© de la imagen La meva maleta

viernes, 7 de enero de 2011

La reacción

Las madres somos seres extraños, que les ponemos un jersey a los hijos cuando nosotras tenemos frío, y que, casi siempre, pensamos que estamos por encima de todo aquello que puede perturbar la paz interior de esos seres maravillosos cuyo cuidado tenemos encomendado.

Mi preocupación del otro día por la reacción de mis hijos al ver que lo que habían pedido no se correspondía con lo que les iban a regalar fue en vano.  Ellos, con la sabiduría que les confiere su bondad, aceptaron gustosos los otros regalos e, incluso, en un ataque de madurez sorprendente, Marlin dijo que él también pensaba que unos patines eran mucho mejor.

Ayer, no sólo los Reyes Magos fueron generosos conmigo, sino que, además, tuvimos una celebración familiar cordial y agradable, de risas y cánticos, y ¡¡¡con canguro para los niños!!! gracias a lo cual pude comer tranquila, pude tener conversaciones largas y distendidas.

Hoy, día 7 (por fin), las mochilas, los libros de música y el chándal para la hora de deporte, devuelven la normalidad y el ritmo frenético al clan de los guisante. Quedan por recoger las luces y el belén que nos anclan a esa Navidad que por fin vuelve a ser un largo proyecto para el año que viene. Por una vez han sido unas fiestas más plácidas que de costumbre.

17 comentarios:

Mariapi dijo...

Si es que sufrir por "cosas" acaba siendo esteril siempre...tus hijos tienen lo único que necesitan de modo absoluto: vuestro cariño. Y ellos lo notan hasta en los patines.
Me da envidia tu rápida recuperación navideña...yo hoy estoy absolutamente rota, ser paje real me ha dejado para el arrastre...Un besico.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Mariapi: Ay, ya, pero a no sufrir también se aprende, supongo... No te creas que estoy tan recuperada, porque los Reyes han dejado en mi almohada un poquito de catarro. Besos de leche con miel.

Lisset dijo...

Buenos días princesa. Mi hija tampoco recibió lo que había pedido a los Reyes Magos, porque ella siempre pide lo mismo en las cartas, que todos sean felices y sonsacarle algo más me costó bastante, para cuando lo supe, intenté comprarle lo que pidió y no lo encontré así que busqué otra opción...y como complemento, no se le ha ocurrido otra cosa mejor que pedirle a los Reyes un trabajo nuevo para Papá y Mamá y claro, no ha llegado aún y le he tenido que explicar que un trabajo a veces tarda en llegar un poco y más en estas fechas que están todos de fiesta. Lo de su juguete, se lo explicaron los pajes reales en su carta, diciéndole que habían decidido este año prepararle algo especial y diferente.. No, no estoy lista para explicarle que no podemos tener todo lo que queremos, ni que los Reyes Magos no son todopoderosos, ni nada, porque ella ni siquiera suele pedir nada para ella, casi la obligo yo a elegir algo. Sé que no podré protegerla de las decepciones a pesar de todo mi amor...pero aún no estoy lista para rendirme ante esa evidencia... déjame soñar :)) Un abrazo fuerte, princesa.

Itsaso dijo...

Jo, pues mejor así.. la verdad es que los niños siempre nos sorprenden, no sé cómo lo hacen.
Me alegro de que os lo pasarais tan bien. Un beso.

Dolores Ceballos dijo...

Ves Princesa!!, Marlin supo valorar su regalo!!
Si es que tienes muy poca Fe en la Magia de los Reyes!!!.
Me alegro de que, al final, acabes teniendo un sabor dulce de esta Navidad.
Bicos Pesoleta.

Dolores Ceballos dijo...

Lisset, confía tú también en esa Magia. Espero que pronto llegue ese regalo que pidió tu hija a los Reyes, seguro tan deseado por vosotros.
Un bico para tí también.

meloenvuelvepararegalo dijo...

