© de la imagen La meva maleta

jueves, 15 de abril de 2010

El día del niño

Hoy es el día del niño. Me he enterado al abrir Google, que lo celebra así:

El tiempo de mi hijo mayor.
El bostezo, los cereales, lavarse los dientes, correr a la escuela. Cole, comer, ver un poco la tele, lavarse los dientes, cole. Merienda. Deberes, clase de música. Pelear un poquito con tu hermano, cena. Dientes. Cuento, besitos. Dormir.

El bostezo, los cereales, lavarse los dientes, correr a la escuela. Cole, comer, ver un poco la tele, pelearse como un chino con tu hermano, lavarse los dientes, cole. Merienda. Deberes, paseo en bicicleta. Jugar un poquito, cena. Dientes. Cuento, besitos. Dormir.

El bostezo, los cereales, lavarse los dientes, correr a la escuela. Cole, comer, jugar un poquito, lavarse los dientes, cole. Merienda. Deberes, cumpleaños de un compañero, cena (cómo puedes comer tanto, hijo?). Dientes. Cuento, besitos. Dormir.

Etc.

El tiempo de mi hijo pequeño.

El bostezo, los cereales, lavarse los dientes, correr a la escuela. Cole, comer, ver un poco la tele, lavarse los dientes, cole. Merienda. Molestar al hermano que hace los deberes. Tirar de la manga de mamá para que deje la cocina y me lea un cuento. Sentarme en el regazo de mamá. Recibir a papá como un cachorrito. Cenar. Dientes. Cuento, besitos. Dormir.

El bostezo, los cereales, lavarse los dientes, correr a la escuela. Cole, comer, pelear con el hermano, gritar, lavarse los dientes, cole. Merienda. Pintar con rotulador. Tirar de la manga de mamá para que deje la plancha y hacer un puzle con ella. Sentarme en el regazo de mamá. Recibir a papá como un cachorrito. Cenar. Dientes. Cuento, besitos. Dormir. Pedir agua. Besito. Dormir.

El bostezo, los cereales, lavarse los dientes, correr a la escuela. Cole, comer, ver otra vez Up, llorar porque no te quieres lavar los dientes, lavarse los dientes, cole. Merienda. Paseo en bicicleta con mamá, sentado en la sillita, no quiero aprender a pedalar. Recibir a papá como un cachorrito. Cenar. Dientes. Cuento, besitos. Dormir.


...

14 comentarios:

Mariapi dijo...

Ana, visitar tu blog esta mañana en la que estoy hasta las cejas de trabajo ha sido un respiro de frescura...el tiempo de la infancia. Lo que describes es la superficie, pero buceando en esa falsa monotonía se viven las más apasionantes aventuras y cambios de ese tiempo único, auténtico hogar de nuestra personalidad. Me ha encantado. Un besico.

Ana del guisante dijo...

*Mariapi: esta monotonía es lo que les proporciona seguridad a los niños. La rutina es la cuna de muchas virtudes... me alegra haberte dado un soplo de aire fresco. Ah, tengo el tuto de matrioskas paralizado: cumpleaños de niña=camiseta de kitty :-)) Besicos

Mónica dijo...

¡¡Muchas gracias por recordármelo!!
besitos y disfruta del dia con sus rutinas, que no lo son tanto y cada dia te dan una sorpresa.

Ana del guisante dijo...

*Mónica: lo mejor es eso precisamente, que cada instante te sorprenden... Un abrazo

monty dijo...

Cómo me ha gustado leer esta rutina diaria de tus hijos,.... Abrazo esta rutina que a ratos me asfixia... mmmmm ellos tan cerquita de mi...¡Es que me queda poco de este pan de cada día! Momentos únicos e irrepetibles para ir dando, dando, dando.... "Yo soy mi infancia y sólo un poquito más". Disfruta del "día del niño".

Ana del guisante dijo...

*Monty: No dejes que la rutina te asfixie... sigue soñando. Besos

Montse dijo...

Qué estres solo de leerte, desde luego las mamis son las trabajadoras natas del mundo mundial!!!
Pero acuerdate del domingo de excursión, del cumpleaños feliz, de les "fieretes", del dia de reyes...eso tambien cuenta!!!

Besos

Bego dijo...

Madre mia Ana!! Bendita rutina...
Besos
Bego

ana dijo...

Cuántos secretos escondidos, como piedras preciosas, hay en esa rutina nuestra de cada día...

Nos levantamos, desayuno tranquilo, vamos al cole, en coche. Un beso de despedida. Pasa su jornada escolar. Mamá aprovecha a dejarlo todo listo. Nos encontramos de nuevo a las cinco. Cara emocionada (aún se le salen los ojos al verme...) Volvemos dando un paseo normalmente, y más ahora que ya no hace tanto frío. Ella juega con una amiga. Yo parloteo con la otra madre. Ducha. Merienda y puesta al día de las cosas que han ocurrido (la hora de la merienda suele tener un alto porcentaje de tesoros subterráneos). Nos ponemos a hacer los deberes. A veces incluso enfurruñadas, ambas. Se nos pasa muy rápido. Estudiamos. Cenamos. Más secretillos. Nos lavamos los dientes y a la cama. Entonces es cuando más suele entretener la hija a la madre... que si ven, que si te cuento esto... que si aquello... que si lo otro... hasta que se le cierran los ojos. Silencio. Entonces es cuando la observo detenidamente, hasta las pestañas. Emoción... un ser magnífico ha sido colocado a mi vera.

Bendita rutina!!!

Sé que siempre querré volver a estos días... lo sé.

Ana del guisante dijo...

*Montse: en este relato faltan muchas cosas. En cada momento hay un momento especial. Beberse un vaso de leche puede suponer un viaje submarino por un mar de aguas de colacao... Nada es lo que parece, cuando tienes niños.

*Bego: a mí la rutina de los niños me gusta, pero a veces, ellos me dan un poquito de pena, porque les hace menos libres.

*Ana: Es verdad, nunca el tiempo será como ahora...

Besos a todas

Privalia México dijo...

Sin duda el ser niño significa muchas cosas... para los adultos una serie de mil cosas por hacer, para ellos los niños creo nunca acabaría de definirlos pero en escencia creo son ingenuidad, alegria, diversión, tan sólo te alegran el alma por lo que mejor no deberias dejar de serlo nunca.

Feliz día a los peques, y bueno aunque en México aún no lo es ..pronto lo será el 30 de abril y les tenemos el regalo perfecto para ellos!

Besos,
Privalia
http://bit.ly/privaliahi5

Ana del guisante dijo...

*Privalia: Bienvenido al castillo. Aquí los niños son muy afortunados, porque son un bien escaso. España tiene un índice de natalidad de los más bajos de Europa, y por ende, del mundo. Merecen tener su día. Y regalos... eso es lo que aquí les sobra. Saludos

meloenvuelvepararegalo dijo...

Emocionante post y vuestros comentarios :)
De verdad, una delicia esa rutina que describís.
Saludos,

Ana del guisante dijo...

*Meloenvuelva: lo verdaderamente emocionante es pararse a mirar lo que significas para esos niños. Impresiona ver cómo les influye la educación que les das. Un abrazo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.