© de la imagen La meva maleta

domingo, 9 de febrero de 2014

Señora,

Esa es la forma en que debiera dirigirme a ti, pero yo voy a permitirme la licencia de tutearte.  Es bien notorio que nosotros, los Guisante, no tenemos el abolengo de la dinastía a la que perteneces, pero, al fin y al cabo, este es mi castillo. 

Tenéis, tu familia y tú, a todo el mundo revolucionado como consecuencia de cómo manejáis vuestras economías.  Fíjate, mi padre, el rey, como el tuyo, a veces ha hecho cosas que tal vez no pertenecieran a su regia condición. Sin embargo, yo, que he sido educada en una familia como Dios manda, nunca he dado un ruido para honrar el trabajo que ellos han hecho para que yo sea una mujer de bien. 

Yo no entiendo de números, ni de facturas, ni nada. Pero sé con quién me casé. Mi señor esposo es un hombre bueno y trabajador. Un padre excelente. Nos amamos, qué quieres que te diga. Y una gran parte de este amor se sustenta en no tratar de ser quienes no podemos ser y de no vivir por encima de nuestras posibilidades. Si hoy él viniera a casa con la escritura de una mansión bajo el brazo, lo primero que le preguntaría es cómo pensaba pagar la hipoteca. 

¿Sabes una cosa? Cuando era niña, soy algunos años más joven que tú, me miraba secretamente en ti, en tu porte elegante, en tu discreción. Cuando yo estaba en el colegio tú eras universitaria. No sabes cuánto me alegré de que tu hermana y tú rompieseis de una vez con el concepto de consorte inauguradora y os procuraseis un futuro en el mercado laboral. Fue un guiño que vinieses a vivir tan cerca de mi castillo, te tenía por una ciudadana moderna y libre. Aunque hubiera dado mi reino entero por optar a un puesto de trabajo tan cómodo y bien remunerado como el tuyo, me conformé con conseguir una plaza que quince años después todavía no tengo asegurada. 

Tú, como yo esperaba poder hacer también, te casaste con un plebeyo, por amor. Y qué decirte de la envidia sana que me suscitaron esos cuatro niños, ¡y esa muñequita que la naturaleza me ha negado con tozudez!

Y hoy, en cambio, me avergüenza pertenecer a la realeza y no sólo porque tú hayas sido tan deshonesta como para haber metido la mano en el bolsillo de los españoles para vivir a todo trapo, sino por algo mucho más sutil y que no he oído decir en todos estos días. 

Fíjate, qué matiz, que hilo tan fino has sido capaz de romper. Con tu actitud deshonrosa has anulado de un manotazo el esfuerzo titánico de toda una generación de mujeres que con sacrificio, horas extra, jornadas laborales dobles, reivindicaciones para ocupar el lugar en la historia que nos corresponde, has encarnado la figura de la mujer sumisa, abnegada y estúpida que no entiende nada de lo que su marido hace con el dinero, has fingido que tú no sabías qué hacía él (quiero pensar que sólo estabas interpretando el papel, que no eres tonta, en realidad), porque, como le pasaba a las mujeres en tiempo de mi abuela, él era el que tenía la llave de la caja en que se guardaban los dineros. 

Ten en cuenta que para salir del pozo al que nos has devuelto con tu soberbia, muchas mujeres han recibido la violencia física y psicológica, se han oído llamar marimachos y marimandonas, se han tenido   que dividir entre su familia y su trabajo, han tenido que luchar, por ti y por mí, para que los sueldos que nos dan cuando salimos de casa, se parezcan. 

No es sólo por que hayas robado dinero, que me pareces despreciable, nos has robado la dignidad. 

Hoy  Gema Lendoiro ha escrito esta maravilla de post, en la que se hablaba, precisamente, de esto de lo que te estoy hablando. Cuando lea lo que acabo de escribir, te detestará tanto, como lo hago yo, estoy convencida. 


27 comentarios:

Tetaupa dijo...

Más claro no se puede decir.
Cuanta razón!

susana dijo...

Creo que no es para tanto. Lo de decir que no sabía nada es una estrategia de defensa, pero de todas maneras ella tenía su propio trabajo y no tenía por qué estar al tanto de los negocios de su marido. No es bueno dejarse llevar por la rabia irracional. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, bienvenida al castillo.

