© de la imagen La meva maleta

lunes, 20 de septiembre de 2010

Comentarios en el blog

Me enganché a los blogs mucho antes de saber siquiera en qué consistía un blog. Leía sus entradas, era asidua a blogs de creativos, a blogs de artistas que hacían labores, a blogs de madres. En fin, yo entraba en las ventanas ajenas, y llenaba mis retinas de ideas de las que me apropiaba con cariño, y con un sentimiento de gratitud hacia la persona generosa que se había molestado en colgar eso en su blog.

Sólo en algunas ocasiones había accedido a los comentarios. No sabía que esta interacción entre los lectores del blog y su autor fuese tan gratificante y necesaria. Y lo es, ciertamente.

Muchos comentarios me han sorprendido. Por el amor que he encontrado hacia la persona que aparento ser aquí. Por un agradecimiento por haber expuesto algo que ha ayudado a alguien. Por los aplausos por el trabajo realizado. Muchas veces los comentarios ayudan a abrir ese abanico de ideas, y exponen algo que no sabía. Y muchas otras, encuentro en vuestras palabras calor, y consuelo.

No estoy segura de que todos los que leéis mi blog leáis también los comentarios. Yo os invito a hacerlo. Descubriréis mucho más de lo que yo pueda aportar. Como botón de muestra, esta conversación entre Driver, estrella invitada de algunos blogs, y mi corazón a medio recomponer.

Driver ingenuo pero...  dijo...


"Siempre hay alguien que te engaña, alguien que intenta conseguir algo de ti, alguien que te utiliza.Alguien que te hace daño.
...

Siempre hay alguien que te da su verdad, alguien que te da algo sin esperar nada a cambio, que te regala un trozo de vida.Que te ama.
...


Y ahí estás tú, jugando con cartas sobre el tapete verde, apoyado en la mesa del día a día, en la habitación de la edad, la tercera planta del edificio de tu vida.Y unas veces vienen buenas cartas, y otras no.


Así que un día, logras coger fuerzas, subes por las escaleras a la cubierta del edificio, te asomas por la barandilla y ves el vacío.


Tienes que decidir.


O te tiras tú o tiras los resentimientos.


Así que coges una bolsa de basura, la llenas con los abandonos, las traiciones, las estafas, los engaños.


Como la bolsa pesa, hay que cogerla con mucha fuerza, voltearla alrededor de tu cuerpo, y con cuidado para que no te arrastre con su peso, tirarla por encima de las protecciones.


Y entonces te quedas apoyado en el pretil, viendo como la enorme bolsa cae al vacío, acabando en el contenedor de los escombros.


Te esperas.


No hay prisa.


Es tu momento de gloria.


Al rato viene el camión de la basura.


Pasa cada día.


Se lleva el contenedor con la enorme bolsa.Y tú te quedas ahí, viendo alejarse el camión, pensando que pasa todos los días.


Miras al horizonte.


Amanece.


Ya no tienes resentimiento.


Ya no tienes dolor.


Sólo un hermoso y a la vez complicado día por delante.


...


Afortunadamente, los camiones de la basura, pasan todos los días.


Los azules y los grises.


Todos los días."






20 de septiembre de 2010 14:53



Ana, princesa del guisante dijo...


*Driver de ingenuidad rectificada sabiamente: a menudo las personas que hieren disfrazan sus palabras con falso amor, afecto, amistad, o las envuelven en regalos. Dan el pego, hasta que te das cuenta. Y entonces cargas con su pesada bolsa de basura, y como un buen vecino (¡¡tirar basura por la ventana es espantoso, señor ciudadano!!) y la tiras al contenedor para que el basurero la recoja.


Y luego, a veces te quedas pensando... ¿era amor? Tapaba la mezquindad con su aspecto rosado y lleno de lacitos. Pero era amor, al fin y al cabo. La pregunta inevitable es ¿hice bien en tirarlo? Y entonces le das otra oportunidad. Ese día se disfraza de regalo. Y el regalo es agradable. Recuerdas vagamente que tras la piel de cordero hay un lobo de afilados colmillos, que te muerde. Lo vuelves a empaquetar. Nada de bolsas, ahora una caja de cartón. Y un sello de correos, y a volar. NO volverán a engañarme, te dices.


