© de la imagen La meva maleta

lunes, 16 de septiembre de 2013

Nada va a cambiar aquí

Dedicado al 

Sabes que creo? que te podrías haber quedado allí...
Con el blog vives la vida que nunca has vivido ni vivirás, no recuerdas que hay gente que te conoce y conoce tu historia?
Qué pretendes con tus libros? Limpiar tú concienca?
Mucho cuidar a la abuelita, tú recuerdas que tienes una madre?
Y en el segundo libro que intentas explicar lo excluida que siempre has estado tú, sin amigos...
Vaya por Dios...me das mucha pena, siempre me la diste


Por un momento casi me devuelves a aquel lugar en el que fui una niña insegura y llena de miedos. Casi, casi, me haces daño.

Cuando dejé de ser anónima por la publicación de mis libros, me planteé dejar de escribir y así lo dije aquí en numerosas ocasiones. 
Pero enseguida me di cuenta de que no podría desprenderme de este lugar, el único, salvo mi propio hogar en el que soy libre para decir lo que pienso.

Si no te gustaba entonces, y crees que en éste lugar yo no soy yo misma sino que finjo ser algo que no soy, jamás podré gustarte. Ésta Ana Bergua soy yo. No se puede interpretar un papel durante tres años y medio. Soy así. Soy una buena persona, aunque a ti no te guste. Nunca aquí se ha pronunciado el nombre de nadie para ofenderle, aunque se ha mencionado de forma que esas personas que a mí me han causado dolor pueden saber que se está hablando de ellas si ellas quieren darse cuenta. Y con las que aquí son alabadas, lo mismo.

Te has querido burlar de mí, No soy mejor persona por haber escrito un libro en el que se habla de los besitos a una abuela (que por cierto, no era la mía) o porque he manifestado en numerosas ocasiones el amor a mis abuelos. Cierto, sólo hablo del amor hacia ellos, hacia mis hijos o hacia mi marido. Y eso no significa que no quiera y mucho, al resto de las personas de mi familia.

Seguramente no soy la hija ejemplar, ni la mejor hermana del mundo, ni la mejor sobrina ni la mejor nieta, ni la mejor madre, ni la mejor esposa, ni la mejor amiga. Pero, desde mi experiencia vivida y desde mi circunstancia personal y desde mi punto de vista intransferible, hago lo mejor que puedo con todo el mundo, porque necesito dormir tranquila.

Respecto a los amigos que tenía en la infancia y en la adolescencia, pues mireusted, con resultado desigual y variable. Pero siempre me sentí querida, así que si tuve problemas con alguno me harté de llorarles, porque sentí su pérdida que dejó en mí una gran sensación de soledad. Y no, no fue esa soledad la que me llevó a escribir el Magdalenas con problemas. Si conocieras bien a mi hijo que es muy introvertido, comprenderías que lo escribí para ayudarle a confiar en alguna persona mayor si alguna vez tuviera problemas.

Hasta los veinticinco años creí que no tenía razones para creer que podía ser querida tal como soy. Nunca fui ni la más guapa, ni la más lista, ni la más buena (es que si tienes boca resulta que tienes mal carácter). Hoy has dado un buen mazazo a mi autoestima... Pero ahora ya he aprendido a quererme, no voy a dejar que una persona cobarde -porque lo ha hecho de forma anónima- y sin escrúpulos me devuelva a aquel lugar en el que yo era frágil y vulnerable. Y si no te gusto a ti, o a quien sea, o si no os gusta mi manera de ser o mis ideas, no me leáis, no me sigáis. Olvidadme.

Yo nunca dejaré de respetaros, pero no dejaré que me volváis a hacer daño.

La puerta de este blog es muy grande, para que puedas salir con la misma facilidad que has entrado si no eres feliz aquí. Gracias por haberme recordado quién soy y de dónde vengo. Y, sobre todo, hacia adonde quiero ir.


41 comentarios:

Chitin dijo...