La meva maleta dijo...

Es una vergüenza...En este país se han visto juicios contra personas prácticamente analfabetas a las que se acusó de saber perfectamente, qué era lo que estaban firmando, con lo de las famosas "preferentes", con las que perdieron los ahorros ganados en toda una vida...y en cambio, una persona que ha recibido una formación excelente y más estudios de los que la mayoría se puede permitir, ¿y no sabía lo que firmaba?...

A mi, que me perdonen, pero esto, me parece una indecencia enorme.

Feliz Lunes Pesoleta :-)

Ana, princesa del guisante dijo...

Rabia irracional habría sido ir al juzgado a tirarle una tarta de merengue a los morros, susana. Yo creo que sí nos desfavorece a todos lo que ha hecho esta mujer utilizando el título que le cayó por haber nacido hija de su padre. Porque mérito personal propio, ni suyo ni de su marido.

Ana, princesa del guisante dijo...

Totalmente de acuerdo. Sí señora.Asumo el régimen político en el que vivo, pero que se rían de nosotros en nuestros morros, pues no. Buena semana, linda.

Guillermo dijo...

Por mucho que hayan creído (algunos persistentemente se sienten vasayos y se arrodillen frente a sus excelsas anatomías, ¡qué le vamos a hacer!) que eran iguales a nosotros... pues no, se equivocaban, y ahora se demuestra más y más. Esa Justicia con los ojos tapados con una venda ya verán, posiblemente ya, no es igual para todos. Nunca lo fue.
Desde el principio que surgió lo de ese señor que se aprovechaba del lugar que ostentaba su señor suegro en el país del todo va bien, intuí en qué acabaría todo: en una multita que posiblemente paguemos todos sin saberlo fehacientemente, sin que existan pruebas palpables de ello, y la vida glamurosa continuará para ellos, con niños guapísimos, vacaciones maravillosas, con gentes que imploran hacerse fotografías con ellos para colocarlas sobre una mesita de caoba de su también maravilloso salón de cien metros cuadrados, o de la sala de estar de su vivienda de VPO, lamentablemente también.
Si alguien miente a la Justicia se le llama perjuro, si alguien miente a Hacienda se le multa o encarcela... ¿ o no?.
El amor que un marido tiene a su esposa y viceversa nunca debe obstaculizar a la justicia, como tampoco ha de ser excusa suficiente para que se aproveche de los más débiles, porque... ¿se ha pensado cuántos enfermeras, mecánicos, ingenieros, maestros, etc. podrían haber sido contratados, ¿cuántos enfermos de Alzheimer podrían ser tratados en sus domicilios o en residencias geriátricas,etc. podrían haberse tratados y cuidados con ese dinero que está depositado en paraisos fiscales a donde alguien envió ganancias ilícitas...?. Éso es lo que cuenta. Como también cuenta toda esa caterva de políticos que han dilapidado nuestros dineros para poder ser invitados a una genuflexión o una cena de gala para sentirse vasayos de honor por unas horas...?. A ésos también hay que juzgarlos.
Ah!, Y LISTAS ABIERTAS YA !!!!!!

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Grandioso. ¡¡¡Gracias y enhorabuena!!!
A

Ana, princesa del guisante dijo...

Lo más escandaloso de esta, nuestra patria es que aquí da igual lo que se robe, o quién lo robe. Nadie devuelve el dineros. Nos van a ahogar a todos. Gracias Guillermo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias a ti, Asun. Penita que no lo lea su bajeza, la interesada.

aaana dijo...

Pais de pandereta...

Ana, princesa del guisante dijo...

Pandereta. Sí, eso, pandereta. Es que somos más tontos ...

Anónimo dijo...

podría escribir mil cosas, pero ni creo que tu blog tenga culpa alguna como para aguantar mis pensamientos ni creo que haya espacio suficiente para que yo me quede agusto (que no lo haré). Simplemente diré que estoy muy de acuerdo contigo, que no sé si siento rabia, impotencia, vergüenza, asco o qué hacia todos aquellos que nos roban y a los que encima tengo que verles el careto por la televisión día sí y día también defendiendo su inocencia. Porque desde luego que todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario... pero lo que también es un hecho es que nadie se hace rico de la noche a la mañana de manera legar, que nadie se saca un master en ESADE de la manga (sin tener carrera y experiencia, que es algo que te piden para poder cursarlo), que ningún hombre o mujer no le pregunta a su esposa/o de donde ha sacado el dinero si de repente empiezan a llevar un tren de vida que no era el que llevaban... lo que pasa es que en esta historia hay mucha más gente metida de la que ha salido, y de hecho alguna nunca saldrá porque seguramente no se la pueda juzgar...

sunsi dijo...

