© de la imagen La meva maleta

domingo, 16 de febrero de 2014

Fábulas y palabras

Tiene mi lengua materna, el catalán, una expresión intraducible, al menos en español, que encierra, en sus modestas dos palabras y cinco letras, el paradigma de lo que está sucediendo en este país.

¡TÚ RAI!

En realidad, el tú se escribe sin tilde, pero se la he puesto para que sea más comprensible su función de pronombre personal en la frase. Vendría  resumirse, en pocas palabras, en algo así como: tú no puedes quejarte porque tú sí que tienes suerte (obviamente, más que yo, que mira qué desgraciadico soy). Sí, es tan difícil de traducir como parece.

Para poder explicar su significado, voy a utilizar la fábula de la cigarra y la hormiga. La conocen, ¿verdad?

Bien, la hormiga pasa afanosa el verano, trabajando como una burra, para que cuando llegue el invierno no le falten reservas, y cuando la cigarra, que se la había pasado tocándose las puntas de las alas todo el tiempo, a ver si las bendiciones le caían del cielo, se da cuenta de todo lo que tiene la hormiga, y meneando la cabeza, 

-Hola, Hormiga, ¿qué tal te va?
-Bien, aquí, descansando en mi casita, como una reina. 
-¡Tú rai!

"Tú rai" encierra la envidia y el desprecio por lo que el otro ha trabajado, lo que ha hecho para lograr conseguir su objetivo, su estatus actual. A la vez, confiere a quien la pronuncia una palmadita en el hombro de la autocompasión (tú rai, pero yo, no) y le niega a su interlocutor, la posibilidad de réplica: tu rai, yo no, así que no puedes quejarte, porque tú rai, como si la suerte se hubiera cebado en él. 

"Tú rai", que tienes tiempo para todo... Claro, levántate, como yo, antes de las siete todos los días, y verás como también tú tienes tiempo.

"Vosaltres rai", que sois jóvenes. Sí, claro, es una gran ventaja, pero tú también tuviste tu juventud y, por lo que dices, no la aprovechaste tan bien como era esperable.

"Tú rai", que tienes trabajo... Sí, claro. Tengo dos carreras y un contrato eventual desde hace quince años, y un puesto de trabajo a extinguir, que igual me dejan en la calle con 45 años, y entonces, vaya usted a saber. Claro que los habrán en paro, pero los hay, también, que ganan tres veces más que yo. ¡Ellos rai! Mira, visto así, los banqueros y los políticos, RAI. Pues, qué quieren que les diga, tal vez sea por mi educación y por mi forma de ver la justicia, que no siento envidia de estos dos gremios. Ellos rai, sí, son afortunados porque ganan mucho dinero, pero lo que ellos hacen para ganarlo no creo que yo estuviera dispuesta a hacerlo. (yo rai, que tengo principios).

Cada una de las decisiones que tomamos en la vida comporta una consecuencia. ¿La suerte? Pasa, pero para que te toque, tienes que ponerte en primera fila. Y entonces, sí, tú rai, que te ha tocado.


LA CIGARRA Y LA HORMIGA
Cantando la cigarra
pasó el verano entero,
sin hacer provisiones
allá para el invierno.
Los fríos la obligaron
a guardar el silencio
y acogerse al abrigo
de su estrecho aposento.
Vióse desproveída
del precioso sustento,
sin moscas, sin gusanos,
sin trigo y sin centeno.
Habitaba la hormiga
allí tabique en medio,
y con mil expresiones
de atención y respeto
le dijo: “Doña Hormiga,
pues que en vuestros graneros
sobran las provisiones
para vuestro alimento,
¡TÚ RAI!

prestad alguna cosa
con que viva este invierno
esta triste cigarra
que, alegre en otro tiempo,
nunca conoció el daño,
nunca supo temerlo.
No dudéis en prestarme,
que fielmente prometo
pagaros con ganancias,
por el nombre que tengo.”
La codiciosa hormiga
respondió con denuedo.
ocultando a la espalda
las llaves del granero:
“¡Yo prestar lo que gano
con un trabajo inmenso!
Dime, pues, holgazana:
¿Que has hecho en el buen tiempo?”
“Yo -dijo la cigarra-.
A todo pasajero
cantaba alegremente,
sin cesar ni un momento."
"¡Hola! ¿Con que cantabas
cuando yo andaba al remo?
¡Pues ahora que yo como,
baila, pese a tu cuerpo!"
Samaniego

20 comentarios:

tomae dijo...

¿Y si fuere que la hormiga
ufana de su trabajo,
trabaja porque
canta la cigarra?

¿Y si fuere que una hormiga
tuviera problemas de oído,
y sorda ella, perdiera comba
se apartara de la fila?