Este tipo de "anónimos" no se merece un post...........no le des más vuelta y la próxima vez, borras el comentario y a otra cosa ;-)

Ana, princesa del guisante dijo...

Este no parece un anónimo cualquiera, quería que supiera qué me parece en realidad.

Y me temo que alguien en la boda de mi hermana la semana que viene no va a poder aguantarme la mirada.

aaana dijo...

Princesa
Cabeza alta, como la llevas
Pienso que efectivamente nadie puede interpretar un papel. No te conozco apenas, te he visto un día un par de horas nada más. Pero por algún extraño motivo te aprecio y creo que sí, eres buena persona, eres buena madre, esposa, amiga... La mejor? Probablemente no. Pero creo que le has dado una lección a ese anónimo
Que por cierto no entiendo su morbo para meterse en tu blog. Es pura cobardía y estoy convencida de que algo de envidia
Abraza a Marido, Marlin y Bufón
Y a otra cosa mariposa. Y probablemente no, no te pueda aguantar la mirada cuando os veáis

oles dijo...

Ana, hay personas que no merecen la pena, y esta del anónimo es una de ellas... Animo que la vida tiene muchas cosas que lo merecen todo. Un gran beso

Anna Pujabet dijo...

Mi querida Ana, ¿que seria de nosotras sin el blog?
A mi me gusta tu castillo y la princesa que la habita más.
Con que arte paseas tu corona y con que amable firmeza enmudeces a los duendecillos malos.
Me encanta.

Besicos

Ana, princesa del guisante dijo...

Creo que hay cosas que no tienen arreglo, y o no tengo la solución a todos los problemas. No sé si le debo algo a alguien, pero así, no.
Gracias por tu cariño.

Ana, princesa del guisante dijo...

Lo sé. Pero eso no me evita sentir una punzada de dolor. Besos, y muchas gracias

Ana, princesa del guisante dijo...

Es la estrategia Pantoja: dientes, dientes. Luego, la procesión va por dentro...
Un beso grande

susana dijo...

Es el precio que hay que pagar en internet, más aún si no eres anónima. Lo siento. Un beso.

Sara M. dijo...

Pues mira, toda la razón que pudiera llevar (que lo dudo), la pierde al esconderse en el anonimato.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, Susana. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí, me hubiera gustado mirarle a los ojos.

juanpe garbayo dijo...

¿por qué tienen que pasar estas cosas? No me apetece pertenecer a esta especie animal. Vuelve al castillo, por favor. Mi pasado, una auténtico estercolero de miserias, es fantástico aclarándome personalidades. Y personajes. Incluso la metáfora que piensa a cada uno. Reverencia exagerada, y a sus pies, Princesa.

juanpe garbayo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tita dijo...

Le das fuerzas, Ana. Yo habría borrado el comentario como te dice Chitin.

Perdonamé la grosería...pero yo en mi casa barro la mierda cuando entra ¿tú no?

Desde luego no le doy explicaciones!!!

Un abrazo grande, apretao, apretao y requeteapretao ¡con lo que tu vales...! cachis en la mar

Pd. Y nunca, jamás, de los jamases reconozcas que te han hecho daño. No a personas que no te quieren. Nunca jamás.

Venga, echalé un par y borra su comentario y todo este post. Para que no pueda regodearse en su triunfo, y entrar a leer tu dolor tantas veces como quieras. No le dejes, regalameló, borraló, por favor, borraló.

Será tu triunfo, apartar de tu vida a la mierda.

Ana, princesa del guisante dijo...

... No me he ido.

Ana, princesa del guisante dijo...

Nones. No borro nada. Ni mi pasado, del cual anónimo forma parte. Algunos no son conscientes de que hacen daño, y por eso hieren. Hay que advertir, porque luego les das con la puerta en el morro y no comprenden por qué.
Yo ya he triunfado, soy feliz.

Annie dijo...

