© de la imagen La meva maleta

martes, 9 de octubre de 2012

Abandonado...

Antes de que nadie se me escandalice, voy a explicarlo bien, porque los criterios de autosuficiencia respecto a los niños levantan casi tanto las hachas como los partidarios y detractores de Estevill y González.

Introducción.

Vivo en un pueblo muy pequeño. En una calle céntrica, bien iluminada. En frente, cruzando los escasos 10 m. de asfalto de una calle con poquísimo tráfico, mi vecino está sentado a la puerta toda la tarde. A 50 m. de mi casa está la casa de los tíos de mi marido. Con asomarse un poco, está la panadería, con padre de la panadera también sentado a la puerta todo el día. Al otro lado, está la peluquería, y antes hay un bar.

Las clases de inglés de mis hijos me suponen un desplazamiento por carretera. Ida+aparcar+ descarga de niño+compra de huevos (se habían acabado)+vuelta, con entrada al garaje incluida, tiempo máximo estimado, 45 minutos.

Mi hijo mayor tiene 10 años y ya va por el pueblo sólo a algunos sitios en concreto, ir y volver a algún recado.

El pequeño tiene clase de inglés, el mayor un porrón de deberes (redacción de lengua, matemáticas, inglés y no sé qué mas). Le propongo quedarse esos 45 minutos sólo en casa señalándole claramente el reloj para que sepa cuánto es ese tiempo.

Accede sin NINGÚN problema.

Normas:
- No abras a nadie. Bueno, puedes mirar por la ventana de tu cuarto y si es tu padre, tu tío/a, tu abuelo/a, sí puedes abrir.
- Si no pasa nada, trabajas y punto
- Si te pasa algo necesario pero no urgente te vas a casa de tu tía (50m) o a la de tu abuela (100m)
- Si te pasa algo urgente, cruzas la calle y le pides ayuda a la vecina.

¿Entendido? Sí
¿Seguro? Sí (que sí pesada)
¿Quieres venir? Noooo
A las 6 estoy en casa, ¿vale? Vale


Hechos:
Le dejo haciendo la redacción. Llamo al padre, está de acuerdo y alerta, por si ve humo o ambulancias. Salgo de casa, dejo al niño, compro huevos, vuelvo. Treinta y ocho minutos después, a las 17:53 estoy en casa.

REDACCIÓN (en realidad, una carta a una compañera de pupitre)

Querida Pepa Pérez,
Estoy aquí sólo en mi casa porque mi madre se ha ido a comprar y está tardando mucho. Yo me he quedado haciendo deberes (bla bla bla tres líneas más)

Bueno y ya me despido porque mi madre está tardando mucho.
Marlin, pez payaso.





32 comentarios:

Pili dijo...

Ai, pobre quin patir debia tenir.
Petonets.

susana dijo...

¿Cuándo entregó la carta?. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Tenint en compte que el primer que va fer dels seus deures era la redacció... Tu diras!

Ana, princesa del guisante dijo...

Después de la reunión de padres, menos mal que pude medio explicárselo a la maestra....

Rachel dijo...

Que edad tiene?...
Las mias (las 2 mayores) hay momentos que se quedan sin problemas, eso si llaman 100 veces por el movil pero se quedan tranquilas, sin embargo al salir del cole prefieren quedarse en el kinder con el hermano pequeño que esta pegado a menos de 10 metros que subir a casa..
Los chicos y sus momentos de drama!!

Mariapi dijo...

Aiiii... si es que me emociona. Pobrecico. Pero eso es bueno para él. Costoso para los dos, eso si.
Me voy a poner como "el ebuelo cebolleta" a contar batallitas, es que me lo has recordado tanto... Cuando nació el 5, la mayor tenía 9 años...y por supuesto la recogía del cole. Cuando mi madre vio las idas y venidas de coles etc, más la lactancia, me dijo que había llegado el momento de que aprendiese a volver sola del cole: 15 minutos andando...creí morir los primeros días, y eso que la abuela hizo el entrenamiento acompañándola un trozo cada día más cortito, hasta que lo hizo sola. Nos educó a las dos. Aún recuerdo esos dolores.
Muac, Princesa.

unaterapeutatemprana dijo...

Qué dulce...

Ana, princesa del guisante dijo...

Pues tiene 10, aunque creo que no depende de edad sino de responsabilidad. Tienen que hacerse fuertes.

MadreYMas dijo...

Ains... qué dolor de tripa me ha entrado sólo de leerlo... Ay... ay...

Ana, princesa del guisante dijo...

Tenemos que darles autonomía en función de nuestras necesidades, de las suyas, de su capacidad para asimilarla. Sé que eran otros tiempos, pero vivía en un lugar bastante más grande y con 9 años iba a recoger a mi hermana y a mi prima, de dos, a la guardería. Se puede hacer, dándoles seguridad. Duro, sin embargo. :) besos, nena

Ana, princesa del guisante dijo...

Dulcísimo... casi me lo como jajaja

Ana, princesa del guisante dijo...

¿Qué te ha dolido? mi "abandono" o su redacción :-)

MadreYMas dijo...