Y pasa un tiempo, cambian tus circunstancias, y esta vez aparece el traidor envuelto en un halo de miseria que te hace sentir lástima. Y se la pasas una vez más.

Y te hiere de nuevo.



Errar es humano
Errar, duele.
Herir es humano.
El otro se siente herido, total, vino a traerte amor, regalos, su miseria.


Gracias, Driver...un abrazo


Pasen, damas y caballeros, a comentar si lo desean. Procuro responder con cariño.

21 comentarios:

La meva maleta dijo...

Confieso ser una comentarista acomplejada.

Me siento como en mi casa aquí...pero cuando leo los comentarios tan bellos que te dejan muchos de tus seguidores, pienso no estar a la altura.
Aún así comento.

Cuando leo tus preciosas entradas, con los sentimientos tan bien ordenados, pienso no estar a la altura.
Y aún así comento.

Una vez leí que el bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen. Y me apeteció creerlo.
Y por eso comento. Y si Dios quiere, seguiré comentando.

Besos grandes

Hele dijo...

A mi me pasa lo mismo que a la Meva Maleta, a veces me cuesta expresar lo que siento, o pienso que va a soñar ñoño o infantil...

Y me da vergüenza mostrarme del todo...de hecho, en mi blog me limito a mostrar mis creaciones, sin dar más datos de mi vida o de mis emociones.

Aunque muchas veces me ha apetecido hacerlo.

Besos

meloenvuelvepararegalo dijo...

A mí me gustan los comentarios. Y los leo.
Y los hago. Y los agradezco.
Eso último, mucho.
Y cuando son tan intensos, divertidos e interesantes como algunos que últimamente me encuentro... los disfruto.
Estemos a la altura o no, mevamaleta, acompañan.

Ana, qué pena que hayas utilizado "los regalos" como algo que puede enmascarar algo negativo. Para mí siempre son hechos con sentimiento y buena intención.
Por cierto, esta entrada me ha hecho recordar una mía de hace unos meses: Si se siente gratitud y no se la expresa es como envolver un regalo y no darlo.
Así que: De nada.
Besos,

tomae dijo...

Ana (Hoy Ana) como también con Marta, Parace que hoy es un de destripar blogs y comentarios, y comentar sobre comentarios es el paso siguiente a la publicación...

La de hoy da mucho de sí...

Sobrela "interacción entre los lectores del blog y su autor fuese tan gratificante y necesaria"...He visto blogs vacíos de comentarios, y he podido sentir tanto el vacío que puede sentir el autor, como la valentía y el coraje de seguir escribiendo...
Los comentarios son una primera aceptación a lo que has escrito...aveces agradan, sorprenden, y defraudan, porque no cumplen las expectativas que pretendías con tu entrada...aunque si escribimos con y la libertad de nuestra escritura es nuestra bandera, pienso que también esa "aceptación" sea del color que sea la hemos de recibir como un regalo...y si no llega...pues no llega...llegarán otras cosas...

Comentarios "Por el amor que he encontrado hacia la persona que aparento ser aquí" No se si acierto a intuir lo que dices Ana, pero el amor bloggeril es una dimensión más allá de la aceptación inicial, implica una sintonía, que se perfecciona si tienes buena escritura, empatía personal, y el cariño ese que también mencionas...uf! ese tipo de comentarios, que pueden llegar a más... Son los más sorprendentes y los gratificantes, pueden incluso ruberizar...y lo otro también...pero la fuerza de esas impresiones, se aprende con el tiempo...es aquello de "la letra y la sangre" ¿no?

De "blog leáis también los comentarios"...pues esa es la intención, al menos antes de comentar,al menos si quieres aportar ideas nuevas, si te interesa el tema..y y...si tu comentario tiene otros comentarios ...e incluso si tu comentario se comenta en un blogg vecino, o si la respuesta a tu comentario viene cruzada en otro blogg...y para el sudoku de los comentarios puedes ver en que momento del día se han realizado...bueno bueno no sigo...

Yo a Driver "comentarista y cuentista" que no bloggero...bueno Driver es Driver, Driver cuentista, Driver Broter, Driver .... como dice él ...es dificil conducir un 16 Toneladas y comentar al mismo tiempo...

Ana, los comentarios adornan al post, lo enriquecen, lo embellecen, le dan más vida..y aveces incluso anuncian su muerte...En el comentarista, se casi de todo..incluso el estado de ánimo.

