© de la imagen La meva maleta

viernes, 18 de enero de 2013

Apuesto que os costará creerme

Hace un montón de años fui a visitar a una amiga. En su pueblo organizaban un mercadillo solidario. Por llevarme algo que me pareciera útil compré un libro. El único del que me sonaba el título era El Padrino, de Mario Puzo. Me lo llevé por una miseria y lo dejé en una estantería, con otros libros, para rellenar.





Por aquel entonces, -estoy hablando del siglo pasado, del milenio pasado-, no recordaba haber visto la película entera. Por supuesto, sabía que era una de las grandes, que Marlon Brando estaba estupendo, y Al Pacino y blabla. Pero distaba mucho de ser una de mis favoritas.

En fin. Años después, niños después, incluso, vi la película completa, y me pareció muy buena, a pesar de que los gángsters me parecían terribles bestias, que los asesinatos no son para nada mi fuerte, y que todo  me parecía una historia sórdida aunque muy bien fotografiada, muy bien interpretada y adiósmuybuenas, e incluso si prestaba atención podia seguir bastante el hilo.

El otro día aparté el libro de El Padrino para mirar si encontraba detrás algo decente para leer. Ese no me interesaba lo más mínimo.

Pero leí la primera página y algo me llamó la atención. Concretamente una frase:
"El juez, un hombre de formidable aspecto físico, se echó para arriba las mangas de su toga, como si se dispusiera a castigar físicamenta a los dos jóvenes que permanecían de pie delante del tribunal. Su cara era fría y majestuosa. Pero Amerigo Bonasera tneía la sensación de que en todo aquello había algo de falso, si bien no podía precisar el que."

Demonios, pude ver la escena, incluso oler el ambiente a tabaco y madera que se respiraba en aquel tribunal (no, no lo dice el libro, me lo imagino yo) así que seguí leyendo, en la página siguiente "En la llamativamente decorada suite de un hotel de Los Angeles, Johnny Fontane estaba tan borracho como pudiera estarlo cualquier marido celoso."  y entonces supe que ya no podría dejar de leer. Hasta el final y casi de un tirón sus 528 páginas.

Deben creerme, llegué a respetar al Don. No, no me gustaban sus asesinatos, pero en su lugar, los entendía. Comprendí que en ese, su mundo, era justificable todo lo que pasaba, las decisiones que se tomaban. Por supuesto ninguna de las acciones ilegales me parecen bien, ni los sobornos, ni los jueces corruptos, ni la trama de juego, ni el alcohol, ni nada de nada, y mucho menos el papel de la mujer en esa época.

Pero es un libro bien escrito del que nacen unas películas estupendas, y por ello, me he convertido en fan (fanS, que dice mi M&M). Es uno de los libros que me han gustado de verdad, aunque a muchos de vosotros pueda sorprenderos.

Hale, ahora a desmontar el mito. El que tenían sobre mí, quiero decir. Y si no han leído el libro, les recomiendo que lo hagan. Eso sí, no esperen florecillas ni debilidades, porque ni media.

31 comentarios:

laurita purple dijo...

Yo tampoco he visto la película y tengo ganas...pero no se, hay algo que hace que ese momento se aleje más y más...jejeje
Quizás tenga que leerme el libro... lo pensaré!

susana dijo...

Lo que tienen las obras bien hechas es que te identificas. A mí me pasó con Crimen y castigo. Un beso.

La meva maleta dijo...

Pues a mi, no me sorprende tanto! cada momento tiene su libro, igual que ocurre con la música, y simplemente ocurrió, que lo cogiste en el momento adecuado! :-)
Está súper-bien eso de dar una oportunidad a los libros olvidados...¿cuántas sorpresas (buenas y malas) nos estaremos perdiendo?


Petons guapa!

Mariapi dijo...

Te creo, Ana. Cada vez disfruto más con las palabras que con el argumento...en novela, en cine, en blogs...y si va "tojunto", como en tu castillo, mejor.Besos, Princesa.

tomae dijo...

Querida PrincesaDel, me ha gustado mucho tu decisión y elección… Cierto, me cuesta de creer que quede gente por ver El Padrino o su segunda parte totalmente recomendable (la tercera no es tan buena) Al respecto siempre pienso la suerte que tienen quién no ha visto según qué películas pues tienen la oportunidad de verla con sus “nuevos ojos” cosa que yo ya no; aun así yo sigo disfrutándola mientras la veo… es lo que tiene ser obra maestra del cine.

