© de la imagen La meva maleta

domingo, 1 de agosto de 2010

Hay un amigo en mí


Este recorte pertenece a una foto del año 2004. Apenas unos días antes, Marlin vio en el departamento de juguetes de un hipermercado a los protagonistas de su película favorita, Woody y Buzz.  En cuanto les vio, corrió con ellos hacia nosotros, impactado por el hecho de que sus amigos se habían convertido en muñecos de carne y hueso. No pudimos evitar caer en la tentación. Porque nosotros también somos admiradores de la saga Toy Story.

Hemos adoptado a nuestro vocabulario familiar alguna de sus frases, especialmente, los mayores. Por ejemplo, cuando tenemos  a los niños delante y tenemos que callar algo, decimos que es "porque hay juguetes preescolares". El celo, ya no se llama así, se llama "cinta acopladora unidireccional". Y así con muchas de las frases que salen en la película.

Nuestros Buzz y Woody tienen una historia como la de la película, pero sin final feliz. En 2007 viajamos con los niños a Disneyland y nos los llevamos, porque Marlin dormía con ellos. Teníamos a nuestros amigos sobre el pijama preparados para ser introducidos en la maleta. Marlin no pudo resistir la tentación de jugar con ellos cinco minutitos más, y los dejó olvidados en el suelo. No los vimos, y se quedaron en París. Nos dio tanta pena, que estuvimos tentados de llamar al Hotel para que nos los mandaran por correo, pero nos pareció exagerado.

Busqué desesperadamente por todas las tiendas de juguetes de la provincia. Encontré a Buzz a la primera, pero Woody me costó mucho; claro, habían pasado tres años. A mi hijo le teníamos entretenido, diciéndole que estaban en la lavadora, pero al final le contamos la verdad. Lloramos un poco todos. Compré un Woody práctiamente igual de tamaño, pero su sombrero no era de fieltro sino de plástico. Y volvimos a empezar a quererles.


Siguen en casa, formando parte importante de nuestras vidas. Esta foto la acabo de tomar ahora mismo.

Todo esto lo cuento para dar sentido a lo que voy a confesar. Fuimos al cine ayer por la tarde a ver Toy Story 3. No solo no me decepcionó, sino que me gustó. Me gustó muchísimo, por su guión, como todos los de Pixar, por su sensibilidad, por su calidad de imagen, por sus gags cómicos, por los nuevos personajes, por el inicio, por el medio y por el final. Por todo.

Y yo lloré casi toda la película  (y Marido me pidió un par de pañuelos). Y yo lloraba porque mi Marlin está creciendo como Andy. Porque sus juguetes favoritos son como los de él. Porque he estado la mitad de mis vacaciones haciendo de su habitación infantil, un lugar en el que sus sueños de preadolescente, y de adolescente, y de joven puedan hacerse realidad. Y en ese lugar hay un lugar para Woody y Buzz Lightyear... Siempre han sido nuestros amigos. Fue como vivir en una película.

8 comentarios:

blanche dijo...

que suerte te llevan a dysneiland con los niños!creo que me voy a escapar sola con ellos...

Ana, princesa del guisante dijo...

*Blanche: no entiendo el concepto de "me llevan"... ¡vamos todos!

Besos

Mariapi dijo...

Ana,mis niños-grandes fueron el primer fin de semana a ver la peli...y andan revolviendo el garage buscando su Buzz...es una película que ha marcado.
No me extraña que te emociones, pero la penica del desgarro de ver que crecen, se irá convirtiendo en dulce nostalgia, y verás qué gozada acompañarlos mientras se hacen mayores...es apasionante, de verdad.

¿Habrá fotos de tu trabajo como decoradora "factotum"?

Un besico,

P.D.Tampoco se han perdido Shrek...pero claramente es más para mayores que para los niños.

MadreYMas dijo...

AY! Se nos hacen mayores, Pesoletina...
Me muero de ganas de ir a Paris con Criatura y ver su cara al descubrirlo todo...
Me puede la impaciencia!
Besos.

La meva maleta dijo...

Mis guisantitas, fueron a verla, invitadas por la más-mejor amiga de una de ellas (qué suerte la suya)...y les tengo prohibido contarme nada, sobre la película...a mi no me invitan claro, me invito yo el próximo día del espectador...

Creo que Pixar está salvando el fatal destino de Disney...si Walt levantara la cabeza...

Besitos

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mariapi: Pues cuidado si encuentran a esos muñecos, la pueden armar gorda...

Habrá fotos de la reforma, supongo, si algún día está la habitación lo suficientemente ordenada para hacerlas :-)))
Bsss

**MadreYMas. Cuando tu bebé calza un 36, la cosa empieza a dar susto. No tengas prisa para llevar a Criatura, te sugiero que lo hagas a partir de los 5 años, porque antes no tendrá recuerdo... Mejor a tiempo. Besos

*Mevamaleta. Yo no pienso revelarte nada de nada. Te digo que merece un día del espectador... o incluso un día normal. Pixar está haciendo las cosas bien. Guiones inteligentes, dibujos cuidados,...

Bsss.

tomae dijo...

...PrincesaDel!...toystory3! genial película, genial...fui con mis princesas mientras mi reina hacía las maletas...

...pues ¡a moco tendido!
¡dan ganas de jugar más! ¿no?

saludos!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tomae: estoy convencida de que estas Navidades será el regalo estrella para todos los niños... Me dio la sensación de que con verla una vez no es suficiente.
Feliz regreso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.