© de la imagen La meva maleta

lunes, 5 de mayo de 2014

De amores y suertes II

Las cosas buenas llegan así como sin que uno las espere.

Como estas cerezas, que ha dejado en mi cocina para nosotros alguien que hace todos los días mucho más por nosotros de lo que jamás hubiera podido esperar.




Bueno, no pensaba en las cerezas, precisamente, de camino a mi casa este mediodía, ya he dicho que han sido una sorpresa. Pensaba en contaros algo que pasó en el castillo, en una cena cualquiera de un día cualquiera. 

Descubrió mi niño grande, que cada día lo es más, que la mejor parte de la lechuga es el centro, el pequeño cogollito de hojas tiernas y blancas, que ofrecen al morder una resistencia suave. Él, reservado y tímido, sonreía agradecido cuando se lo servía (sí, ya saben, las madres solemos comer las hojas más feas y verdes). La otra noche le enseñó a su hermano su descubrimiento. 

-Bufón, mira, si te toca esta parte de la lechuga, es lo más rico.

Entonces, dividió en dos su codiciado corazón de la ensalada y le dio un trocito a su hermano pequeño. 

Pensaba, mientras regresaba hoy del trabajo en contaros este retalito de amor, mi regalo por el día de la madre. Y resulta que mi suerte, mi verdadera suerte, está en que nosotros estamos rodeados de amor, así es tan fácil aprender... 

Las cerezas están deliciosas, parecen corazoncitos minúsculos. 

7 comentarios:

oles dijo...

Vaya foto bonita!!!, y vaya cerezas jugosas. Es cierto que la suerte la tenemos muy cerquita, solo hace falta fijarse en lo más cotidiano, en lo de todos los días. Y el detalle que ha tenido tu mayor con su hermano, como tu bien han contado, lo certifica.
Un beso del Sur, Princesa

Ana, princesa del guisante dijo...

Me emociona ver cómo se quieren. Y discuten y pelean, de todo y muy bueno :-)besos, Oles

Enebea dijo...

Una de las cosas más geniales de la niñez es tener hermanos.

Yo tengo una hermana, y desde hace años es mi mejor amiga.

Y es estupendo.



Ana, princesa del guisante dijo...

Enebea, yo luché por darle un hermano. Al principio (y a veces aún ahora ) tenía muchos celos, pero les veo quererse y son lo más. Los hermanos son la mejor compañía.

aaana dijo...

Qué gusto da que los hermanos se quieran verdad?
De todas formas, Princesa, ese detalle de Marlin demuestra no sólo que quiere a si hermano sino también su bondad
Enhorabuena por esos hijos

Ana, princesa del guisante dijo...

Realmente es un buen chico. Y su hermano. Espero que encuentren personas de bien en su camino... Como tus niñas? Quién sabe?

aaana dijo...

No sería mal apaño no! !

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.