© de la imagen La meva maleta

viernes, 26 de febrero de 2010

El espejo


Hace tiempo que el espejo me devuelve la imagen de alguien que se parece a mí.
Ya, ya, no puede ser otra persona que la mía. Pero ¿cuándo me han salido canas? Ah, sí, recuerdo la primera, a los 19 años. La muy indiscreta salió justo en mitad del nacimiento de mi cabello, en la frente, para no pasar desapercibida. Mis mofletes desaparecieron al perder el peso ganado por los embarazos. Y en algún momento entre un invierno y un verano la luz de mi piel se esfumó. Aunque, si miro un poco más, en la luz de mis ojos sigo viendo aquella chica que fui.

Nunca tuve síndrome de Peter Pan, porque nunca fui una niña, sino más bien una vieja en un cuerpo pequeño, viviendo una infancia tranquila. Disfruté de todos los momentos de mi vida y fui feliz jugando con muñecos, y supe que querría ser mamá. Mi adolescencia estuvo rodeada de problemas que se añadieron a sus propias dificultades. Mi juventud fue bonita, tiempo de aprendizaje y de amor. Y de lucha.
Luego llegó la locura de la maternidad, la más grande de las aventuras que jamás viví.
Y en algún momento se supone que dejé esa juventud y me convertí en una persona de edad indefinida, porque, a los 36 años, qué se supone que soy ¿joven? ¿madura? ¿mayor? ¿?
Bueno, sea cuál sea su nombre, estoy viviendo un tiempo de actividad frenética, jamás había hecho tantas cosas al mismo tiempo y, a su vez, jamás esa hiperactividad me había producido tanto placer.
Seguiré buscando en el espejo aquella que yo creo que soy, aunque si no la encuentro, tendré que aceptar a esa extraña.


8 comentarios:

La meva maleta dijo...

MI primera crisis, llegó a los 40 (hace pocos días) y no la esperaba...nunca creí en éstas cosas, pero aún así, llegó y aunque creo que se fué, me consuela recordar una frase de Víctor Hugo que decía: "los 40 son la edad madura de la juventud...los 50, la juventud de la edad madura" A veces, debo mirarme al espejo para saber qué edad tengo...por dentro dudo que alcanze los19...Una abrazo princesa!

ana dijo...

Pues... somos un poco de todo, esa que se asoma en el espejo, la que se asoma en el brillo de tus ojos, la que ves en los ojos de los otros, el recuerdo de los que estuvimos a tu lado...

... somos tan geniales!!!!
jajajajaja

Un beso enorme.

Ana del guisante dijo...

*Maleta de mi vida: Mafalda, otra gran pensadora decía: "Si la vida empieza a los 40, ¿para qué nos harán venir con tanta antelación?" Bueno, yo pienso ¡que me quiten lo bailao!
Besitos...

*Ana: hijapródigademivida ¡has vuelto! Te habíamos echado de menos... Yo como la de aquel anuncio de la tele, que su novio le había dicho que no sé qué de su culo... ¡pues yo creo que estoy estupenda! (quien no se consuela es porque no quiere jajaja)
Bienvenida a tu castillo...

Mariapi dijo...

¡Pero baby! Si estás con toda la fuerza de la vida. Te habla "la tercera edad". Las primeras canas...un horror. Pero yo ni me las veo. Soy íntima de Miss L'Oreal, y en el espejo sigo siendo yo...gracias a la presbicia que no me deja apreciar los detalles. Ahora, estoy encantada de "crecer y ser mayor". Sobre todo porque ya no sufro más que por las cosas importantes, que era una insoportable...Un beso, jovencita.

Ana del guisante dijo...

*Mariapi: No, si sufrir no sufro, sólo estoy reubicando. Buena soy yo. Me río yo de los problemas, con este público tan entregado... besos grandes

Sunsi dijo...

¡Hala! Entra otra madurita... de casi 50. Con la preparación de las bodas de oro de mis padres han salido miles de fotos. Ya te puedes imaginar... "Mamá... qué mona estabas" Resalto el "-ABAS". Y pienso "Chicos. Algunos no habíais nacido... O erais tan pequeños que parecía una "baldufa" y ni siquiera tenía tiempo para sentarme... ni de engordar un gramo..."

A mí también me ha pasado, pesolet. Ahora ya no, pero quizá en un momento sí me di cuenta que yo ya no era yo y punto... sino todo lo que me iría aportando el marido, los hijos, los años que cumplían los hijos. Y no volvería atrás.

Estás pletórica, chiqueta. Y me alegro mucho de tu reubicación. Siempre no estamos reubicando...

Petons, pesolet

Marina dijo...

Estás ahí, en el espejo. Seguro. Ella te mira y sonríe porque no la reconoces.

Eres tremendamente joven y harás de tu vida aquello que tú quieras.

Besos princesa.

Ana del guisante dijo...

*Sunsi: Bueno, es que la vida es eso, más o menos, buscar cada uno su lugar. Y a esos hijos tuyos tan crueles, nada, deséales lo mejor del mundo... hijos.

*Marina: ¿haré de mi vida lo que yo quiera, o ella hará lo que quiera conmigo? La roca, el mar... En fin, sea como sea, los cambios son inevitables, habrá que hacerles sitio. Besos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.