© de la imagen La meva maleta

lunes, 5 de abril de 2010

De cocinitas


No me había estrenado en el tema de los pucheros, aquí, en el castillo. Hoy receta de tarta no apta para controladores de calorías.

Tarta de queso Philadelphia con mermelada de arándanos.
Nivel: Principiantes
Para una tarta de 8-12 raciones
Ingredientes:

Base de la tarta
Se puede hacer preparando una masa a base de galletas trituradas con mantequilla, para la cual se necesitaría un paquete de galletas María, y 200 g de mantequilla a punto pomada. Vestir con esta masa el molde, de forma que quede hecha la base de la tarta.

Yo, personalmente soy un poco perezosa y me gusta algo más ligera, así que compro una masa de hojaldre  o pasta brisa, de las que vienen preparaditas para ir al horno. Forrar un molde de unos 30 cm de diámetro por 3 de alto, y hornear (seguir las recomendaciones del fabricante).

Relleno:
Dos tarrinas de queso Philadelphia
Zumo de un limón
Un brik de nata líquida
5 cucharadas soperas de azúcar (aunque si te gusta el sabor más ácido con tres es suficiente)
Tres hojas de cola de pescado.

Decoración: Medio botecito de mermelada de arándanos o frutos del bosque

Preparación
Diluir en tres cucharadas de agua templadita las hojas de cola de pescado y calentarlo sin que llegue a hervir. Mezclar el resto de ingredientes con las varillas y añadir la gelatina ya líquida. Rellenar la base de la tarta, y refrigerar 4 horas. Luego, templar la mermelada en el microondas, sólo para que esté algo más líquida, y repartir bien por encima de la tarta.
Volver a refrigerar un ratito más y está lista para servir.

Bon appetit

12 comentarios:

La meva maleta dijo...

Gracias Ana...la propaganda de la tarta ha llegado hasta mi hermana, y tengo ya tres personas pidiéndome la recetita!
Mañana mismo compraré los ingredientes y el próximo fin de semana, me estreno de pastelera!

A las que no hayais probado todavía éste pecado, os lo recomiendo. En casa todavía se relamen...jajajaj!

Besitos guapa,
¡estás en todo!

Ana del guisante dijo...

*Carme! lo mejor de las tartas es compartirlas con buena gente :-) Ah, y para cuidar algo la línea (poquito, eh) propongo cambiar el queso philadelphia por queso light, que está hecho a base de yogur y no de nata. Habrá que probarlo.

Besitos y a chuparse los dedos...

La meva maleta dijo...

Me apunto la variante dietética, porque viendo como me aprieta el botón de los tejanos después de la Mona de ayer, más vale que empiece a portarme bien...jejejej

slurp, muáks, slurp!!!

Mariapi dijo...

Me encantan las tartas de queso en todas sus variedades. Pero ahora¡prohibidísimas, lo sé!...qué Princesa tan polivalente... Un beso

Ana del guisante dijo...

*Mariapi: que no, mujer, sólo prohibiditas. La versión queso light seguro que un trocito pequeño antes de un buen paseo, cuela :-)) Besos polivalentes jajaja

ART TO PATCH dijo...

mmmmmmMMMMMMMM!!!!!Quina pinta!!!!!gràcies per la recepta! ja et diré com em queda!!!!
Petons
Laura

Ana del guisante dijo...

*Laura: Segur que et sorprendras... ara, la foto no és del meu pastís, que jo no en sé tant jajaja
Petonets a tu i al peque.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Seguro que la tuya estaba igual de buena que la pinta que tiene la de la foto!!
Alguna vez he hecho alguna de queso Philadelphia y realmente salen muy muy buenas; habrá que probar la del queso light por lo de la dieta :)
Un saludo,

Ana del guisante dijo...

*Meloenvuelva: no sé cómo sabrá la de la foto. La mía duró poco, poquísimo. El queso light lo he utilizado para untar, estoy segura de que con esta tarta queda igual de rico... Un abrazo

Mónica dijo...

¡¡Qué foto tan deliciosa!, dan ganas de dar un saltito y preguntarte si me invitas a un trocito. Gracias por compartir la receta. Besitos y feliz martes.

Ana del guisante dijo...

*mónica... estaba riquísima, pero no era tan bonita como la foto :-)

Las Recetas de Xonia dijo...

mmmmmm pero que pinta mas rica, me recuerda mucho a la que yo hacia....

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.