© de la imagen La meva maleta

sábado, 15 de octubre de 2011

Del carbón al diamante. Por fin la he conocido

Me considero una persona muy afortunada, no tanto por lo que tengo, que es mucho, mucho, mucho (y no me refiero precisamente a lo material), sino por las caricias que recibo en forma de pequeño haz de luz.

Por fin, Montse, por fin nos hemos conocido. Yo no sé cuántas ganas tenías tú, supongo que eran bastantes, porque Ana me pasó el recado algunas veces. Yo sé las ganas que tenía yo. Me vas a permitir admitir que me costaba un poco... no por nada, sino por el miedo a lo desconocido, se me hace raro conocer a gente nueva así. Además, no sabía como serías, no tenía ni idea de que iba a encontrarme con un diamante. ¿No sabes que eres un diamante?

Podríamos decir que las personas corrientes vendríamos a ser trozos de carbón, quizá como estos



La composición del carbón no deja de ser carbono en una gran proporción. El negro mineral, nace del peso del mundo sobre restos fosilizados de materia orgánica, que terminan siendo útiles para darnos energía a nosotros, más materia orgánica, en un ciclo eterno.

Claro, que si sometes a algo tan poco bucólico como el carbono a una presión grande durante cientos de millones de años, puedes encontrarte con que su humilde composición, el carbono, esencia de la vida en la Tierra, se transforma en algo tan bello como un diamante, así,



Vale, aquí no se ve bonito. Imagínate lo que pensó el primero que andaba buscando carbón y se encontró con un diamantito así. Vaya tontería. Claro, que si empiezas a pulir ese diamante dejando al descubierto todas sus facetas, descubrirás cuánta luz es capaz de desprender. Así eres tú. Un trocito de carbono, como todos, pero sometida a la pesada carga de padecer una enfermedad, que lejos de dejarte hundida en el fondo de una mina, se ha ido puliendo hasta dar forma a lo que tú eres ahora.




No creo poder ser consciente jamás del dolor al que has sido sometida durante todos los años que llevas plantándole cara a la enfermedad (o a sus tratamientos), como tampoco creo que tú seas capaz de ser consciente de la belleza que irradia tu persona, mira, así reflejas la luz, la alegría de vivir, la energía.



Gracias por haberme llamado y haber compartido tu fuerza. Porque, a diferencia del carbón, que es frágil, quebradizo e inflamable, el diamante es el mineral más duro de la naturaleza, sólo puede ser rayado por otro diamante. Así que tú no entrarás en el apartado de las Flores de cristal, sino que entras por la puerta grande en la etiqueta Diamante.

12 comentarios:

Montse dijo...

Ostras....Ana, me dejas...ejem....( y ahora que digo yo???)...Simplemente, que fue un placer conocerte y que me pareces una gran persona,tus palabras me emocionan y que TODOS tenemos algo en lo que batallar.
Yo diamante??? uys...no, no, quita, quita...no sea que me rapten, jajaja, sólo sé que es muy bonito vivir y que "tropezarse" con bellas personas es lo mejor que nos puede pasar.

Petonets

Ana, princesa del guisante dijo...

Montse: ¿Qué dices? A esta hora, buenos días :-)

Bueno, si no me crees, haz un ejercicio: observa la cara que se nos queda a los que te conocemos por primera vez. Un petó

Marta dijo...

Mira que aún nos quedan tesoros por descubrir!!!
Tuve la suerte de mi particular Desayuno con Diamantes...aunque algunas estábais currando.
Besos, que bueno conocer gente así ;)

ana dijo...

Es una preciosa dedicatoria. :)

Anita, un beso enorrrrrrrrrrrrrrrrme. Y mis mejores deseos para todos tus diamantes.

La meva maleta dijo...

La vida, ofrece momentos inolvidables sólo a quién está dispuesto a valorarlos;
Aunque en realidad, sólo hace falta tener los ojos bien abiertos y estar dispuesto a tropezarse con un tesoro, en el momento menos pensado.

Me alegro que tengas tu detector de diamantes tan bien afinado;

Abrazos, guapas :-)

MadreYMas dijo...

Pesoletina, no te has planteado que tú lo que tienes es una especie de imán que atrae a los diamantes y te posiciona muy cerquita de ellos? Pues eso.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Opino igual que las últimas comentaristas, todo depende del cristal con el que se mire, del imán que lleves dentro así atraerás a unas personas o a otras!
Enhorabuena a las dos por encontraros y conoceros, dos diamantes en potencia! (bueno ya en realidad :)

Ana, princesa del guisante dijo...

Marta: cuando algo brilla así a nuestro lado hay que aprender a gozar de su luz. Bien hecho, a pesar de que yo era del gremio de las lejanas que curraban. Ay.

Ana: dichosos los ojos que te leen (aunque te veo animada y con planes en casa tarraco :-)

Mevamaleta: tuve mucha suerte... ella también te habría gustado, delicada y frágil, fuerte y enorme. Un placer. Un petó

MadreYMas: me ha puesto la piel de gallina tu comentario. Aunque tengo que decirte algo: todos los días se pone el sol, pero sólo algunos privilegiados que viven cerca del mar pueden contemplar los mejores atardeceres. Es cierto que otros se ponen de espaldas, pero eso, querida, es otra historia

Meloenvuelve: gracias por la parte que me toca, aunque lo cierto es que me siento mera espectadora. Felicidades, guapa, que aún llego a tiempo.

Mariapi dijo...

No creo que "descubrir" diamantes en los otros sea una cuestión de azar. Hasta para admirar un diamante hay que querer verlo.
me ha gustado la metamorfosis del carbón...que se hace en un total anonimato de siglos y oscuridad. Gracias, Ana.

Pili dijo...

Un post preciós. Molts cops un mateix no es valora, i ha de venir gent de fora per a fer-te veure com ets.
Jo també tinc ganes de coneixe't, a veure si coincidim algun cop.
Petonets

TC dijo...

Princesa, la vida te la oportunidad a veces de conocer a personas excepcionales. Aprovecha el momento. Aunque tambien te digo una cosa, es un quid pro quo, porque esas personas excepcionales se merecen conocer una persona como tu.

Ana, princesa del guisante dijo...

Mariapi: supongo que no todo el carbón es lo suficientemente puro como para desarrollar un diamante. Ella sí lo era, imposible no quedar cegada por su luz. Besos.

Pili: segur que sí que coincidirem, el món és molt petit :-)

TC: Bueno, bueno, muchas gracias. Lo cierto es que si miramos bien, todos somos únicos por algo, ¿no crees?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.