Tanto me gustó la “serie” de los Corleone, que por fin me decidí a Leer la Novela de Mario Puzzo hace un par de años. Te aseguro que para mí fue una delicia incluso contagié el efecto a mi mujer de la que también quedó fascinada por el Don…

Precisamente sería eso…un personaje del todo fascinador. Donde los asuntos turbios de la familia se mezclan con la más extrita tradición cristiano romana ya sabes.

Ante el típico debate de que si la novela o la película… (Tema para post) diría que en esta Novela se puede decir que es buena aunque previamente hayas visto la película, cosa que me ocurrió a mí.
Curiosidad: El Don no temía a nadie, era un hombre de mucho poder, menos a uno de sus “soldados” un tal Luca Brasi…un tipo demoledor. Bueno de temas para “padrinófilos” hay para dar y vender; si te apetece mirar yo conozco un blog donde de vez en cuando su autor nos comenta aspectos sobre El Padrino.

http://laplumaviperina.blogspot.com.es/

Besos Princesa… ya nos contarás lo del trato de usted ;)

Carmen J. dijo...

Gracias.

Ana, princesa del guisante dijo...

Pues a lo mejor te arrepentirás cuando la veas por fin :-)

Ana, princesa del guisante dijo...

Me daba apuro, pero ciertamente me sentía siciliana!! Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí. Decididamente tengo que hacer un reciclaje de biblioteca. Petonets

Ana, princesa del guisante dijo...

Tojunto y apretao. Desde luego. Y me di cuenta con esperpento que la situación actual bien podría parecerse a aquel tiempo. Échale un vistazo cuando tus obligaciones de dejen, y ya verás. Besos, besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Lo de usted, por respeto, claro.
Lo de los padrinófilos, yo prefiero volver a leer, con más calma, el libro, no lo que digan de él. A decir verdad, lo que me apetece ahora es ver las pelis, de una sentada (o de tres, mejor).
Un beso, mis respetos a la signora :-)

Ana, princesa del guisante dijo...

A ti.

Tita dijo...

¿Solo 528 páginas? lo recordaba infinitamente más corto...o será que me atrapó, como a ti, pero hace ya varios años.

Si eliminas el minúsculo detalle de que imparten justicia "divina" por su cuenta, su micromundo, las leyes inmutables que lo rigen, el honor y la falta de él....me encanta.

El padrino, y El padrino II son unas de mis muy muy muy películas favoritas. Y cada vez que las veo las disfruto más todavía.

Son de esas películas que te hace falta cada vez más años y más vida para entenderlas mejor, de adolescente fui incapaz de terminarla cuando mis padres no pestañeaban...

Y no, no me puedo creer que no hayas caido hasta tan vieja bajo el influjo del Don (padre...e hijo)

Tita dijo...

Hablando de la peli...hay gestos (y microgestos) que sólo se entienden cuando se ha leido el libro...

Si no te lo has leido no pasa nada, pero esos guiños del director a los lectores ¡geniales!

Ya nos dirás...

Ana, princesa del guisante dijo...

Voy a hacer como que no he leído que me has llamado vieja....
Tita, en la segunda parte se entiende que llega a ser de la cosa nostra porque su mundo es corrupto. Los jueces, la policía y los políticos sólo miran por sus beneficios. Justo lo que pasa ahora. Ls diferencia es que ahora entendemos que la ley delTalión no conduce más que al dolor y a la ruina. Pero una revolución debería llegar para devolver la justicia.

aaana dijo...

Fantástico libro. Hace años lo compré en la estación ante un viaje de tren de nueve horas. Creo que no me moví del asiento ni una vez! Lo presté hace años y aunque lo he pedido varias veces porque me apetece releerlo, va siendo hora de que me ponga seria al respecto, no lo quiero perder!
Me impresiona el Don, y también el segundo Don, cómo se ve "forzado" a hacerse cargo de la situación. ..

Una razón por la que las dos primeras pelis son GRANDIOSAS es porque el propio Puzo adaptó el libro para el guión, si no me equivoco. ..
No sé si has leído Los gozos y las sombras, y visto la serie de TVE. Está también adaptada por el escritor y es una gozada, valga la redundancia. También totalmente recomendable!
Y no, no me sorprende NADA que te haya gustado...

MadreYMas dijo...

No me digas!!!!!! No me lo esperaba, pero no me sorprende!
Yo he visto la peli y opinaba como tú...

Lo que me hace ser fanS de ti (jeje) es que eres flexible y nada predecible. Por eso no me sorprende nada de lo que te pueda gustar!

Ana, princesa del guisante dijo...

Te lo digo en cuanto saque unas horillas para visualizar todo. Tentadita estoy de releerme otra vez el libro, ¡hay muchísimo que leer!