No sigo, me enrollo demasidado, intento siempre que sea de buen rollo, no sé si aquí acierto...pero aprendo.

(redur) la palabra de verificación, el "capcha", también me fijo en ellos...incluso tengo un post sobre ello ;)

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mevamaleta: No tienes que tener complejos. Escribes muy bien y tus comentarios siempre aportan mucho y demuestran que eres muy inteligente. Y no te lo digo por decir... léete, querida. Sin la música de tu voz este bosque estaría realmente triste. Un petonet.

*Meloenvuelve: no te me ofendas, pero los regalos me dan bastante miedo, según de quién procedan... A mí me gustan la mayoría de comentarios. Lo único que lamento es que a veces que mi respuesta no pueda satisfacer a quien comenta, por quedarse corta. Pero lo hago con cariño SIEMPRE.
Petonets

*Tomae: Buen despiece... :-)) el comentario muestra la opinión de los ojos que te leen. Siempre me han suscitado curiosidad. No más allá, no tanto la persona, que está bien en su intimidad, sino sus ideas. Es bonito, es como conocer almas. Un beso, chico

Ana, princesa del guisante dijo...

*Hele: no tienes que sentir vergüenza de lo que pienses. La opinión es libre... ñoño me parecería no tener opinión :-)) Un abrazo

Yo misma dijo...

Hola Ana, hace un tiempo que te sigo y creo que es la primera vez que te escribo un comentario. La verdad es que la mayoría de las veces me dejas reflexionando y los comentarios que pueda poner, pienso que no aportan mucho, asi que permanezco en el silencio, escuchandote.
El tema de ayer y el comentario de driver me han llegado de una manera especial, yo hace poco que vi irse la basura en ese camion y aunque me produjo una sensacion de liberación y alegría, soy tambien consciente (como tú) de que volverá (y aqui estaré esperando) y volveré a meter todo ese dolor en una bolsa y esperaré a que llegue el camión de la liberación y de la pena (para que vamos a negarlo..)
Gracias por compartir tu sensibilidad con nosotros.
Un abrazo!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Tú misma (y compañía... ¡felicidades!)No me refería exactamente a la obligatoriedad de comentar, ni siquiera recomiendo comentar, si no se quiere. Lo que sí creo enriquecedor es leer los comentarios, puesto que aportan también muchísimo. Gracias por pasar por aquí. Un abrazo

Lucy dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Naranjito dijo...

Estimada Ana, un servidor se traga todos los comentarios de los sitios que habitualmente visito y, por supuesto, las respuestas de sus autores y autoras. Si las entradas son de toma pan y moja, los comentarios son la guinda del postre. Algunas veces pienso "y despues de lo que le han dicho ¿que puedo aportar yo?". Pues nada, Anusca, lo que aporto es lo que me sale del corazón, alguna veces sin pensar y otras despues de meditarlo un poco.
Estimada Princesa, que las musas de la red llenen tu blog de entradas y nosotros de comentarios.
A sus pies Alteza.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Lucy: precisamente lo que pretendía era abrir los ojos a quienes no suelen leer los comentarios... me alegra que te haya llegado al alma. Un beso


*El Naranjito: querido, lo que sale del corazón, bienvenido es. Los comentarios acompañan a quienes nos esforzamos en contar algo lo mejor que sabemos. Un abrazo...

Rhiannon dijo...

Hola,

yo soy de ésas que no siempre comentan, generalmente porque no me conecto a diario, y a veces leo las entradas varios días después de que sean publicadas. Pero sí me gusta leer lo que otros comentan. Y a veces los comentarios me impulsan a visitar ese blog. Esto de la blogosfera es así: saltas de una casa a otra y si no le pones freno corres el riesgo de perderte en el ciberespacio!
Un abrazo

ana dijo...

Se aprende muchísimo al lado de las personas que comentan, al final, siempre quieres ver cómo le dan la vuelta a lo que tu has dejado. Como lo exprimen. Y cómo te dejan frases que muchas veces son como una candela; desprenden luz.

Y como en la vida, no todo cordero es tal cordero, ni todo lobo es un verdadero lobo. Hay malentendidos. Envidias. Amistades. Es como la vida, pero "en letra".

El ser humano es impredecible. Afortunadamente. No te arrepientas de cada una de las oportunidades que has dado, ahí está la medida de tu generosidad, y la posibilidad para que el tiempo te sorprenda.


