© de la imagen La meva maleta

domingo, 28 de septiembre de 2014

Pensar con lógica



Encontré esta postal en una tienda de estas chulas en las que se venden cómics y el propio dependiente esbozaba dibujos increíbles en una Moleskine mientras yo elegía mi compra.
Te dije ¿qué significa? No supiste explicarme, te conté lo que me pareció a mí.

Piensa con el corazón. 

Siempre.
Ese es el termostato que te dirá si haces bien o mal. Cuando el camino que tengas que elegir sea duro, pero tu relojito del pecho te diga que eso es lo que toca, tú de cabeza.
Cuando llegue la tarde antes de un examen tu mejor amigo hecho polvo porque ha tenido un problema, y el corazón te diga que te necesita, no te preocupes, tu examen saldrá bien, si tú has hecho lo que debías (por eso hay que llevar las asignaturas al día).
Escucha bien el tictac cálido que llena tu pecho, porque la lógica a menudo  no nos sirve a los humanos, no somos matemática pura sino sonrisas, vivencias, piel, atardeceres y una tarde entera viendo fotos viejas. 
Piensa con el corazón. Lo demás saldrá solo.

7 comentarios:

Marina dijo...

Pues verá usted Princesa. Yo que soy de esas que estudian el día antes. Y yo que soy de esas de perderse por cualquiera que necesite conversación. Y yo que soy de esas de que primero los amigos y luego los exámenes... Y yo que soy de esas que no suspendían porque no se lo podían permitir (ya sabes, las becas y esas cosas) Pues yo, aprendí a comprender la noche, me dí cuenta que la noche era el tiempo de nadie, el tiempo que estaba ahí para ser utilizado ¿Qué hay que dormir? Bueno, claro, pero tampoco hace falta dormir todos los días jajajajaa.

Y así sigo, durmiendo poco y robando tiempo

Besitos reales :)

Susana Moreno dijo...

Al final lo que cuenta no es cuanto sabes sino con quién te relacionas. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Eso, Marina, es lo que digo. Que por importante que sea el examen, lo que contará es el amigo. Que escuche al corazón. Dormir es necesario. Aunque no imprescindible (yo es que siempre fui de dormir poco, demasiados guisantes, pero me casé con un tipo muuuy dormidor.
Besos

Susana, lo que cuenta es enseñarles a ser buena gente y que escuchen a su corazón. Un beso

Seoane Melliz dijo...

Me ha gustado mucho tu escrito pero yo me pregunto: Si hay que enseñarles a escuchar a su corazón , ¿Por qué se titula Pensar con lógica?Cuando muchas veces están reñidas . Lógica-Corazón .

Ana, princesa del guisante dijo...

Seoane, lo lógico, para mí es escuchar al corazón ;-)

sunsi dijo...

Leí una vez y publiqué en facebook un pensamiento de Raimon Panikkar. Lo he buscado para poder escribirlo literal: "Tenemos que incorporar urgentemente el amor al conocimiento. Porque el conocimiento sin amor es puro cálculo". Me ha encantado tu post, pesoleta. Me parece terrible tomar una iniciativa "pensada" sin contar con el corazón. Y creo que es precisamente el corazón el que abre la puerta a la razón. Afortunados quienes lo oyen de tus labios.
Un beso, Ana.

Ana, princesa del guisante dijo...

Sunsi, gracias por tu apoyo. Espero que los locos que pensamos con el cerebro del pecho ganemos terreno. Un beso

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.