© de la imagen La meva maleta

martes, 17 de enero de 2012

Dejà vu

Ayer tuvimos tutoría con la maestra de mi hijo mayor



Después de media hora de escuchar la realidad que sospechaba, que mi hijo no es el mismo en casa y en la escuela, que es inteligente pero que siempre busca alternativas para evadir el trabajo, que se esfuerza lo mínimo pero saca sobresalientes, que los deberes se hacen a medias, que...  no pude evitar sonreír.

Fue como escuchar todas las palabras que mi madre dijo que había pronunciado mi maestra de cuarto sobre mí misma. 

*Ay*

Me queda el consuelo de saber que al final no me ha ido tan mal. Aprendí a estudiar, soy muy trabajadora y polifacética.

Sólo me queda rezar que a él se le aparezca un ángel y decida ponerse cuanto antes... menudo bochorno.


14 comentarios:

paterfamilias dijo...

¡Cómo se parece a Q.! Y lo que cansa ... Eso, eso, que aparezca un ángel, pero ¡ya!

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo no sé con qué caradura son capaces de mirarnos a los ojos y decirnos que ya han terminado todos sus deberes... buf.

La meva maleta dijo...

Te diría que aquello de que enseñar la zanahoria como premio para que saque sobresalientes, funciona bastante bien...pero si ya los saca, sin tener que esforzarse...

Sea como sea si se os aparece un Ángel o una Musa, que medie en el asunto, sé buena y en cuanto acabe, mándamela para casa! ;-)

susana dijo...

Sólo te deseo que no siga el camino del mío. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Uy, no, sacar sobresalienteses su obligación, no hay compensación para eso... En fin, espero no dejar demasiado estrujada a la Musa esa, fíjate que luego se la tengo que pasar a Paterfamilias :-)

Muas

Ana, princesa del guisante dijo...

susana, hija, no me atrevo a preguntar... Besos

Leles dijo...

Ya has leído el post de Matermanías, así que, supongo que no tienes en qué preocuparte, porque el ángel del que hablas ya lo has llamado sin saber y seguro está de camino.
Es un chico listo, verás que todo saldrá bien.
Confía pero síguelo de cerca!!!
Biquiños

MadreYMas dijo...

Pregunta indiscreta: le dijiste que tú a su edad eras igual? A veces, como mejor aprenden es con una actitud abierta por nuestra parte. A menudo les hace gracia confirmar que sus padres tampoco fueron perfectos.
Y es una buena enseñanza de sinceridad, empatía y afecto.

Eso sí, lo de vigilarle y empujarle, no hay que dejarlo!

Harun Ar dijo...

Prayer is a hope, I hope you get it

Mariapi dijo...

Pero bueno...parece que ¡Ya! tenga que ser perfecto y maduro y responsable y todo un hombre hecho y derecho,¿quien nace así'¿para que necesitaría una madre tan fantástica como la que tiene si ya fuese "pluscuamperfecto"? Si te ibas a aburrir... Está creciendo, aprendiendo, mejorando. La tarea de padres y también maestros es ayudarles a crecer, a descubrir, que no es tan importante el sobresaliente sino el que intente dar de si mismo todo lo que pueda, a que adquiera habitos de constancia y esfuerzo, para sí y volcándose en los que tenga al lado...Y ahí estás tu, lo sé, para hacerle apetecible el bien y ayudándole a ser lo hermosísimo que llegará a ser.
Besotes. Hoy en especial para él.

Ana, princesa del guisante dijo...

Leles: Sí, el post de Mariapi ha sido una gran lección para mí. No tengo intención de dejar de trabajar, pero es agotador, ya verás. Un beso

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí, si se lo dije, pero si ya a nosotros mismos nos cuesta sacar una lección de nuestras experiencia, imagínate qué raro se les tiene que hacer a ellos vernos a nosotros como niños... Pero ya se ha puesto manos a la obra a cambiar lo que hacía mal, es admirable.

Ana, princesa del guisante dijo...

Welcome to my castle, Harun. I thank your coment.

Ana, princesa del guisante dijo...

Qué difícil, cuánto admiro las cosas que dices. Sí es cierto que tenemos que tener paciencia, pero desde luego, hay que ir encauzando poco a poco todas las cosas que parecen no circular en el sentido que toca. Será un ser precioso, ya lo es. Un beso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.