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, pues no, no he leído Los gozos, pero creo que anda por casa. Te tomo la palabra.

Ana, princesa del guisante dijo...

Muy bien. Así me gusta... ¿Lo ves, Tita? No ha dicho rara, ha dicho nada predecible y flexible jajaja Gracias, y yo estoy segura de que a ti también te gustaría.

Tita dijo...

jajajajajaja, bueno, tú haz caso a Aaana, y leeté los Gozos y las Sombras, y luego deleitaté con la serie ¡te vas a morir del gusto!

meloenvuelvepararegalo dijo...

De las pelis, estoy en ello, pero el libro aún no me llamaría (fíjate que hablo incluso en condicional!); ahora bien, como apuntan por ahí arriba, cada peli/libro/música puede tener sus momento y aquí llegó! En mi caso, no sé muy bien cómo lo tiene y cuándo llegará, je,je,je pero se agradece tu opinión, más sabiendo cómo sueles ser de exigente con algunos temas.
Así que gracias,

Naranjito dijo...

Querida Alteza, del libro no te puedo comentar nada porque lo tengo en el estante de los libros pendientes, pero de las pelis te diré que me las trago cada vez que las echan por la tele, las tres. La famiglia Corleone es La Famiglia. Comparto los comentarios de más arriba de que cuando un escritor colabora en la adaptación de una obra literaria para el séptimo arte es mucho mejor que cuando lo dejan en manos de los "negros" pendiente del resultado "audiencil"
Una reverencia totalmente predecible y creíble.

Ana, princesa del guisante dijo...

Haré lo que pueda... aunque fíjate que la serie la recuerdo como algo muy lejano... y muy denso jajaja

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, lo único que queda claro es que jamás hay que cerrarle las puertas del todo a un libro o a una película. Gracias a ti.

Ana, princesa del guisante dijo...

Pues ahora que lo he leído entiendo que "sólo" ver la película es quedarse a medias. Y yo pienso lo mismo que todos vosotros respecto a que el autor meta mano en el guión... imprescindible!

Ses dijo...

Nunca lo hubiera dicho, de hecho, es una película que no me gusta especialmente. Si un libro está bien escrito da gusto leerlo.

Driver dijo...

He intentado leer el libro y ver las pelis, pero el miedo, un profundo y visceral miedo me lo ha impedido. Aquí, en el barrio del puerto, suelen aparecer cadáveres con un canario en la boca (señal de ser un chivato), y con un ejemplar del libro en el bolsillo.
Es terrible. Normalmente ni nos atrevemos a hablar de ello, ni en público ni en privado.
Sudas como un condenado a muerte, sólo por pensar que ellos pueden pillarte, que alguien de tu casa puede dar el chivatazo, o que inluso, tu propia pareja, bajo la presión de un chantaje brutal, te denuncie al don.
¡Ops!, he pronunciado su nombre.
...
Si no te importa, dejo de escribir, pues me han dado unas ganas enormes de emprender un viaje lejano, muy lejano.
Si no t importa, no te diré dónde.

No quisiera involucrarte.
...
Antes, me cambiaré de camisa. La tengo empapada de sudor

Un sudor frío y pegajoso.
Con sabor a pánico.

Driver dijo...

Ana, acabo de mirar por la ventana y los he visto.
Acaban de aparcar enfrente de mi casa.
Salen del coche y se dirigen a mi portal.
Parecen personas normales, como tú y como yo. Pero no; sus asimétricos andares les delatan. El peso de las ramas les hace andar de esa forma tan rara, de forma desigual, sospechoso, inquietante.
Miro de soslayo la foto de mi familia, una décima de segundo.
Oigo el chasquido de los goznes de la puerta de acceso a mi vivienda. Han saltado por los aires. Otra décima.
En las siguientes dos décimas la puerta cae derribada.
Tres sombras, dos destellos de luz y la sensación del picotazo de una abeja en mi estómago.

Caigo. Mi cabeza sobre la alfombra del Ikea. Veo sus zapatos.
Son italianos y están lustrosos.

Veo una luz, una enorme luz que se dirige hacia mí.
Siento paz.
...

Uno de ellos saca un canario de su bolsillo.

Pero yo, hace tres décimas de segundo que he muerto.
...
Y ya no siento nada, cuando meten el pájaro en mis labios.

Los labios con los que besaba.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ses, si no comprendes las motivaciones de los protagonistas (Ojo, no las justifico, simplemente me explican), no puedes comprender tanta devoción.

Ana, princesa del guisante dijo...

Nunca deberías haberles dado motivo, D.

Te vengaremos en tu funeral. Haremos que parezca un accidente.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.