© de la imagen La meva maleta

viernes, 22 de marzo de 2013

Me queda tanto...

Cada vez que leo algo que no conocía me entra un poco de angustia, por todo lo que no he podido leer y que considero que es imprescindible en mi vida.

El otro día me hice con la Antología poética de Alfonsina Storni. Y me alegro, porque no quisiera haber vivido sin leer una poesía tan bonita como esta:





NO ME DESPIERTES

Tú tenías veinte años... me dijiste
deslumbrado de amor. -¡Dame tu alma!
-Cadáver es...
-Cadáver, yo la cargo...
la inflaré de primaveras dulces,
que hombros robustos muevo; llevo en el pecho
abierto a soles puros... Va conmigo
la juventud.

Yo te besé las manos,
te acaricié los ojos en silencio,
te rocé los cabellos con dulzura;
luego te dije mansamente, cierra,
cierra los ojos claros...
ven conmigo.

Y te llevé, ¿recuerdas? con mis manos,
con estas mis dos manos temblorosas
a un país deslumbrante.

Abrí las puertas, dije, ¿ves aquellas,
esa, la niña dulce? la cuidaron
como a las flores finas, vé con ella;
amor te guíe...

Luego te dije: mira aquella otra,
la de cabellos rubios, tiene el alma
blanda como la felpa de los musgos;
vé con ella también...
piedad te ampare.

Luego te dije: observa; la pequeña
que se desliza así como un suspiro,
es un copo de espuma;
vé con ella...
pureza te hable...

Danzaban ellas finamente, envueltas
en celeste ilusión y estaba rosa
la tierra donde daban con la leve,
nevada planta...

Tú vacilabas... te empujé hacia el grupo
con frase ruda y como abeja en celo
zumbaste entonces...
y olvidaste, pronto.

Senda de tus cabellos, de tus manos...
dulzura de tus ojos infinitos...
¡Tu olor de primavera!
Todo ha muerto.

Duermo en mi forma... Si a mi lado pasas,
calla y desliza el cuerpo sin rumores.
Hielo me ungió de paz...
No me despiertes.

Hace ya mucho tiempo que dijiste:
Cuando los trigos doren volveré.
Muchas veces doraron, tú distante.
Y yo te perdoné

Distraído una tarde que vagabas
frente a mí te encontraste sin querer,
amor de nuevo al corazón pediste,
y yo te perdoné.

Luego, pesada abeja que retorna
con su cosecha dulce del vergel,
levando el vuelo me dejaste muerta,
y yo te perdoné...


Feliz Primavera, que invita a leer poesía.

12 comentarios:

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Leí a Alfonsina Storni hace muchos años porque tú tienes la suerte de ser más joven, gracias por permitirme revisitarla.
Un beso de casi fin de semana
Asun

AleMamá dijo...

¡Guau! me gusta la poesía pero casi nunca leo y de Alfonsina no había conocido nada.

sunsi dijo...

A mí también me pasa, Ana. Cada descubrimiento es un nuevo descubrimiento: lo que me queda por descubrir. Precioso poema nos cuelgas. Gracias, pesoleta. Ojalá la primavera nos traiga cosas así de bellas.

aaana dijo...

Aunque reconozco que la poesía no es lo mío. .. feliz primavera, Princesa!

Mariapi dijo...

Descubrir que hay tanto que leer, que aprender y saborear de tantos que nos precedieron da vértigo, es verdad.
Es una maravilla que habiéndose escrito tanto y tan bello en toda la historia de la humanidad, aún cada uno de nosotros tenga algo que aportar.
Tenemos la suerte de poder apoyarnos en las letras de otros.
No leo mucha poesía, seguramente porque necesito quietud en el alma para saborearla, pero recuerdo estos versos y otros, que llenaron muchos años.
Gracias Ana por el regalo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Está bien, cualquier tiempo es bueno para reencuentros. Un beso de sábado por la noche, llego tardísimo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Todo un hallazgo, su poesía y su vida. A disfrutarla.

Ana, princesa del guisante dijo...

Somos animalitos curiosos, Sunsi. La primavera traerá de todo, como siempre. El ying y el yan, la noche y el día, el calorcito y la lluvia, la alergia y el amor. Cuidate.

Ana, princesa del guisante dijo...

Feliz primavera, querida niña ingeniera:-)

Ana, princesa del guisante dijo...

La poesía entra por nuestros ojos de otra forma, nos acaricia, nos revoluciona y nos devuelve cambiados por dentro, como si nos hubieran bañado con suavizante. Gracias a ti por aceptar el reto, por pararte a leer.

Anónimo dijo...

Cada vez que añadimos un poquito a lo que conocemos, se dispara la percepción de lo desconocido. Es lo que tiene aprender con humildad, para ti, para tus adentros. El abanico de la belleza por descubrir se convierte en una escalera de caracol y las ganas de vivir para siempre crecen y crecen. Creo que eso es bueno. Gracias por recordármelo de un modo tan sensible
Juanpe

Marta dijo...

Princesa de cuentos y poesía!
Buenos días! tengo el estante de libros pendientes torcido, ahuevado de sobrepeso... y no sé que pasa que no arranco; de golpe llega el impulso y entonces desaparezco perdida entre papel. Lo mío es compulsivo, en la lectura y en casi todo!
A ver esta primavera..."si me baño con suavizante",
Besos PoetaTú

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.