© de la imagen La meva maleta

lunes, 30 de abril de 2012

En tus ojos


Se ha detenido el tiempo en tus pupilas grises. Tus manos envuelven paquetes imaginarios mientras tu mente se transporta a la casa de la carretera, que tú identificas como tu casa, aunque hace ya 40 años que no vives en ella. 
Y cuando me miras, me vuelves a decir "Eres tan guapa...". Aunque yo intuyo que me ves como a la niña de perfil perfecto que un día fui. "Tienes que hacerte un retrato de perfil", me decías antes de que mis huesos crecieran y mi mirada se hiciera mayor. No lo hice, nunca habría podido verme con el amor con que tú me miras.

He llorado hoy tu muerte, aunque sigues viva. Pero la persona que tú eras, se ha ido a ese lugar seguro de su infancia, allí donde estuvo protegida por el calor de sus padres. La casa de la carretera, aquella que vio nacer a tus hijos. Aquella en la que dijiste adiós a tus padres, el lugar en que fuiste más feliz. 
Te he llorado, te estoy llorando, porque te echo de menos. Porque aunque Dios te me está arrebatando a poquitos, para que me acostumbre a no tenerte, yo seguiré necesitando del soplo de cariño que hace que me veas la más bonita, necesito poder acurrucarme en tu regazo y darte la mano, y decirte que tú si que eres guapa. 
Ojalá pudieras aguantar con tu mente lúcida un mes más, para que puedas ver el conjunto que me he comprado para la fiesta grande de mi hijo. Porque sé que te gustará. Te prometo que seguiré vistiendo siempre como para agradarte, por si me vieras cuando ya no estés. 


"¡Cómo extraño su sazón, el olor de su cocina, sus pláticas mientras preparaba la comida, sus tortas de Navidad! Yo no sé por qué nunca me han quedado como a ella y tampoco sé por qué derramo tantas lágrimas cuando las preparo, tal vez porque soy igual de sensible a la cebolla que Tita mi tía abuela, quien seguirá viviendo mientras haya alguien que cocine sus recetas." Texto extraído de la novela Como agua para chocolate y fotograma de la película que inspiró.

23 comentarios:

laura dijo...

Ella i serà i veurà lo guapa que estàs a la festa gran del teu fill. NO ho dubtis.

Abraçades i més abraçades

meloenvuelvepararegalo dijo...

Ay, Ana, me has tocado la fibra. Y ya no pensando en mis abuelas que hace tiempo que no las tengo, sino que a veces pienso en nuestras madres y lo que luego las echaremos de menos...
Seguro que el traje o vestido que te has preparado es precioso!

Ana, princesa del guisante dijo...

Espero que si... però en un mes ha davallat molt, i encara en queda un altre. Ai. Una abraçada doble

Ana, princesa del guisante dijo...

Es cierto, tenemos que disfrutarles todos los días. Mi traje... le gustará, lo sé.

La meva maleta dijo...

Ojalá supiera qué decirte, para desacer el nudo de tu garganta...y también, el de mis dedos. Sé muy bien, lo que es contar las semanas y los meses, esperando que poderla abrazar unas cuantas veces más.

No te olvides de decirle nunca que la quieres mucho aunque creas que no te oye, y que la esperas para la gran fiesta; Seguro que allí estará.

Un abrazo preciosa, y todos mis ánimos para este momento.

Mari dijo...

Llevaba mucho tiempo sin hacerte comentarios, te leo, me he acostumbrado a leerte en la sombra, a aprender de ti y de tus palabras, siempre dulces y sabias, pero hoy necesitas, creo, que necesitas, consuelo. Sigo incubando tristeza, no tengo ánimos,ojala pudiera...........

Ojala pudiera decirte que ese dolor se pasa, la angustia de saber que el final se acerca es aun más dolorosa, pero siento decirte que lo que viene después es peor. Un dolor más agudo e intenso. Lo siento, siento que se acerque el final, pero aun siento más que ese final llegue, porque estarás sola con tu dolor y nada de lo que te digan o hagan hará que ese dolor y esa soledad desaparezcan.
Un mes de abril de hace diez años murió mi padre, y me parece que fue este último.....................
Mil besos
Mari

Mariapi dijo...

Sé de ése dolor. Desprenderse de quienes amamos y dejar de notar quien son, poco a poco o de golpe. Nadie puede evitarte el sufrimiento , la tristeza de esa separación, pero creo que ayuda mucho mantener la esperanza, la seguridad de que la separación no es para siempre y aprender a valorar y a conservar como el mayor tesoro todos esos recuerdos que nos ha dejado la vida junto a ellos.

