© de la imagen La meva maleta

domingo, 7 de agosto de 2011

Verano azul

Mañana empiezo a trabajar.
Sí, cuando todos os vais, yo regreso con el corazón pequeñito y ganas de más. No, no han sido suficientes tres semanas para desconectar totalmente. Luego me tomaré unos días más para rematar, pero ahora ya sé que no será lo mismo.

Como cada año, mis vacaciones han servido para poner orden y adecentar la casa. Trabajar en agosto tiene ventajas, porque el mundo camina a medio gas, pero cuando llegas a casa tus hijos tienen ganas de paseos largos y de piscinas y de horarios suaves que tú no puedes permitirte. Tengo todo el día por delante, aunque admito que he empezado mal, porque a las 7 me he despertado y, a pesar de tener sueño, no he podido volver a dormirme.

Y aquí estoy con un nudito en la garganta, esperando a que todos se despierten para hacer que el día sea especial. ¿Recordáis éste final?

7 comentarios:

Annie dijo...

Cuanto lo siento Ana! Espero que al menos sea por un trabajo que te guste realizar o que te marque una diferencia crucial en casa con tu familia. Pienso en los "indignados" Y cada vez más me parece un lujo el poder mantener el antiguo estilo de vida de nuestros padres... La cosa está que arde! Te acuerdas del París de los mosqueteros?
Perdon por volcar mis preocupaciones en tu alfombrita virtual. Te mando un beso muy fuerte lleno de energías positivas con fresquito de Septiembre, para que se te haga más fácil!

Ana, princesa del guisante dijo...

Annie: En realidad, yo me alegro de tener un trabajo al que acudir que me gusta lo suficiente y además nos paga la hipoteca. Lo malo es no poder ser ubicua, y no poder estar en dos sitios al mismo tiempo. Un beso planchado... hay que dejar la ropa lista para empezar bien la semana

Mariapi dijo...

Ese pinchacico también lo tendrías con cuatro semanas de vacaciones...y sin embargo, cuando todos estemos otra vez en plena efervescencia, podrás sacar ésa carta, y darnos envidieja con tus vacaciones...Un besico y que usted lo planche bien.

Anónimo dijo...

Me acuerdo de ese final...y del nudo en la garganta, por el tiempo que se va y no vuelve, nada más que en el recuerdo.

Yo no estoy planchando tanto...la verdad es que vamos trampeando como podemos, pero eso sí, la piscina con las niñas, donde a mí por cansada que esté, acaba por ponerme una sonrisa bobalicona....¡que no falte!

7 de agosto de 2011 16:10
Me acuerdo de ese final...y del nudo en la garganta, por el tiempo que se va y no vuelve, nada más que en el recuerdo.

Yo no estoy planchando tanto...la verdad es que vamos trampeando como podemos, pero eso sí, la piscina con las niñas, donde a mí por cansada que esté, acaba por ponerme una sonrisa bobalicona....¡que no falte!

Tita

blanche dijo...

¡Animo que eres una superwoman y puedes con todo!aunque ya se que preferirias quedarte con tus hijos,pero por lo menos tendras la tarde libre para mimarles y achucharles......y reñirles para que nose suban a la parra....

Ana, princesa del guisante dijo...

Tita: es cierto, fue la primera vez que me di cuenta de que el tiempo se va y no vuelve jamás. En fin... lástima que la calidad de imagen es mala, porque me gustaría que mis hijos pudieran disfrutar de la serie mítica de nuestra infancia. Besos

Blanche:, he visto tu llamada tarde, hablamos mañana, ¿vale? un besico

Ana, princesa del guisante dijo...

Mariapi, te he saltado: Siempre que hay un cambio, nos escuece un poquito el alma, ¿verdad? Hoy me he acordado de ti, me han traído una caja de tomatesdeverdad... Ays.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.