© de la imagen La meva maleta

sábado, 3 de julio de 2010

Fragilidad

Sin saber siquiera que hablo de ti, te estás convirtiendo en una de las protagonistas de este castillo. Espero que ningún bruto (eh, Javier) te deje leer ahora todo lo que digo sobre ti, porque necesitas estar fuerte, y no leer cosas sensibleras que te hagan llorar.



En 11 años apenas te había visto derramar alguna lágrima. Por fuera, quiero decir. Sí, te había visto tragarte sapos , y estar triste, triste, triste. Alguna vez te había visto sufrir callada, y tus lágrimas siempre habían sido más bien escasas. Sólo has llorado en este mal trago, y cuando has hablado de tus hijos... ¡Cómo me dolió tu miedo!

Hoy me ha dicho alguien que te ha visto en el hospital. Cuenta que estás pálida, delgada, y frágil como una hoja seca. Me alegra la advertencia. No debería de haberme sorprendido, de hecho, has pasado 10 días en la UCI. Pero yo te había guardado en mis retinas como siempre, con tu pelo alborotado, tus ojos azules, tu sonrisa risueña.

Me preparo para ir a verte, con la maleta cargada de energía para ayudarte a emprender esa subida. No podré contarte cuánta gente de aquí, del castillo, hace el ascenso con nosotras, pero ellos estarán ahí metiditos. 

Me ha venido fenomenal que me abrieran los ojos antes de salir, porque yo te imaginaré infinitamente peor de lo que en realidad estás, y así cuando mis ojos se encuentren con los tuyos podré fingir una grata sorpresa. Como suelo ser de palabra torpe cuando hablo, me haré una lista de temas tabú, que no debo iniciar yo:

-Tus niños, porque no quiero que llores. Si necesitas hablar de ellos y llorar, seguro que tú me sacas el tema.
-Mis niños, porque te harán pensar en los tuyos.
-La piscinita de charco. Seguro que estarías más a gusto en la calle, tomando el sol, que aquí en el hospital.
-El trabajo. Todo el mundo pregunta por ti, y tendré que decirte aquello de que todo el mundo me habla del bien que les has hecho. Y no quiero que llores por lo que yo te diga.

Porque yo llevo días guardando mis propias lágrimas, y cuando tú empieces, lo haremos las dos.

11 comentarios:

Sunsi dijo...

Pesolet...Te acompaño en esta visita al hospital. No soy nadie para dar consejos. Pero sí te diría que siendo tú misma le regalarás toda la fuerza.Será como una transfusión. Y si hay lágrimas, creo que no pasa nada. Llorar con una amiga buena, con una buena amiga... limpia, sana un poquito.

Un beso, tesoro.

Ten por seguro que voy a rezar por ella.

Ana pesolet dijo...

*Sunsi: después de haber escrito el post, hablé con ella por teléfono, y estuvimos bromeando: que si le había gustado tanto el médico de la uci que decidió quedarse allí, y tonterías de esas.... yo no quiero que tengamos que llorar, pero si no queda más remedio. Sé que rezarás, por ella, y por mí. Y yo lo haré por ti. Besos gordotes (mi playa está en Cambrils, pero si un día estiramos la patica hasta tu Tarraco, te aviso)

tomae dijo...

PrincesaDel,

...Regad con esas lágrimas vuestra amistad
para que crezca, se fortaleza, os una y para que a ella le de ánimos y más salud.

Y si no te importa, tomaré prestada una de esas lágrimas y la haré servir, para estar allí... la usaré como jaculatoria para iniciar una oración...

Un besico a las 2...buenaAmigaprincesaDel!

MadreYMas dijo...

Pesoletina,

No sé qué tipo de enfermedad sufre tu amiga, pero en estos meses en los que estamos enfrentándonos con el terrible cáncer de Benidto Abuelo, los psico-oncólogos siempre nos han dicho que les dejemos llorar... y que si hay que llorar juntos, lo hagamos. Por lo visto, muchas veces frenamos tanto sus ganas de llorar que les causamos una tremenda frustración.

No sé si esto te ayuda o te lía más... Perdona, no es algo que me incumba.

Sólo te puedo mandar mucho ánimo. Y un beso grande.

Mariapi dijo...

Ana, tu céntrate en sonreir. Me ofrezco a llevar la mochila, y te llevo a "collincas" si es necesario.
Sólo necesita que estés...y contigo, aunque ella no lo sepa, le acercarás el cariño de todos los amigos de tu castillo. Un besico, ánimo.

Monty dijo...

Yo también te acompaño desde tu Castillo hasta la puerta del Hospital. Pongo el brazo para las subidas y rezos aceitunados de San.Cirilo para SEGUIR.

Cómo tu sabes no decaerás, aguanta Princesadel, SMILE. Todo SALDRÁ bien! smileeee! kisss.

Montse dijo...

En tu maleta tambien meto unas cuantas sonrisas y unas pocas lagrimas mias, seguro que haras buen uso de ellas.
Ánimo y llévale mucha energia positiva.

Petons

La meva maleta dijo...

Cuanto cuesta resistir las lágrimas, a veces. Llévate una sonrisa puesta, y no te la quites para nada, quizás puedas contagiarla. Tus palabras, harán el resto...de eso estoy completamente segura. llévate también todos los ánimos que quepan en tu maleta...y ojalá te cueste cerrarla.

Un abrazo.

Ana pesolet dijo...

*Tomae: Gracias por tus palabras. Yo no sé si soy buena o mala amiga... cuando las situaciones de los demás son tan grandes, se hace lo que se puede. Un abrazo

*MadreyMas: no es que no quiera que ella llore sus penas, creo que lo que pretendo es no deprimirla, intentar darle ánimos. Maldito cáncer. Sí que me ayudas, una mano más para cargar la maleta....Besos

*Mariapi: vamos del bracito... eres un sol (¿cómo va ese resfriado traidor de julio?) Besicos

*Monty: NO sé de que es patrón San Cirilo, Pero llevo tantos rezos que los santos tienen una fiesta arriba en el cielo, que ríete de las de casa Sunsi.... Besos, guapa, y gracias a ti también

*Montse: la sonrisa es el arma más poderosa que tengo (el pequeño Bufón la ha heredado). Seguro que la utilizo... aunque llevaré Kleeneex por si eso. Petons

*Mevamaleta: espero que mi sonrisa sea contagiosa de veras. Ayer me decía que se sonríe cuando lee el libro que le compré al entrar en el hospital (Por qué las mujeres no entienden los mapas...) Ojalá tuviera una maleta como la tuya, además de ánimos metería regalos para la vista como las cosas que aprendo en tu casa :-)) Besos

ana dijo...

Ana, no te cortes, si hay que llorar... se llora. Si es necesario y sale, adelante. Yo con vosotras.

La realidad no se puede rodear, ni saltar, desgraciadamente. Así que mirémosla de frente, con nuestra familia y amigos de la mano, y con una oración en los labios.

Te recuerdo. Un beso.

Ana pesolet dijo...

*Ana: Espero que no sea necesario, porque pienso ir cargadita de optimismo. Y si sale, que salga. Tomo tu mano, adelante. Besos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.