Un abrazo gordote hermosa princesa del guinsante!!!!!!!

Anónimo dijo...

¡CUANTO TIEMPO PARA ESCRIBIR Y FOMENTAR EL CLAQUEO GENERAL! ¡CUANTA AUTOCOMPASION! Y ¡CUANTA FALTA DE AUTOESTIMA! ¿OS RELEEIS 5, 10 O HASTA 20 VECES AL DÍA PARA LLENAR VUESTRO EGO?

Driver dijo...

Doscientas cuarenta y tres veces al día nos releemos, nos autocompasionamos de forma intensa, nos noautoestimamos de forma perennne, y nos llenamos nuestro ego como mínimo cuatrocientas cuarenta y siete veces al día.
¿Y sabes por qué, anónimo?

Porque nos da la gana, chico.
Vas tú a decir qué, cómo y cuándo.

Nones.

ana dijo...

(yo también)

Ochocientas cuarenta y dos veces al día nos releemos, nos autocompasionamos de forma intensa, nos "noautoestimamos" de forma perennne, y nos llenamos nuestro ego como mínimo cuatrocientas cuarenta y siete veces al día.
¿Y sabes por qué, anónimo?

Porque nos da la gana, chico.
Vas tú a decir qué, cómo y cuándo.

Nones.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Rhiannon: (¿se le podría llamar adicción a eso?) Un abrazo.

*Ana: no, no me arrepiento. Pero no pienso ponerme en el disparadero de los sentimientos con alguien que se empeña en lastimarme una y otra vez. Por salud mental. Un abrazo, bonita.

*Anónimo: no sé si responderte ¿vas a leerte, releerte, y volverte a leer? ¿vas a leerme a mí? Eres un cobarde, también tu opinión me interesa, aunque pienso que te equivocas, si me permites decírtelo, en lo de la autoestima. Yo me quiero. Me encanta leerme, porque me gusta ver mis pensamientos en forma escrita, para ver cómo éstos cambian, maduran, crecen, menguan, interesen o no a alguien como tú.
Vienes por que quieres, no lloriquees, anda. Gimes como una mula.

*Driver y Ana... a mí, plin. Si me molestara tanto, lo borraría. Afortunadamente yo sé muy bien dónde estoy, cuál es mi lugar, y cuál mi porqué. Si hubiera cero comentarios, seguiría con mi blog, porque casi trescientas personas vienen a diario a leerlo. Y si les sirve para reír, para enojarse, para burlarse, para llorar, bueno ha sido. Bendito el que pase por mi vida provocándome un sentimiento, el que sea.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Se nota que tus comentarios y respuestas están hechos con cariño; y en absoluto se quedan cortos. Espero que también notes cariño, ánimo y un abrazo "envolvente" en los míos :)
Pues tienes razón en los regalos que según de quien provengan pueden tener otra intención...
Más saludos,

La meva maleta dijo...

Me gustan las críticas. Aunque difieran de lo que yo pienso, pero nunca tras el anonimato. ¿Qué miedo hay en decir lo que uno piensa? Cuando la crítica se hace desde el respeto, siempre es bienvenida...cuando no, y escondiendo la cara, ¿que se pretende?

Padre, lo confieso, a veces me autocomplazco, y me releo. ¿que penitencia me toca?

Para mi es un placer leer los comentarios...de todos. Incluido el mío, aunque sólo sea para ver si me he equivocado.
En esta casa...creo, todo cabe, si se hace con respeto.

besos

Marta dijo...

Los comentarios dan vida al blog!...hasta los del anónimo que escribe en mayúsculas para hacerse ver. Espera que me releo una y otra vez y me doy golpecitos en la espalda... Ya está! autoestima recuperada. Ego feliz te desea feliz dia Pesolet.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Meloenvuelve: envuelta quedo, en precioso papel de seda...

*Mevamaleta: quedas absuelta :-) Me ha sabido mal no el anonimato, sino que se critiquen los contenidos de MI BLOG. Este es MI espacio, y digo lo que YO quiero. Los que quieran venir, bienvenidos, y los que no, "bon vent i barca nova". No les obligo a quedarse. Petonets bonica

*Marta: De ego happy a ego feliz... ¡viva la vida y vivan los blogs, sus comentarios y la madre que los matriculó! jajaja

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.