¿Qué le dirían sus amigas hormigas?
-¡Trabaja hormiga!
¡No te importe tu sordez!
¡Que cante la cigarra!
¡Qué aunque oigamos,
No escuchamos!


Ana, princesa del guisante dijo...

Calla, calla, que aquí lo que se estila el mariquitaelúltimo y sálvesequien pueda.

susana dijo...

La envidia es el deporte nacional, ya sabes, pero como bien dices generalmente el que tiene es porque se lo ha ganado. Un beso.

Ses dijo...

Ay, y cuántas veces he llegado a usar esa expresión...

Marta dijo...

No soporto el tu rai!!!
que bien lo has explicado sin tener traducción.
Bss Pesolet, pronto los almendros con tutú?

Mariapi dijo...

Antes me fastidiaba...pero ahora siento lástima, los que entonan ése estribillo "turaianero" nunca van a poder disfrutar y avanzar de lo mucho bueno que sin duda también ellos tienen.
besicos.

oles dijo...

Pero lo peor, Alteza, es cuando has sido hormiga muchos años y por arte de magia, o de los ERES, te quedas en la calle cantando bajito cual cigarra afónica... sin comértelo ni bebértelo.
Esa expresión revela, muy de veras, cómo somos en este nuestro país. Y cómo tú bien dices son los banqueros y los politicos los que lo tienen bien "Tu rai".
Un beso del sur, Princesa

aaana dijo...

Pues no conocía la expresión... pero es muy representativo de la a España actual
abrazos, hormiguita...

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí, es así. Y también es verdad que a veces a uno no le sale la vida como esperaba, como merecía. Entonces no hay que mirar a los demás, sino seguir trabajando. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Ses, ¿en serio? jajaja

Ana, princesa del guisante dijo...

Marta, ya te conoces el camino, te propongo ver los tutus en directo este año. En cuanto al tu rai... ay, cuanto duele, ¿verdad?

Ana, princesa del guisante dijo...

Ay, que yo soy del gremio menos compasivo, que me cuesta mucho que me den pena los que son así... un beso, y nosotras rai, ciertamente.

Ana, princesa del guisante dijo...

Uy, Oles, es que en todas las ollas cuecen habas, que dicen. Todos lo sufren, pero los que más se quejan son los que pierden el tiempo tratando de encontrar soluciones. Un beso, y mucha energía para ti.

Ana, princesa del guisante dijo...

Uy, a ti te dirían: Tú rai, que tienes esa carreraza... como si te la hubieran regalado en la tómbola jajajaj un abrazo, abjejita.

Driver dijo...

Busco una traduccion al español, y me salen solo burradas, tal vez porque la expresion es un rebuzno del alma.
Intento uno : ya podras tu, si ! (en teoria yo puedo tambien, pero tu capacidad de poder se basa en una suerte que de la forma que la expreso, no mereces ni harto de vino, malandrin )
Intento dos: asi cualquiera ! ( osea, que cualquiera puede prepararse la oposicion de notarias, pasarse cinco años al borde de la locura, presentarse al examen sin caer en el suicidio, aprobar y recomponer tu mente para no acabar ingresado por vida en un centro psiquiatrico y luego disimular eternamente ese tic nervioso que se te quedo para siempre ).
Intento tres : ya te vale ! ( como que ya me vale, resulta que tras currar doce semanas seguidas en aquel maldito proyecto, tras olvidar el cumpleaños de la abuelita, perder parte de mi preciosa cabellera y gastarme una parte importante de los beneficios en pastillas contra el insomnio, resulta que ya me vale. Pues si, ya me vale y ya te vale, asi que ya nos vale)

sunsi dijo...

Cuando alguien exclama: "Tu rai!!!" dice mucho de ese alguien. Y entran ganas de explicarle la biblia en verso de tu vida, de lo que nadie sabe y que luego se recoge en forma de SUERTE. Creo que es peor defenderse, pesoleta; parece que tengas que dar explicaciones. Y los del "tu rai!", generalmente, no están dispuestos a modificar sus juicios.

Estás guerrera últimamente, Princesa :) Un beso, Ana.

Marta dijo...

;) uyyyy como me gustaría. Cuando están en máximo esplendor?

Ana, princesa del guisante dijo...

Entre marzo y abril. Te aviso con tiempo. ¿Empiezo a hacer galletas?

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias por el esfuerzo, pero no llegas al puntillo este entre cínico y victimista que tiene la expresión.
Tu rai, que no necesitas emplear la frasecilla ;-)

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí, últimamente. Los últimos 40 años, para ser exactos jajaja un abrazo, Sunsi

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.