Supongo que has visto las imágenes "robadas" y algunas de las respuestas de la Infanta el día que el juez Castro le tomó declaración. "No sé..." "Bueno sí... no... no lo sé" "No lo recuerdo"

No cuela, Ana. Ha sido adiestrada por sus abogados para que parezca lela y no me lo trago. ¿Tanta reunión para decir "ni idea"? Venga ya...

Creo que en su día pudo elegir entre la honestidad, la ética, el honor que conlleva su posición... y su marido. Quizá pensó que la Corona y sus aledaños serían intocables por los siglos de los siglos...

Veremos en qué acaba esto. Confío en la justicia.
Un beso, Princesa.

Ana, princesa del guisante dijo...

Siéntete con libertad de opinar lo que parezca. La corrupción en este país es tan habitual que ya ni nos horroriza. Y es horroroso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Sunsi, pues yo creo que si a los jueces les sientan en sus sillas los políticos, no podemos confiar en ellos. No, ella no es inocente, pero ya verás como sale libre como un pajarito. Un beso

tomae dijo...

Al margen de todas consideraciones, y no quiero entrar en ellas, ya lo hice en su día..

Hay un aspecto que no tiene nada que ver con todo lo que se dice, Y es que son padres de 4 hijos, y por ellos por los niños merecen lo mejor para que (repito los niños) no sufran ninguna consecuencia, y si en ese mejor hay un perdón sincero ...los chicos lo merecen. Como lo gestionen sus padres es un gran quid, y allí los apoyo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Si, de eso se trata de ser honrado y no robar, para que nuestros hijos no tengan que ir a visitarnos a la cárcel. Amos, enga.

tomae dijo...

Iguales ante la Ley dicen ...otra que se apunta al linchamiento. Como todo el mundo claro. En fin.

Ana, princesa del guisante dijo...

No te equivoques, chico, nada de linchamiento. Si la justicia fuera tal cosa, a lo mejor su marido sí acababa en la cárcel y hasta ella,isma. Y si no, prueba a hacer tú y tu Reina lo mismito que ellos, luego hablamos. Que nones.

tomae dijo...

Ni nones, ni nonas Princesa ...me refería al Perdón que tienen que pedir los padres a sus hijos. Lo de leyes procesales, facturas, blanqueo de capitales, y "perdón al pueblo llano", son debates demasiado politizados mediatizados y sesgados ...al que todo el mundo se apunta, porque forma parte del circo, la pandereta y bla bla bla.

Ese era el aspecto que me/nos llamó la atención.

MadreYMas dijo...

Pesoleta, lo has clavado, nena.
Ni una coma ni un punto te faltan.

No me da ninguna pena, ese papel de tonta no me lo trago, y si la justicia fuese tal, la condenarían. Pero no caerá esa breva...

Guillermo dijo...

Yo me contentaría con que los personajes que se conviertan en seres políticos representativos de nuestras voluntades y que votemos un día de estos sean TOTALMENTE DISTINTOS a los que hasta ahora, de uno u otro ban do, nos han mandado. Necesitamos una rev olución ética de toda nuestra vida para que nuestros hijos o nuestros nietos no sientan vergüenza de lo que pudimos hacer y no hicimos.
Ah!, Y LISTAS ABIERTAS.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ya te he pedido disculpas en privado, y llo hago aquí de nuevo. Me sabe mal discutir con un amigo por toda esta gente.

Ana, princesa del guisante dijo...

No trago. NO me gusta el papel que ha interpretado. No me gusta cómo va a terminar todo. Puaj. Con la falta que hace la monarquía para que España no se rompa, muy mi pesar, y resulta que se la están cargando ellos mismos

Ana, princesa del guisante dijo...

Está todo podrido. El sistema y los que nos representan.

tomae dijo...

:) ¡pago las cañas! ...ay no, que tú eres más de vino.

bss!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.