Un beso, Princesa. Estoy segura de que en algún modo también os acompañará en ése día, y disfrutará de verte tan guapa.

susana dijo...

Qué duro debe ser eso, pero estoy convencida de que el amor siempre llega aunque no lleguen los recuerdos. Un beso.

Esa niña que vive dentro de mí dijo...

¡Qué texto más precioso, qué bello lo que sientes!. Ánimo y a disfrutar de ella, de quererla y sentirla... Yo me siento muy afortunada por conservar aún a mi yaya, puedo entender lo que sientes si me pongo en tu lugar... estoy contigo princesita del guisante.

Tita dijo...

Qué hermoso, y qué triste Princesa.

Qué crueldad de enfermedad...

Un texto precioso ¿sabes por qué me puse Tita verdad?

Un abrazo apretao

Dolores Ceballos dijo...

Me costó un día contestar... y es que aún sigo llorando.

Ojalá vuelvan al lugar de nuestros sueños, de sus sueños, ése donde son plenamente felices.
Ojalá algún día nos volvamos a encontrar y entonces nos volvamos a sentir niñas otra vez a través de sus miradas, repletas de amor.

Bufff qué difícil es... cachis...

Biquiños pesoleta

Ana, princesa del guisante dijo...

Me gustaría poder entrar en ese mundo que ahora habita y ver lo que ella ve, para acompañarla y hablar con ella y que me entendiera. Sí le digo que la quiero y tengo mucha esperanza de que lo pasará bien ese día. Un beso grande, te acompaño también en tu duro camino.

Ana, princesa del guisante dijo...

Mari, el otro día pensaba en ti, añoraba tus comentarios.

Empiezo a pensar que ese deterioro en ella era necesario para que nos diésemos cuenta de que dentro de nada ella no estará. Sé lo que duelen esas ausencias, mi abuelo falleció en el 86 y lo recuerdo prácticamente a diario. Es ley de vida, pero cuesta, cuesta.
Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Cómo duele la vida, en general, porque está llena de desprendimientos. No pierdo la esperanza, pero sé que les voy a echar de menos. Espero que cuando llegue el día tenga un rayito de lucidez y todos podamos disfrutar de ella. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

El amor pervivirá siempre, la esperanza también. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, niña. Hay que disfrutar mientras podamos y no perdernos nada.

Ana, princesa del guisante dijo...

Sí lo sé, Tita. Ayer leía trocitos del libro, buscando la frase adecuada y, sin querer, me enganché y me vi una vez más la película. Cada vez me gusta más.

No podré evitar ver a mi abuela como Tita veía a Nacha y se dejaba aconsejar por ella. Apretado, apretado, me hace falta.

Ana, princesa del guisante dijo...

Es un camino inevitable, nos tenemos que acostumbrar a que somos finitos. Un beso, Leles, espero que te animes pronto, tenemos que seguir y dar ejemplo a nuestros hijos.

Nenica dijo...

Me hiciste llorar, y eso que gracias a Dios mi madre goza de una estupenda salud, pero solo pensar que llegará ese día en que falte o ya no sea ella...

papashop dijo...

Llevo toda la tarde con el corazón encogido, con las palabras de tu último post has trasmitido tan claramente un sentimiento de amor tan profundo y tan difícil de expresar que me has emocionado. Cada vez que veo libro me acuerdo de mi abuela que estuvo mucho tiempo enferma de Alzheimer y además la “prota” se llama como yo y ahora me la has vuelto a recordar. Me hubiese encantado tener un vínculo tan estrecho con ella como el que describes. Vuestra relación es un tesoro.

papashop dijo...

Llevo toda la tarde con el corazón encogido, con las palabras de tu último post has trasmitido tan claramente un sentimiento de amor tan profundo y tan difícil de expresar que me has emocionado. Cada vez que veo libro me acuerdo de mi abuela que estuvo mucho tiempo enferma de Alzheimer y además la “prota” se llama como yo y ahora me la has vuelto a recordar. Me hubiese encantado tener un vínculo tan estrecho con ella como el que describes. Vuestra relación es un tesoro.

Ana, princesa del guisante dijo...

Ella no es mi madre, es mi abuela, pero estoy muy unida a ella. Es duro decir adiós, pero no queda más remedio.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias... Cuando te acostumbras a tener a alguien durante más de 38 años, solo pensar que te va a faltar te causa tristeza, pero queda el recuerdo de lo que han sido, y en nosotras, lo que tenemos de ellas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.