Mira, te llamas como yo, y a mi me podrían escribir lo mismo (a grandes rasgos) y podría contestar igual. Sólo te voy a decir lo que tu ya sabes: tú y los que te quieren, sabeis quien eres. No te sientas, ni dejes que te hagan sentir mal por tus elecciones.
Esa persona, que no te paga las facturas, no te limpia la casa y no te ayuda en nada y a la que no debes nada, deberia buscar ocupaciones mas productivas (sí, sí, a ti te lo digo, que seguro que estas leyendo para ver si alguien te da la razón).
Pues no la tienes! La gente que queremos enseñar a nuestros hijos a quererse y respetarse, tenemos que empezar por nosotros mismos. Nadie tiene por qué soportar personas tóxicas en su vida, y la sangre es un grado, pero no la totalidad. Yo espero que mi hija quiera estar conmigo en el futuro porque se siente querida y respetada, porque le aporto algo a su vida, no solo porque la parí. Mi hija no me debe nada, ni yo se lo debo a mi madre. Le agradezco, porque no soy necia, pero no le debo aguantar un monton de veneno por algo que yo no pedi: nacer.
Deja de hacer de abogad@ de quien no te lo ha pedido. Y si te pica que Ana haya hecho algo con su vida, en vez de tirar mierda, ponte tú a hacer algo con la tuya, que igual hasta estas a tiempo. La viga en el propio y no la paja en el ajeno, que dicen.

Ana, me parece bien que no borres, seguro que acabara deseando que lo hagas, porque se ha "cubierto de gloria" con esta perla :D. Un beso muy fuerte!!

Ana, princesa del guisante dijo...

Yo dejé de jugar a las adivinanzas y a los juegos psicológicos estos de "pienso que piensan que pienso". Ya no, que cuanto más te agachas más se te ve el culo.
Un beso, Annie, menuda perla, como tú dices.

paterfamilias dijo...

No entiendo nada, pero bueno.

Sé que no soy nadie para darte consejos, pero como ya te han dicho, no hagas ni caso de esos anónimos (encima anónimos) que se dedican a hacer daño y, sobre todo, no se te ocurra decirle que te ha hecho daño porque es lo que buscan.

Mucho ánimo

MadreYMas dijo...

Anonadada.
Cuánto veneno en esas palabras "anónimas".

¿Sabes una cosa? Alguien con tanta ponzoña dentro, es imposible que pueda ser feliz. Y ahí radica el problema, que le joderá tremendamente que tú lo seas, porque lo eres.

Ánimo, querida. Aquí nos tienes para apoyarte frente a semejante "ser".

Un abrazo.

Pili dijo...

Al·lucinant!! si tant poca cosa li sembles perquè perd el temps aquí, si no li agrada que no vingui al teu castell.
Endavant i amb el cap ben alt, si no et podrà aguantar la mirada serà problema d'ell, tú pots estar ben tranquila
Petonets

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias por el ánimo. No todos reaccionamos igual cuando nos pinchan, comprendo la posición de quienes optaríais por no hacer ni caso, pero mi manera de actuar, hasta ahora, me ha funcionado bien. Y tampoco me aferro a ella, sólo los que son lo suficientemente flexibles sobreviven.

Ana, princesa del guisante dijo...

Veneno, sí. Hija, qué pena que no me soporte, con lo maja que soy :-)

Un abrazo y gracias por tu apoyo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gràcies, Pili. Ja fa temps que he assumit que no puc agradar a tothom, però espero que qui entri a casa meva sigui tan feliç com pugui.
Petons

La meva maleta dijo...

Totalmente de acuerdo con Paterfamilias! Un comentario tóxico sólo puede generar más toxicidad y más cuando para poder hacerlo, se tiene que esconder la cara...
Ojalá tuvieramos una arma para neutralizar estas bombas emocionales.

Ánimos y un besote.

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí tenemos un arma, el poder del amor. La mayor de las bombas.

Gracias por tus ánimos, en realidad, siento que he hecho lo que debía, estoy bien.

Un beso grande

Luiggi Sarrias dijo...

