© de la imagen La meva maleta

viernes, 9 de julio de 2010

Un regalo para mí


Pensaba en escribir una entrada intimista. Me hace bien sacar del almario mis sentimientos para que se aireen, y tomen un nuevo color.


El profundo dolor de mi amiga, que me conmueve, y que por extensión, conmueve a una gran parte de los seguidores de este blog, y de todos aquellos conocidos comunes, me ha pillado por sorpresa.

Yo soy enfermera.Y me hice enfermera porque le tengo pánico al dolor. De forma totalmente ingenua quise ponerme en el bando de los buenos, de los que alivian el dolor, para ser inmune a él. El que cura, no puede padecerlo. Ahora me siento bastante tonta por haber pensado así. No solo no puedes evitarlo para ti, sino que tampoco sabes qué hacer cuando no puedes salvar del dolor a aquellos a quien quieres. Y ahora veo sufrir a una amiga la enfermedad más temida, con toda clase de complicaciones.


Es tiempo de cambios en mi vida, y yo los tolero mal. Soy pequeñita de mente para aceptarlos. Una vez me he adaptado, lucho, soy fuerte, no lo niego, pero el momento de la tormenta me produce angustia. Mi vida anuncia vientos de cambio. He descubierto que soy capaz de hacer cosas nuevas que me abren puertas que no sé si voy a atreverme a cruzar, y los que están a mi alrededor, crecen deprisa o envejecen deprisa. Y los abismos entre los que se alejan son cada vez más profundos.


Soy, a pesar de lo que pueda parecer, una persona más bien introvertida y solitaria, aunque mi tendencia a la alegría me hace buscar compañía. Mi blog ha sido como una catarsis. Ya ni siquiera me da pudor hablar de cosas tan íntimas como las que salen aquí, a pesar de que sé que muchas personas a las que conozco están leyéndome. Y fuera de este espacio, sería incapaz tocar temas tan personales. Supongo que es más fácil hablar con un desconocido o con 200...


Ayer recibí un regalo. Mimaleta me chiva de que alguien habla de mí:Va de retro. Me ha emocionado, un millón de gracias. Tus palabras acarician mi corazón, porque todo lo que alberga este blog no deja de ser un trocito de mi alma.



People,
people who needs people
are the luckiest people in the world.




15 comentarios:

MadreYMas dijo...

Pues ya me gustaría a mí que una enfermera como tú me tocase en mis visitas al hospital...
Enhorabuena por ser tan querida. Todos tus lectores estamos encantados con tu blog!
Un abrazo y mucho ánimo.

Ana pesolet dijo...

*MadreYMas: me siento querida por vosotros... las palabras traspasan la pantalla y me llegan directo al alma.
Besos

Mariapi dijo...

Me alegra muchísimo, Ana. Estos claroscuros, son tirones para arriba. Un regalo precioso que endulza unos días complicados.

Un besico

Ana del guisante dijo...

*Mariapi: estos claroscuros son ¡la vida misma! Besos

La meva maleta dijo...

Qué bueno es sentirse reconocida.
Enhorabuena, tú déjate querer!

Bss

Ana pesolet dijo...

*Mevamaleta: uy, uy, que esto se empieza a tragar comentarios... Me dejo querer, el cariño no se puede desperdiciar, es un tesoro. Petonets

sunsi dijo...

Tu blog es amable, querida pesoleta. Por eso es tan apreciado... como la dueña. Espera que me pongo las gafitas de filóloga. Amable=digno de ser amado. La mayor dignidad que conozco. Muy bien dicho. Déjate querer, que recibir cariño es el mejor regalo...gratuito pero pesa toneladas.

Me sigo acordando de tu amiga. Y doy gracias a Dios porque te ha colocado al lado de personas enfermas. Necesitan el bálsamo de la ternura y del optimismo.

Un beso, guapa

Ana pesolet dijo...

*Sunsi: ternura y optimismo... gracias, gracias, gracias, gracias. No puedo decir nada más. Besos

blanche dijo...

Soy yo blanche que vuelvo al ciberespacio.Estos dias se me complicó un poco la vida.Problemas varios que tengo que resolver.La entrada de hoy muy bonita;la de los san fermines me produce nostalgia de un tiempo buenisimo(yo he estado tres veces)la de laniñera me asusta un poco(no la podian haber puesto mas guapa?)la de las camisetas de sobrinos me produce envidia por lo bien que te salen esas cosas...en fin me estoy alargando mucho....BESOS en la distancia.

Ana pesolet dijo...

*Blanche, se te echaba de menos. Pero te imaginaba trabajando... ¿todo bien? esicos, guapa.

tomae dijo...

PrincesaDel, ¡muchas felicidadas!

...yo en tu blog veo jovialidad, alegría sencillez bien adornado con ENTENDIMIENTO...y si me permites, además es Cristiano...Vale la pena encontrar entradas como las tuyas...y mucho desparpajo costurero!

...saludos a tu amiga, suerte de tenerte!

un beso Ana!

Monty dijo...

Afortunados nosotros de haber conocido tu Yo más in-in.

Uno de los lados buenos del blog es que ofrece una buena dosis de autoestima según me van comentando algunos usuarios: si ésto lo has sentido, disfrútalo, lo mereces Anna.

Yo también me acuerdo de tu amiga.
Saldrá,

Deseo que te adaptes a tus cambios lo más rápido posible, pasaditos por H2o mucho mejor.


Un beso veraniego con conecsión.
Besos.

Ana pesolet dijo...

*Tomae: vaya, me han subido los colores... no sabía que aquí pasan tantas cosas. Un abrazo

*Monty: Bendita cobertura :-)) Mi amiga está mejorando. Y el agua... vah, si es una copita de champagne no pasa nada, no? jajaja

VadeRetro dijo...

Me hace mucho bien leerte Ana. Tu entrada "ser mamá" describe increiblemente bien eso que se siente y que desconoces que puedes llegar a sentir, hasta que no lo sientes. Ser madre es lo mejor que me ha ocurrido en la vida, llevar a mi pequeñín en mi interior fue maravilloso, pero una vez que lo vi, lo toqué y me inundó su cálido olorcito, me enganchó como la peor de las drogas. Nunca pensé que podría amar así...

Muchas gracias por compartir tanto y ánimo siempre...

Ana pesolet dijo...

*Va de Retro: a mí, que me gusta escribir, me faltan a menudo las palabras para describir los sentimientos relacionados con la maternidad. Un abrazo, y gracias por pasar por el castillo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.