© de la imagen La meva maleta

viernes, 23 de abril de 2010

El amor verdadero

Escena doméstica del martes por la noche. Mi marido sufriendo con el fútbol, y yo, disfrutando Shakespeare in love (1998). No pasa nada, cada uno hace lo que le apetece, mi hogar es lugar de respeto. Después de la película, beso de buenas noches, e intento de dormir de un tirón. Admito que no lo conseguí, un café tardío me jugó una mala pasada. Y así empecé a pensar en el post de hoy.



Esta maravillosa película gira en torno al amor. Al AMOR, en mayúsculas, con todas sus letras. Trata de una historia ficticia, pero que resulta creíble, acerca de la inspiración que llevaría al dramaturgo inglés a escribir e interpretar Romeo y Julieta.

En cada verso de amor, en cada beso anhelado y reprimido, en cada encuentro furtivo, en cada instante de pasión, sentía esa dulce punzada que sólo el amor provoca.

El amor no se puede medir, ni limitar, ni controlar. Se apodera de tu sensatez, no está sujeto a la acción de la voluntad, sino que se rige por una suerte de locura interna que te vuelve frágil y salvaje a un mismo tiempo.

Es un sentimiento positivo, qué duda cabe, pero a la vez, lastima de forma indeleble el corazón y, quien ya lo ha sentido, jamás vuelve a ser la misma persona. Cuando uno ha amado, nunca vuelve a ser el mismo, queda ligado, como preso en una especie de telaraña entretejida por el objeto de su estima. Da lo mismo si el amor es o no correspondido, o si el amor se acaba (¿se acaba, el amor?). Nada puede ser comparado a ese sentimiento que te crea y te destruye al mismo tiempo.

Ahora, cuando la vorágine del correr de mís días saturados por el trabajo, los niños, la casa, los blogs, las labores, los libros, las cartas, las palabras, el buen tiempo, o la lluvia, ahora, después de casi 20 años a su lado, sigo sintiendo ese amor. Aunque él esté en el sofá y yo en la habitación... estamos enredados por el mismo hilo.


Y para mi amigo del Dayketing... yo serviría para esto. Hoy es el aniversario de la muerte de Shakespeare.

15 comentarios:

La meva maleta dijo...

Feliz Sant Jordi guapa...

...a por los próximos 20!!
(y si es posible, muchos, muchos más)

Un abrazo

Mariapi dijo...

Preciosa descripción de "estar emnamorado", "in love".
Hay que ser muy inteligente, poner corazón y cabeza para tener esa realidad vital del amor después de 20 años...¡Felicidades, Princesa! Y también para tu Princípe consorte...¿blaugrana? Un abrazo, Ana.

Ana del guisante dijo...

*Mevamaleta: feliz día a ti también... Ojalá tengamos muchos años de felicidad más. Besitos

*Mariapi: el principe y señor, mi Gran Guisante es del Barça, pero no es muy futbolero, afortunadamente. La inteligencia es útil para la convivencia, pero en el amor, influye más bien poco, ¿no crees? Besos y feliz día de nuestro Patrón

Bego dijo...

Ana me ha gustado mucho eso de estar enredados por el mismo hilo...yo me siento igual de enredada con mi marido.
feliz Sant Jordi.
Besos
Bego

Mariapi dijo...

Ana, en "el flechazo" ese "fall in love", es verdad, tiene muy poco que decir la cabeza(no me refiero a una "inteligencia académica", por supuesto).
Pero para seguir amando, para hacerlo con los sentimientos que necesitamos...creo que sí que hay que poner mucha pero que mucha cabeza... y no con tesis doctorales...perdona, es un poco largo. Besicos.

Ana del guisante dijo...

*Bego: feliz enredo... que las ataduras sean siempre de hilos de algodón de azúcar, y no cuerdas que nos aprisionen. Besos

Ana del guisante dijo...

*Mariapi, no, no es nada largo, me gusta este punto de vista, y creo que sí tienes razón. ¿Por qué sobreviven unas relaciones y otras no? Los dos miembros de la pareja tienen que ser muy listos, muy cautos, muy racionales, y permitir que el amor lo invada todo. I like it. Besos

Marta dijo...

Estar enamorado es muy fácil, sale solo. Para QUERER y seguir queriendo querer hay que poner voluntad y más cosas... sólo así puede durar forever, sigue disfrutando de tu guisante grande. Buen fin de semana, besos

Ana del guisante dijo...

*Marta: estoy de acuerdo contigo... besos rebozados :-)

Montse dijo...

I que duri molt anys.

Bona Diada!!

Ana del guisante dijo...

*Montse: espero que sí: bona llavor, bona terra, sol, i regar sovint. No pot fallar :-))

meloenvuelvepararegalo dijo...

Bueno, bueno, qué de comentarios tan acertados sobre las relaciones de pareja.
Me ha gustado mucho la metáfora de "estar enredados por los mismos hilos" yo lo equiparo a llevar el mismo "tempo" y caminar en la misma dirección.
Un muy feliz día de Sant Jordi!
y a por el siguiente :)

Ana del guisante dijo...

*Meloenvuelve: plantear cualquier tema aquí siempre me enseña muchas cosas, muchos puntos de vista distintos o parecidos a los míos. Me sorprende, también el amor. Que dure muchísimo.
Un abrazo

La meva maleta dijo...

Ana, mañana en mi blog: te nomino!
Querrás jugar?

Besitos!

Ana del guisante dijo...

*mevamaleta: si, aunque me da un poco de miedo la imagen de la señora con guantes de boxeo :-)) Menos mal que no eres tú!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.