Estas cosas no son muy agradables... en fin, "anónimo" ha tenido la suerte de que escribes demasiado bien, otros no hubiesen (hubiésemos, quizá) sido tan... ¿educados?
Un abrazo de apoyo de uno que sí que te conoció antes de los 25

Luiggi Sarrias dijo...

Estas cosas no son muy agradables... en fin, "anónimo" ha tenido la suerte de que escribes demasiado bien, otros no hubiesen (hubiésemos, quizá) sido tan... ¿educados?
Un abrazo de apoyo de uno que sí que te conoció antes de los 25

Ana, princesa del guisante dijo...

Te agradezco muchísimo tu apoyo. El tiempo y la vida acaban poniendo las cosas en su justo lugar. Y como casi siempre, los que más piedras tiran son los de la paja en el ojo ajeno. No perderé las formas por la gentuza que se escuda en el anonimato. Al fin y al cabo, no lo merece.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Ji ji.. sigo diciendo que te conocimos y te conocemos (y muy bien).
De todos modos injusto no voy a ser, escribir escribes muy bien.
En la boda me pondré a tu vera.

Ana, princesa del guisante dijo...

Esperaré ansiosa el beso de Judas.
No olvides lavarte bien las manos, como de costumbre.

Anónimo dijo...

ji, ji

Ana, princesa del guisante dijo...

No voy a seguirte el juego, precisamente porque eso es lo que esperas que haga. Mira si me das poco miedo que tus mensajes entran com spam y yo los publico, porque tú misma te estás poniendo en evidencia. Uy. ¿He dicho misma?

Hay que ver.

Corto y cierro. Y la solitaria soy yo jua jua jua

dolega dijo...

Es lo que tiene un blog, que es tuyo, dices lo que quieres y te permite ser tú misma.
Al que no le guste...¡puerta! :P
Besazo

Ana, princesa del guisante dijo...

Siempre me sorprende, sin embargo, que haya alguien con tanto rencor como para escribir palabras tan duras. Puerta.

ana dijo...

La vida de nadie es perfecta, anónimo. Tampoco la vida de nadie se rodea de personas perfectas.

Todos caminamos de la mano de nuestra pequeñas y grandes adversidades y/o defectos; también con nuestras pequeñas y grandes alegrías/virtudes. No elegimos, la mayoría de las veces, las cartas con las que queremos caminar en nuestra vida, pero en nuestra mano está la libertad para ver el lado bueno de las cosas a las que nos enfrentamos, para darle la vuelta a la tortilla.

Un día, algunos, decidimos ponernos a escribir en un blog. Y decidimos compartir aquello bueno, aquello que vuelto a rememorar, y de felices que nos sentimos, quizá demostramos magnificado. La escritura a veces es así de fantástica, pero nunca miente sobre la persona que hay detrás.

Yo conozco personalmente a Ana de manera muy cercana. La convivencia es lo que tiene, nos desnuda tal cual somos. Por supuesto conozco sus defectos, sus miedos, debilidades, sufrimientos... la tenía totalmente calada. Tú al igual que yo sabes que no lo ha tenido NADA fácil. Sin embargo, el recuerdo que más arraigado tengo cuando recuerdo aquellos años es su alegría. Su capacidad para sonreír aunque por dentro tuviera un corazón roto en mil pedazos. Las dificultades nos rompen así; de forma rotunda.

Anónimo, no comprendes que la alegría verdadera tiene mucho sufrimiento escondido que la sostiene. Que ese dolor emocional la hace enorme, veraz, magnánima. Quien ha sufrido es quien mejor sonríe; conoce tan bien los hilos del dolor, que no permitirá jamás que a su alrededor nadie sufra. Esa es Ana del Guisante. Me sorprende que no hayas podido ver esto si tan bien la conoces. Me sorprende que no reconozcas en ella la generosidad, la alegría, el acogimiento de su presencia, su constancia para crear ambientes cercanos, su espontaneidad, amabilidad, eso sólo es producto de haber sufrido.

