© de la imagen La meva maleta

martes, 30 de septiembre de 2014

¿Cuándo perdemos nuestro valor como ser humano?

Mi abuelabesitos temía que el personal sanitario que la atendía, al ver su avanzada edad -90 años- en su historial clínico, dejara de prestarle el interés debido. Lo contaba aquí

Por lo que leo en la prensa  (también aquí) los temores de mi abuela podrían convertirse en realidad. Un sindicato de médicos se ha quejado de la pregunta que les obligan a responder desde el Departament de Salut de la Generalitat: "¿Le sorprendería que este paciente muriera en los próximos 12 meses?". Ante la respuesta, Sí/No, los recursos destinados a su tratamiento podrían verse limitados.

Por lo visto, invertir en una persona a la que le queda menos de un año de vista es poco... rentable. Somos, existimos, en términos de "validez". Esto podría llamarse algo tan horrible como exterminio, genocidio o clasismo puro y duro, pero le llaman política, política de austeridad. ¡Ja!

Los mismos políticos que no tienen límites a la hora de ponerse sueldos inmerecidos, que juegan a la democracia (eso sí, se llenan la boca con esa palabra, siempre que la ley se adapte a lo que les conviene, si no, exigen poder votar -democráticamente- hasta que salga una ley que les guste más), deciden a quién merece o no la pena dedicarle recursos sanitarios. Peor aún, exigen a los médicos que ellos pongan su espada de Damocles sobre la cabeza de sus pacientes.

Me pregunto si ellos mismos juegan con estas reglas. Supongo que no. Ellos no suelen ser usuarios de la Sanidad pública.

12 comentarios:

aaana dijo...

Ay Princesa, qué mal... en qué sociedad vivimos? Está visto que en una de usar y tirar

Susana Moreno dijo...

La eutasia es el paso siguiente al aborto. Un beso.

sunsi dijo...

Luego resulta que vemos películas como El pianista, por poner un ejemplo, y nos horrorizamos. No era tan distinto. Ancianos, lisiados, los que no tenían fuerzas suficientes para trabajar duro... eran eliminados. Experimentos brutales con mujeres embarazadas... La historia se repite, por los siglos de los siglos, de una forma u otra, más o menos sibilina, cuando la persona deja de ser un valor absoluto.
Ver, oír y callar es lo más fácil. Gracias por vocear. Un beso, princesa.

Ana, princesa del guisante dijo...

Aana, eso parece, pero qué lástima... Un besito

Susana, mientras resulte más caro ayudar a una madre o cuidar de un anciano, así será. Qué pena.

Sunsi, a veces me cuesta un horror nadar siempre contra corriente, pero ya entiendo que no tengo remedio (ni falta que me hace) besos

Mariapi dijo...

Qué maldad.
Es "eutanasia oculta".
No puedo ni comentar, del asco que siento.
Gracias por espolear el alma, Ana.

Ana, princesa del guisante dijo...

Es maldad. No hay mejor palabra, un beso Mariapi

Anna Pujabet dijo...

Me gustaría, mucho, dar un vistazo al historial clínico de tal perversa mente. De la persona de quien surgió la idea de plantear la pregunta. Así de entrada, se ve que carece de emoción y de empatía hacia su mismo genero. Yo deduzco que está enferma y muy probablemente, sin esperanza alguna de futuro.
Gràcies princesa. :-*

Ana, princesa del guisante dijo...

Me atrevería a decir que esta persona no ha amado nunca. Porque cuando amas de verdad, te falta tiempo para estar con aquellos a quienes quieres.
Gràcies a tu!

Sara M. dijo...

Sin palabras.

Ana, princesa del guisante dijo...

Sara, a mí sí me salen palabras, ninguna digna de ser pronunciada por una princesa... Gracias

oles dijo...

Ay! Princesa, que nos deparará el futuro a nosotros!, que ni siquiera tendremos empleados que coticen en S.S.
Estaremos desahuciados antes de enfermar siquiera... Lo estamos haciendo mal y esto tiene poco remedio.
Un beso del Sur, princesa.

Ana, princesa del guisante dijo...

Oles, tendrá que cambiar, nunca las cosas, vivir, quiero decir, ha sido tan fácil como ahora y, sin embargo, nunca hemos sido tan egoístas e infelices. Un beso hacia ese sur.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.