida.
besicos.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Dolores: es un placer ponerse a la altura de los ojos de un niño y ver el mundo como él lo ve, que es como lo veías tú a su edad. Espero que venga, bicos.

*Mónica. Uno grande para ti.

*Mariapi: al fin y al cabo son "nuestros" también. Son nuestra pequeña locura. Un beso grande, hasta mañana, guapa

La meva maleta dijo...

Probablemente ya te admire ahora y no te lo sepa comunicar. A veces los mayores parece que estemos en otro mundo y hablemos otro idioma, pero estoy segura, que no tardará demasiado en venirte a buscar al columpio.

Me identifico con la relación que tengo con mi sobrinita, a quién siempre le tengo que robar los besos...cómo la típica tía pesada persiguiendo a su ahijada...pero no me agobia. Ya cambiará :-)

Petonets

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mevamaleta: me dicen que presume por todas partes de las cosas que le coso, pero a mí nunca me dice nada, ni falta que me hace. No sé si es timidez, no sé que es. Yo le he pedido a su padre que no la obligue a darme besos, que cuando me los dé, le salgan del corazón. Y saldrán.

Has visto, hasta en eso tenemos algo en común. Estamos repes :-)

meloenvuelvepararegalo dijo...

Las sobrinas son mi debilidad. Yo creo que te quieren aunque no siempre lo demuestren, a mí me han sorprendido con "halagos" hablando de mí, cuando piensas que la imagen que tienen es de "tía pesada".
Con la tuya, además estáis unidas por el nombre, bonito símbolo.
bss,

Tita dijo...

¿Tu sobrina? eres un amor...

Maria dijo...

Hola!!
Moltíssimes gràcies pel comentari!
Si el llibre escollit és el teu, que per cert el deixaré a l'Anna i me'l signes si no et sap greu!!

Ahh ahir a la Caselles 3 persones que tenia davant el portaven a les mans amb la versió castellana.

Petonssssssssssssssss

ana dijo...

Entre tíos y sobrinos, está el juego del necesario y posible volver a empezar.

Respecto a mis sobrinos, me siento la persona a la que acudirán ellos cuando las cosas entre sus padres y ellos no puedan ser compartidas. La incomprensión e incomunicación tarde o temprano aparecerá, entre padres e hijos, aunque ahora nos parezca imposible.

En el otro lado, siento a mis hermanas como la posibilidad de que mi hija no se quede sola cuando yo sea incapaz de comprenderla, de ayudarla, de hacer que me sienta a su lado (porque estar, siempre lo voy a estar) Sé que ahí, estarán mis hermanas... y que mi hija, irá a buscar a sus tías.

Es hermoso. Yo también he mirado de reojillo a mis sobrinos, y sé cuál de todos me mira con verdadera adoración. Hay atracciones que son inevitables, y que nada tienen que ver con el cariño... porque se les quiere a TODOS igual. Y sé que si algún día no están sus padres, estaré yo a su lado, partiéndome los dientes por ellos. Los adoro.

Un abrazo Pesoleta.

Ana, princesa del guisante dijo...

Perdón por tardar tanto en responderos; por partes

*Meloenvuelve: yo siempre me he sentido unida a mis tías. Son jóvenes, así que ha sido fácil compartir mucho.Me hubiera gustado que la pequeña pesoleta hubiera sido más "mía"... Un beso

*Tita: mi única sobrina, la única niña entre una pandilla de 6 chicos. Ais...

*Maria: em moro de ganes d'anar a veure l'exposició, ja veuras que jo també hi he participat... ho hauras d'endevinar :-)
Estaré encantada de signar-te el llibre. Vaig cada dos per tres a veure l'Anna (compartim pàrking, a més). un petó

*Ana: Ana IV es la única sobrina "de sangre" que tengo, y que parece que voy a tener. Me entristece que no me quiera de otra forma, pero también entiendo que tiene que competir con el amor por mis hijos, supongo que no es fácil para ella. Un abrazo grande, guapa, ¿estás bien?

Dámaris dijo...

Tiempo al tiempo. un beso Ana.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Dámaris: sí. Seguro que la espera valdrá la pena. Un beso

ana dijo...

Sí Pesoleta. Estoy bien... bien... bien ocupadilla... jajajajaja.

Besos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.