© de la imagen La meva maleta

martes, 27 de abril de 2010

Pequeños tesoros

Damas y caballeros, quiero hacerles partícipes de algunos de mis pequeños tesoros.

Las primeras flores abiertas del ramillete,




Mis margaritas antes,

...y después

Las rosas de Sant Jordi que me hicieron mis hijos


Mis bailarinas de princesa,


Y mis peonias, que ya han florecido:



Feliz día.

6 comentarios:

Mónica dijo...

Buenos dias! preciosos tesoros en tu jardin, y esas bailarinas parecen de sirena, con lentejuelas que brillan como el agua. besitos
Me encantan las rosas que te han regalado tus niños, eso si que es un tesoro :D

Ana del guisante dijo...

*Mónica: ¿a que son preciosas las rosas de mis niños? menudo mérito tienen las maestras que todos los años inventan rosas. Las he tenido de papel de magdalena, de cartón de huevo, de papel pinocho, de papel de seda...

La meva maleta dijo...

Bueno, bueno...las de tus niños, son sin duda las mejores y además no se marchitan.

Las peonías me dan mucha envidia...las mías ¿ya deberían haber empezado a florecer? Ya me veo yendo a la floristería a por un ramo, si quiero tener peonías en casa!

Preciosas tus bailarinas...
;-)

Ana del guisante dijo...

*Mevamaleta: la única pega es que la rosa de mano, huele a pinura de niño de colegio jajaja Besos grandes

Mariapi dijo...

Ana: Mi jardín está medio dormido...no se si es el clima o que yo no lo sé espabilar.

Mañana tenía pensado enseñaros mis hortensias, las únicas que están espabilando. Un beso, Princesa de los guisantes y las flores.

Ana del guisante dijo...

*Mariapi: nono, no es así. Contrato los servicios de mi señor Guisante para el jardín. Yo sólo saco fotos a sus floretas... y este año está fatal. Cada año por Sant Jordi ya había montones de rosas, y a duras penas mañana o pasado se abrirá la primera...

Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.