© de la imagen La meva maleta

jueves, 11 de noviembre de 2010

El paro y el pañuelo en la cabeza

Esperaba a mi hijo mayor en el pasillo de la escuela de música. Aparecieron tres niñas, de unos 10 años, hablando como mayores, sobre un chico, pongamos David. Una de las resabidas sentenció: "Los padres de David lo han cambiado porque están en paro". Las otras la miraron sin haber comprendido. Preguntó: "Sí, el paro, ¿sabes qué es?" . La otra niña respondió, dudando "Sí, eso que no tienen trabajo o algo así".

Faltaba un par de minutos para que saliera mi hijo, y me pregunté cuántas cosas les sonaban de haberlas escuchado en casa, y qué era lo que entendían sobre ellas.

Al salir, nos cruzamos con una niña musulmana, jovencita, con velo. Y decidí que ese era un buen momento para averiguar lo que me había estado preguntando.


Mientras caminábamos hacia la salida, le dije:
-Marlin, ¿tú sabes por qué lleva un pañuelo en la cabeza esa niña?
-No.
-Esa niña es musulmana, eso quiere decir que su religión es distinta de la nuestra.

Iniciamos un diálogo sobre religión, y sobre temas como el paro. Por no atosigarle con demasiada información le pedí que se fijara en lo que ve y que preguntara sin miedo todo aquello que no entendiera.

Se hizo un silencio a través del cual casi podía escuchar el engranaje de su pensamiento funcionando a toda velocidad.

-¿Qué religión tiene M?

M, es un niño vecino de nuestra casa y compañero de clase de Marlin. Son Testigos de Jehová, por lo que el niño no asiste a las clases de religión. Les llama especialmente la atención a los niños el hecho de que no se le permita celebrar los cumpleaños y fiestas.

Espero que mi hijo siga preguntando, damos por hecho que ellos comprenden nuestro mundo, su mundo, pero me temo que muchas veces no es así.

16 comentarios:

sunsi dijo...

Se me cae la baba literalmente cuando escribes tu vida con tus hijos. Siempre se me queda en un lugar del cerebro la idea: pesoleta educa, los hace pensar... Y concluyo que estás sembrando mucho mucho... Frutos maravillosos.

Un beso, Princesa

Angela Barahona Borja IT dijo...

que cierto es lo que dices, yo personalmente, como mama, prefiero que mi niña, el día de mañana sepa cierta cosas por mí, antes que por sus compañeros de clase, que los pobres, algunas veces les llevan a la confusión, ya que ellos tampoco saben las respuestas. muy interesante el dialogo con tu hijo.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi: me sorprende lo que dices. Si te fijas, la etiqueta que le he puesto a esta entrada es Aprendiendo. No aprenden ellos, sino yo. Me di cuenta al escuchar a esas niñas que presuponemos que nos entienden todo. Gracias, guapa

*Ángela: lo que tenemos que asegurarnos es de que entiendan bien. El diálogo dio mucho de si, me alegré de haber sacado el tema... Bienvenida al castillo.

MadreYMas dijo...

Pesoletina, la verdad es que es muy interesante la charla que te marcaste con Marlin...
Hay veces que creo que los niños se nos pierden con toda la información que no pueden procesar...
Es tan importante charlar con ellos...
Comunicación: la base de cualquier relación. Entre adultos y entre pequeñajos.
Enhorabuena por tu saber hacer.
Besos.

La meva maleta dijo...

Esa, creo yo, es la mejor manera de educar; haciéndoles pensar, preguntando como perciben del mundo que los rodea.
Las respuestas sin duda, son tesoros llenos de información.

Y tu los aprovechas al 100%
:-)

Besos Pesolet.

sunsi dijo...

¿Te sorprende? El aprendizaje es mutuo... ahora. Pero tú naciste primero, sembraste primero...Es sólo cuestión de edad... Da igual el título que escribas... Mi conclusión va a ser la misma, Princesa. El pensamiento juega... vuela... y te arranca conclusiones que no tienen nada que ver con la etiqueta.

Molts petons

Marina dijo...

Haces muy bien proporcionándole información a tu hijo, porque a veces pecamos al pensar que ya la tienen y obviamos su inocencia. Yo paro mis clases continuamente cuando salen temas interesantes. Ellos lo hacen a propósito para "perder" clase y yo me dejo hacer para amueblar sus cabecitas con información adicional. Los padres alucinan si ven un telediario con ellos.

Besos para una madre genial.

Mariapi dijo...

Es una de las cosas más difíciles. Explicar los "grandes temas" a los niños. Es un modo de probar la veracidad de los convencimientos, de simplificarnos por dentro. Veía los telediarios con ellos...y lo que se descubre con los ojos de los niños.
Un beso, Ana.

Rose dijo...

Hola guapa. Confirmado que este es tu blog, me pongo ojos a la pantalla. Es muy interesante lo que cuentas. Los niños ven el mundo con otros ojos y no siempre entienden lo que ven aunque a nosotros nos parezca que se lo saben todo. Es importante que pregunten y también es importante preguntarles para ver que han entendido.

Ana, princesa del guisante dijo...

*MadreYMas: sí hay que hablar. De todo, aunque nos dé pereza, y comprobar que nos entienden, sin prejuicios y sin etiquetar. No es nada fácil, ya lo verás. Un beso

*Mevamaleta: es como ponerse unas gafas y verlo todo a su medida. Es un mundo nuevo. Si los mayores ya no sabemos cómo vivirlo, imagina ellos. Petonets

*Sunsi: pues tendré que hacerte caso porque tú eres una tipa muy sensata y muy inteligente. Muas

*Marina: jeje me encantan tus alumnos, qué pájaros. Pero yo estoy de acuerdo contigo. Tratando temas que salen en las noticias se aprende mucho más, o al menos cosas mucho más útiles.Besos

*Mariapi: Tienes toda la razón. Me costó mucho explicar sin juzgar, sin decantar los matices para que él pudiera sacar sus propias conclusiones. Es más, en algún momento creo que no lo logré. Un beso, guapa

*Rose: Un poco más arriba hablaba de cuánto me costó explicar conceptos complicados a un niño de 8 años dispuesto a aprender todo lo que le contaba :-). Bienvenida al castillo.

ana dijo...

Admiro tu sensibilidad, y te recuerdo especialmente cuando ésta sale en algún post.

Y me gusta imaginarte intentando colocar en tus ojos, los ojos de tus hijos.

Es cierto, cuántas veces pasamos de largo lo que los ojos de nuestros hijos ven. No se puede ir con prisas, nunca, y menos si estamos al lado de ellos.

;)

Ana, princesa del guisante dijo...

*Ana: lo más bonito es que yo habría escrito lo mismo sobre ti... cómo tú ves a través de los ojos de tu hija. Un beso grande

Bego dijo...

Yo también espero que no solo tu niña, si no todos los niños del mundo sigan preguntando, es la mejor manera de poder saber, sobre todo si se pregunta al objeto de nuestra "curiosidad"

Ana, princesa del guisante dijo...

*Bego: cuánto tiempo sin saber de ti (Marlin, es un niño, te habrá sonado a Marilyn:-)) Lo cierto es que los niños no suelen ser tan preguntones como las niñas, casi tienes que ir a tirarles de la lengua. Pero es bonito descubrir el mundo con ellos. Un beso.

Bego dijo...

Creo que te confundes de Bego, porque yo no conocia este blog, pero me ha encantado y te he puesto en mis favoritos.
Y perdón, no se porque pensé que era niña, no me fije en el nombre, perdón, perdón.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Bego: ¡¡perdonada quedas!! no pasa nada.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.