© de la imagen La meva maleta

jueves, 4 de noviembre de 2010

Ventajas

No sé si sería exagerado dividir al mundo entre los que nos gusta madrugar, y los que no, y si esa división llevaría implícito el hecho de que a los que madrugamos, nos gusta el mundo interior, las horas de la tarde en casa, y , por ende, el hecho de que los relojes se hayan adelantado una hora, lo que nos permite permanecer en nuestros hogares y hacer los montones de cosas que ocupan nuestras mentes.

Para mí, esta época es buena. No hace un frío excesivo, por lo que puedo salir a la calle sin parecer el Doctor en Alaska. Veo salir el sol de camino al trabajo, lo cual es un espectáculo casi todos los días. Y la oscuridad anima a recogerse pronto. Así que las labores salen del escondrijo de los costureros, los libros ocupan de nuevo su lugar junto a la lamparita del sofá, las mantas y plaids y cojines vuelven a su alboroto y la música y los olores a comida recién hecha impregnan las paredes de mi casa.

Los niños tienen más tiempo a su papá y yo aprovecho que él llega antes a casa para dejarme llevar por el cálido sonido de su voz. Cenamos antes, así que tenemos más tiempo y más ganas de una sobremesa con dulces y palabras.

Allá en el Sur ahora empiezan con su primavera, así que tendrían que estar leyendo lo que yo escribí en marzo y en abril, porque les parecerá más coherente. Sean de donde sean, tomen asiento, y sírvanse algo que les llene el corazón y les endulce el espíritu.

Y les dejo con esta foto de un atardecer de otoño en Zaragoza, ciudad en la que reside un trocito de mí.


9 comentarios:

La meva maleta dijo...

Casi te veo por un agujerito: todos recogidos en vuestra cálida madriguera,
preparándolo todo para el largo invierno que se acerca.
A ti, de pequeña te encantaba, jugar a las casitas...¿acierto?

Feliz jueves ardilla hacendosa!
;-)

Mariapi dijo...

Ana, estos días tengo la sensación de que cunde más el tiempo, que tengo energía especial.
Para mi también es un alivio el cambio de horario...pero no para MiGeorge...complementarios hasta la muerte...así que cuando uno está up, el otro está down, y nos equilibramos.
La foto es una preciosodad, gracias, un besico dulce como los adoquines.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mevamaleta: sisisi estamos todos agazapados, y te dejamos un huequito. Tenemos la despensa llena de víveres que hemos almacenado. Un beso


*Mariapi: bueno, eso es bueno, entre los dos equilibráis la balanza. Sabía que te gustaría la foto. Un besico acachirulado

MadreYMas dijo...

Jo, pues yo debo ser muy rara... porque me encanta madrugar (y además no puedo hacer nada por evitarlo), pero no me gusta nada el otoño, ni el invierno.
Soy de sol y calor...
Y de salir a la calle, pero temprano... por las tardes, a partir de las 7, sí que creo que el mejor lugar es la casa... y me pasa como a Mariapi... Padre es nocturno e invernal... así que nunca nos ponemos de acuerdo, jajajaja!
Besos.

Ana, princesa del guisante dijo...

*MadreYMas: Yo nunca me acostaría, y madrugaría. Es decir, dormiría poco... pero Marido me animó a dormir lo que toca, y ahora ya me he acostumbrado. Un beso, guapa

Lisset dijo...

Yo he pasado por todos los estados, he sido una insomne de las de 3 horas por noche y no más, pero a partir de los 30 he empezado a dormir cada vez más, y ahora que rozo los 40, pues mira, madrugo muchísimo pero porque mi cuerpo hace ya lo que quiere y me levanto a las 5, pero yo por mí, no me levantaba hasta las 10. Claro que levantarse a las 5 tiene ventajas, estoy sola, en silencio y hago lo que quiero, incluso trabajar tranquila, pero luego por la noche, casi no consigo ver una película, que desastre :/ adoro el otoño, el invierno y la primavera... no me hablen del verano, cada vez lo llevo peor, supongo que es por vivir donde vivo. Besos.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Lisset: pues yo detesto el invierno, especialmente la niebla, y el viento. Un beso

meloenvuelvepararegalo dijo...

He estado unos días ocupadas con menesteres varios y por fin hoy me he podido poner al día de la cantidad de cosas que pasan por tu castillo; tienes ya por fin recuperado a Pollo? o era a Peri? ;)
El caso es que me he quedado prendada de este atardecer zaragozano, ya sabes lo que a mí me gusta verlos y compartirlos!

Mi cumple creo que sigue una semana al tuyo, así que bien podrían dignarse en regalarnos unos corsés (e incluso podríamos llegar a compartir uno, pues tampoco nos lo pondríamos todos los días, no?) para recibir a los visitantes de nuestras moradas, no crees? Me alegra que te hayan gustado.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Meloenvuelve: pollo tiene recuperación para días, el pobre, está más desplumao que un pollo de los del súper. Si me apuras, algunos pollos te los venden con más plumas que mi pajarito. En fin. Lo de los corsés, mira uno para cada una, que total, tampoco pedimos tanto, eh. :-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.