Me alegro que todo resultara tan bien. Si es que los peques son unos pequeños sabios!
Poco a poco a la normalidad y a la rutina... pero fíjate que yo estaba tan bien con unos días de vacaciones, ains!
un saludo,

Lisset dijo...

Gracias mil, Dolores, bien que lo necesitamos. Un fuerte abrazo.

Ana, princesa del guisante dijo...

*Lisset: Es curioso que cuando mihijo tenía menos cosas, ¡pedía menos y era menos exigente! Y vuestros regalos, espero que os lleguen durante el año. Un beso, guapa.

*Dolores.tú eres más soñadora que yo. Yo pienso que la reacción de mi hijo no ha sido por magia sino por madurez. Sea lo que fuere, ¡me alegro!

*Itsaso: teníamos mucho que celebrar. Un abrazo.

*Meloenvuelve: Los niños son tan grandes... Las vacaciones de este año han sido de las mejores. Casi por primera vez me va a costar volver a la normalidad. Un abrazo

Lidia dijo...

Cuando era niña nunca me dejaban lo que pedía pero lo que me traian me encantaba, y me gustaba tanto la idea de no saber que caería cada año, que la carta la escribia un poco por obligación, a mi lo que me encantaba era la sorpresa. Aunque era pequeña sabia que tenia 3 hermanas más y que papá no ganaba mucho dinero,pero siempre hubo algo para mis hermanas y para mí,un solo regalo pero sorpresa.

La meva maleta dijo...

Qué grandes son en algunas ocasiones los pequeños...sin duda sacan provecho de todo lo que de vosotros aprenden.

Se sienten queridos y eso, en definitiva es lo que nunca echarán en falta.
Petonets :-)

Ana, princesa del guisante dijo...

*Lidia: en teoría, mi hijo no sabe quién compra sus regalos de REyes. Si son Mágicos, ¿cómo no van a poder? No sé hasta qué punto hemos convertuido una tradición bonita en una trampa.

*Mevamaleta: Cuando en una de las carrozas vio un cartelito que ponía Playmobil, miró a su hermano y le dijo "Mira, ahí llevan mi circo romano". Menos mal que al final se lo ha tomado bien, porque tenia mala pinta :-) Besos

sunsi dijo...

Pesoleta. Qué alivio... y qué alegría la reacción de Marlin. Cuando he leído el comentario de Mariapi, he pensado que es eso. Debe de ser eso lo que tienen tus pesolets. Un almacén de cariño donde rebotan estas decepciones materiales y no les calan. ¿No se te cae la baba?... A mí sí...y no lo conozco.

Un beso resacoso pero feliz para ti, Princesa.

Montse dijo...

Me parece bien vuestra posición ante las peticiones de los niños, forma parte de su educación saber que no se puede tener todo en la vida. Jolin, que seria me puse..jajajja.
Marlin esta feliz con sus patines y vosotros tambien aunque sea con catarro.
Feliz regreso a las rutinas!!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Sunsi: hemos estado patinando. Al principio fue difícil mantenerse en pie. Ahora es difícil hacer llegar a la parte más alejada de la terraza. No se me ocurre mejor lección, que la de su tesón y la de tomarse con deportividad la desobediencia de sus piernitas de cigüeña. Gracias por estar pendiente. Un beso

*Montse: al catarro lo tengo a raya, y a Marlin, encantado. Un abrazo

Rosa dijo...

Los Reyes Magos tiene su magia, a veces parece que no van a acertar y al final lo hacen, hay que confiar más en ellos ;)

A mí muchas veces no me han traído lo que quería pero con el tiempo te das cuenta de que a veces es lo mejor, a pesar del berrinche.

FELIZ AÑO NUEVO!!! Y ÁNIMO CON LA VUELTA!!!

Ana, princesa del guisante dijo...

*Rosa: ya, ya, la teoría de que es lo mejor y bla bla bla ya la sabemos, pero cuando les tienes que traicionar los deseos, dan penita. Un abrazo, feliz año, guapa

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.