© de la imagen La meva maleta

martes, 29 de abril de 2014

De amores y suertes

A veces pienso que tuve suerte de encontrarte en mi camino. Y te lo digo, y me miras desde el otro lado de tu muralla sin agujeros y me dices que es verdad, que tuvimos suerte los dos. Y yo sé que yo tengo más suerte, que yo sin ti...
Y entonces entro al lugar ese tan secreto de tu coraza, donde estás desnudo y sin huesos, y nos hacemos un ovillo como dos gatitos recién nacidos, y pienso que los dos, los dos tuvimos suerte. 

Alguien se preguntaba, en qué nos basamos para elegir al padre de nuestros hijos. 
Yo te encontré con la adolescencia a medio construir, la mía y la tuya. Recuerdo cuánto me resistía a aquello que me empujaba a no poder no amarte. No quería saber con tanta certeza que tú eras mi yo. Pero era una verdad que echaba raíces sobre mis pies en ti. Y me resigné a ese amor inevitable porque, sencillamente, era perfecto.

Si tú eras todo aquello que me faltaba, sólo podríamos crecer hacia otros, hacia esos hijos que tendíamos que tener. Y cuando los niños no llegaban, o llegaban y se iban, y cuando llegaron y por fin se quedaron para siempre, nunca dudé de que nadie podría ser el padre de mis hijos si no eras tú. 

Así que tengo la respuesta a la pregunta: te elegí como padre de mis hijos, porque eras perfecto para mí, para nosotros. Además, ¿les ves? son todo lo mejor de ti y de mi. Y saben que nos queremos y que, en el fondo, ellos son lo primero pero se irán y nos quedaremos queriéndonos cuando ellos encuentren a sus ellas.

No me hagas mucho caso, estoy tonta, te veo enamorándote de mi, y de repente me acuerdo de cómo era al principio, se me para a ratos el corazón.
Me voy a hacer la cena.

17 comentarios:

oles dijo...

Mi yo está en ti y el tuyo en mi... Letanía desde siempre desde que recuerdo. Es maravilloso quererse. Es maravilloso querer.
Un post precioso, en esta noche tan cálida
Un beso del Sur, Princesa

Ana, princesa del guisante dijo...

Cuando dices sí, ese sí para siempre que te cruje por dentro y te rompe por siempre, uff... Un beso, gracias Oles

aaana dijo...

Siempre recordaré a Rosa, mi profesora de religión de tercero de bup que nos decía que "hay que querer querer!"
Me ha gustado mucho tu entrada. Seguro que a Marido también!
Por qué escogí yo al padre de mis hijos?
Porque era perfecto. Porque cuando yo ya no era una adolescente sino ya una señorita de veinticinco años revolvió todo mi mundo de arriba a abajo. Yo no quería tener hijos ni creía en el matrimonio. Hasta que llegó él. Lo curioso es que toda la pandilla lo llevaba diciendo años y nos costo reconocerlo. Orgullo supongo. Gracias a Dios abrimos los ojos a tiempo. Y ahí vi que claro, yo ni creía en el matrimonio ni quería hijos porque no había encontrado con quien. Aunque se sentase delante de mi en la universidad tantos años

Tita dijo...

Uauuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu ¡¡¡vaya entrada, Princesa! Abrumadora. Te iba a citar un par de frases. Y luego otra. Y luego otra...total, todo el post.

Qué maravilla, que manera tan hermosa de contarle.

Precioso, de emoción llorando me tienes.

...y ¡gran final!

Pd. Se la voy a leer al santo, porque también nos encontramos con la adolescencia a medio construir, la mía y la suya, y también hubimos de prolongar nuestro amor en ellas, cuando no venían, o cuando venían y se iban, hasta que vinieron...

Enebea dijo...

Qué bonita declaración de amor.

Me encanta encontrar gente que se quiere después de años y años, de niños, de hipotecas, de problemas, de risas y lloros.

Al final, cuando crecen los niños, termina la hipoteca (sí, es posible), se solucionan los problemas, se ríe a diario y se llora solo con las películas tristes... entonces quedamos nosotros dos.

Y es estupendo haber encontrado al compañero de vida que "estaba hecho para ti".

Besotes.

Ana, princesa del guisante dijo...

Aaana, te resistías también. Qué cierto es, pues, ese Amor que negamos. Un beso, y felicidades por esa familia tan bonita.


Tita, gracias, guapa. A disfrutar de nuestro presente que tanto cuesta. Porque el amor verdadero siempre conlleva sacrificio y renuncias también.

Enebea. No me imagino a otro hombre para mí, a veces asusta...

La meva maleta dijo...

No sé si en este Mundo, encontraríamos a muchos "otros yo" dispersos por ahí o es que, simplemente ha ocurrido, que el único posible ha ido a aparecer azarosamente cerca de algunos de nosotros.
Sea como sea, qué suerte tan grande reconocerle y seguir atrapandoos mútuamente día a día, entre cenas, coladas y obligaciones.

No sé si es un milagro, pero cómo a mi me lo parece, también doy por ello, las gracias siempre que puedo :-)

Susana Moreno dijo...

No estás tonta. Has encontrado lo que de verdad importa. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Mira, casualidad o no, me cuelgo un poquito de la manga de su jersey, por si acaso se me pierde su olor. Qué gusto que también para ellos seamos tan especiales... Un petó a la parte contratante de la segunda parte...

Susana, gracias, me alegra saber que la cordura también es esto! Besos

Sara M. dijo...

Qué bonito Ana. Espero que tenga un buen detalle de Día de la Madre :)

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, Sara. Me hace ilusión el día de la madre, aunque no suelo recibir regalos materiales. Nos regalamos porque sí, no por la obligaciòn del día.

juanpe garbayo dijo...

Tuvisteis suerte. La suerte del que busca la suerte y la halla. ¡qué bonito todo lo que dices! Me quedo con el "no podía no amarte". Ni aún haciendo fuerzas, podía dejar de amarte. Que placer se tiene que sentir al darse uno por vencido y observar que eso es la victoria. ¡enhorabuena!

Ana, princesa del guisante dijo...

Rendirse, al amor. Es fácil, pero hay que dejarse. Gracias, Juanpe

tomae dijo...

... y te hizo mami!!!! Felicidades!!!

Ana, princesa del guisante dijo...

Tomae, sí, hoy me han felicitado los tres. Qué gente más maja me ha tocado...

Marta dijo...

Tienes un par de chicos listos! ya sabían ellos lo bien que se estaría en el castillo...
Felicidades ;))

Ana, princesa del guisante dijo...

Mis niños... Cómo crecen, me hacen feliz. :-))

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.