Me ha dolido, lo que más, su redacción, su sentimiento de soledad...
Y lo segundo... me ha dolido tu dolor. Por dejarle, por obligarte a dejarle, por tener que dejarle, porque es necesario y conveniente para él... pero eso no quita para que te duela, verdad?

Ana, princesa del guisante dijo...

Querida, M&M, no me duele, me gustan los pequeños pasitos. El de quedarse sólo en casa un rato es un poco durillo al principio para él, pero créeme, yo estoy más tranquilo si está dentro solo que fuera con ve a saber quién. Él... es que los preadolescentes son de un melodramático... Ya verás, no es nada, te vas a divertir con estas cosas cuando te lleguen. Yo cuando leí la carta estuve por tirársela por la cabeza por exagerado, ni más ni menos.

Tita dijo...

jajajajajajaja ¡para que vuelvas!

Somos un poquito exageradas ¿no?

Besos

Carmen J. dijo...

Qué tranquilidad poder vivir con tantas personas de confianza cerca. Y en cuanto al niño, qué gracioso. ¡La próxima vez déjale una foto!

Ana, princesa del guisante dijo...

Tita, si todo va bien, mañana vuelvo a repetir la operación... ¡faltaría más! Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Mmm, buena idea lo de la foto. Lo que tengo claro es que no le dejo es haciendo una redacción.

La meva maleta dijo...

Criaturita! Su efímera añoranza le inspiró a hacer su pequeña redacción...¿no será que ya apunta maneras? A ver si te sale competencia dentro de tu mismo Castillo! :-)


TC dijo...

Yo creo que no tiene el concepto del tiempo transcurrido muy claro,no? jeje. Igual para el cinco minutos son como si hubieran pasado tres horas, jaja. ;)

Ana, princesa del guisante dijo...

No, mujer, competencia no. Yo apostaría por una saga, cada cual con su especialidad: la suya, el melodrama jajaja

Ana, princesa del guisante dijo...

Fíjate, además que lo primero que hizo de sus deberes fue la redacción, así que a los cinco minutos yo ya estaba "tardando muchísimo" jajaja

Dolores Ceballos dijo...

Qué jeta!!! jajajajajaja
Está creciendo. En unos años monta una fiesta (por tardona!! jajajaja)

Sara M. dijo...

Jajaja, qué morro tienen. pero si, tienen que aprender. La mía al principio sabía a donde iba, así que en cuanto se aburría, si veía que ya era buena hora para que llegara, empezaba a llamar, cada minuto aproximadamente... Ahora ya es muy distinto, casi siempre es ella la que lo pide, porque se aburre con nosotros, y si no, es que quiere salir a tomar una hamburguesa con las amigas. En fin, distintas etapas que van pasando.

Marta dijo...

Me lo como!
Guarda la redacción en la carpeta de papelitos amorosos...releerla de aqui un tiempo le encantará! y tú se la podrás enseñar cuando llegue a las tantas de la noche algo descolocau ;)
Feliz puente!

Ana, princesa del guisante dijo...

nomelopuedocreer...¡¡¡te estás poniendo de su parte!!! a éste paso le comprarás tú las cocacolas para la fiesta :-O

Ana, princesa del guisante dijo...

Nuestro pequeño handicap es que no hay teléfono en casa, porque el fijo lo llevo yo en el móvil... estamos solucionándolo.

Ana, princesa del guisante dijo...

Cómetelo, sí. Cuidado, que está muy duro por la parte del morro :-)

Anónimo dijo...

Un chiquillo, enamorado de su madre, tiene el inconsciente mas chantajista que uno se pueda imaginar. Esos 45' eras suya y lo vas a pagar, maja.

El juanpe

ana dijo...

No dejes que te chantajeen las emociones; ni las tuyas ni las suyas... mira que son muy listossssss.

Aprender a ser independiente, aprender a gestionar la propia soledad, los propios sentimientos, desgraciadamente es una tarea que no todos los adultos han aprobado.

Tu hijo ha estado solo y ha sido capaz de reflejar sus sentimientos mediante las palabras... ¿qué más quieres? O es que pretendes eliminar el lujo de aprender a conocerse a sí mismo y la capacidad de gestionar sus sentimientos por eso de que no quieres verles en dificultades, que sufran y demás retahílas??

La riqueza del ser humano está precisamente ahí, en la versatilidad de circunstancias que puede afrontar _unás más complicadas que otras_. Lo que está claro es que si no empezamos a caminar... nunca haremos el camino.

Ánimo Pesoleta, sin niños valientes _aunque les cueste al principio_ es imposible una madurez sensata.

Besotes!!!

Ana, princesa del guisante dijo...

Ya lo pagué... con una acusación a la maestra. Cágate lorito... Gracias Juanpe.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ana, yo estoy convencida de todo eso que tu dices... si lo único que me fastidia es que la carta la leyó la maestra, y tal como está el patio, lo mismo me mandan a los servicios sociales o_O
Para lo que les conviene sí son valientes, ¿verdad? Me gusta tu idea de enseñar a gestionar la soledad. De hecho, les enseñamos poco a gestionarse a sí mismos. besos, chiquitina.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.