Tienes que haber sufrido mucho para tener la necesidad de romper su pequeño espacio, su libertad de expresión, su necesidad de compartir la felicidad que construye sin mostrar las horas de esfuerzo que eso le supone. No es fácil generar armonía cuando tu interior ha sido vapuleado en condiciones de desigualdad, de impotencia para cambiar las cosas. Ella sí ha podido.

Siento mucho tu poca magnanimidad hacia la felicidad que reflejan los otros. La felicidad es un estado de ánimo, poco depende de las realidades a las que nos enfrentamos. Te sorprenderían algunas felicidades narradas en otros espacios. Me temo que este mundo no lo entiendes, así que por favor, no lo juzgues tan duramente.

Te decía que lo siento especialmente por ti, anónimo _Ana ha salido de cosas peores, un comentario anónimo es en su vida algo así como una "simple nadería"_ porque imagino que tampoco sabrás ser magnánimo con tu felicidad, que la verás siempre muy pequeña o simplemente ni la verás. Te imagino infeliz, ojalá fuera una mala percepción. Has dejado al descubierto tu poca capacidad para reinventarte, porque si la tuvieras, te habriás alegrado por la capacidad de los demás para volver a sonreir. ¿No has sabido respetar los sentimientos de una persona simplemente porque conoces sus defectos? No sabes cuánto compadezco tu actitud, el semblante que tu comentario refleja.

En fin, lamento todo esto, hoy justamente que tenía un ratito para leer y me encuentro esto. Me ha llevado tiempo escribir este comentario, un tiempo que apenas me sobra. Si lo hago es para demostrarte que los que también conocemos a Ana, sabemos de su magnanimidad. No puedes pasar sobre ella como el caballo de Atila.

Va por ti, Pesoleta: por lo vivido. Por tu capacidad de sonreir. Por lo compartido; defectos y virtudes. Te recuerdo con mucho cariño, siempre. Mi tiempo libre hoy ha sido tuyo. Cuidate mucho.

SMUAKSSSSS




Ana, princesa del guisante dijo...

Ana, me ha impresionado leerte. Te agradezco que te hayas puesto a trabajar conmigo en la reconstrucción de ese palacio de cristal que alberga mi alma. Tanto cuesta construir un lugar sereno, y tan poquito de echarlo abajo. Afortunadamente ahora ya tengo los planos y buenos compañeros que me ayudarán a volver a poner todo en su sitio.
Me pregunto sólo una cosa... ¿qué gana la persona que trata de derrumbar a otra? ¿pasear su cabeza como trofeo?
¿tratar de demostrarse a sí mismo que es más?
Da igual, gracias, mil veces gracias, un millón de veces gracias. Y no sólo por lo que has dicho de mí, que es grande, sino por ti misma. Me siento afortunada de tener en mi balanza muchas más personas que me quieren de las que no me soportan.

Un beso enorrrrrme.

Anónimo dijo...

Ana, no te conozco personalmente pero te leo siempre que puedo. Ya una vez me atreví a comentarte un post al ver que habías estado en Valencia, de donde soy. Hacia tiempo que no me pasaba por aquí y me he quedado petrificada: te mandó todo mi apoyo, te siento como una persona muy cercana, y sobretodo una buena persona. Por ello me gusta seguirte.
Un abrazo muy fuerte, sigue tal y como eres, no te mereces esos anónimos.

Julia

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias por todo, Julia. Se acerca el día de la Hispanidad. Aquí muchos comercios abrirán porque creen que no tienen nada que celebrar... Es cansado.

Anónimo dijo...

Mi marido es de BCN, vamos a menudo a visitar a la familia... Y cada vez más aumentan el número de banderas con la estrellita, y cada vez nos sentimos más intimidados... También mi marido, que dice no reconocer el sitio donde nació. Y este verano un camarero joven llegó a reconocerme que no sabía traducirme los ingredientes de la ensalada al castellano... Me parece que con tanto nacionalismo ya están perdiendo parte de cultura, y haciendo que nos sintamos extranjeros hasta los que amamos esas tierras, o incluso los qe han nacido en ellas. Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.