© de la imagen La meva maleta

martes, 20 de septiembre de 2011

Y vuelves con tu estilo a cuestas

Quizá no sea maldad, a lo mejor es supervivencia pura y dura. Me endosas el trabajo que no te apetece hacer, pero luego haces lo imposible por ponerte tú la medalla.
Eres tan pequeña...


Tus armas son la inteligencia y la pereza. Las mías, el tesón y el esfuerzo.

¿Quién ganará?

14 comentarios:

Dámaris dijo...

sus armas no son la inteligencia y la pereza. Son la astucia, la picardía y la pereza. Tú eres la inteligente, no lo olvides.

La chica de las flores. dijo...

La inteligente eres tú, y acabarás demostrándolo...

Besos!

Mariapi dijo...

No es cuestión de inteligencia...es un tema de honradez y decencia. La pereza o comodidad les atrapa para el trabajo, pero para ponerse la medalla del trabajo ajeno, se las arreglan muy bien, o para vender el humo de sus esfuerzos...que siempre se ha chupado otro...Cuando encuentres el modo de desenmascarar a este tipo de personajes, me lo dices, que también ando necesitada...besicos.

susana dijo...

Esa clase de personas están en todas partes. Un beso.

Leles dijo...

Totalmente de acuerdo con el resto de comentaristas. Espero que ganes tú, sería lo justo y necesario.
Biquiños

mistrucosparaeducar dijo...

Totalmente de acuerdo con las de arriba. Por desgracia el mundo está lleno de listillos, y no me parece mal, me encanta y creo que es necesario. El problema es cuando además son caraduras y egoistas y egocéntricos... Esa combinación es explosiva.
Yo también espero que ganes.

Ana, princesa del guisante dijo...

Dámaris, de momento, el marrón para la tonta...

Chica de las flores: bueno, espero que algún día me llegue el premio, la verdad. un beso

Mariapi: no tengo muchas esperanzas de encontrar la fórmula desenmascaradora de jetas. En fin, a trabajar para ellos.Besicos

Susana: ... ¡y qué poco consuela eso! Un beso

Leles: no creo ganar nada, pero me reservo mi derecho a pataleta Bicos

Mistrucosparaeducar: bueno, caradura y egocéntrica, y egoista, no. Pero vaga, un rato largo, y poco organizada, y poco agradecida. Ays.

Marta dijo...

Grrrrrr ¿necesitas matona? ;)
¿Se autopone las medallas como el Magic Andreu?
Ánimo curranta!
Besos

paterfamilias dijo...

Bufffff, siempre, en todos los trabajos, hay gente así y, aunque parezca mentira no son conscientes de ello de tantas veces que lo han hecho.

Mucho ánimo!

Ana, princesa del guisante dijo...

Marta, sí por favor, pégale dos tortas... las medallas no solo se las pone, sino que te las arranca de la solapa grrrr

Paterfamilias; ¿no? ya lo dudo, yo pienso que lo saben y les importa un bledo. Gracias por los ánimos

sunsi dijo...

¿Tu has ejercido de "negro" alguna vez, pesoleta? Es algo así como pactar que corriges un libro y , en realidad, lo estás rehaciendo de nuevo. Nada que ver con el primitivo. Y no sales en ninguna parte.
Tras los primeros berrinches, después piensas que te quiten lo bailao, que en realidad quien más ha aprendido porque te lo has currado eres tú. Quiero verlo así porque no es bueno para la salud hacerse mala sangre. Bernabé Tierno decía que "el cabreo mata" Y tengo ganas de vivir unos cuantos años más.

Un beso, Princesa. Un día u otro la vida pone las cosas en su sitio. Casi siempre.

Dámaris dijo...

Nooooo, el marrón para la buena. ¿sabes lo que me dijo una vez alguien? que la mierda flota. Acabará flotando y serás recompensada.

Un beso.

La meva maleta dijo...

El tiempo, está de tu parte: siempre hay un momento en que las cosas se ponen en su lugar y por una razón u otra su comportamiento de desenmascará.

Paciencia, el triumfo es tuyo :-)

Ana, princesa del guisante dijo...

sunsi: mira, ya, lo de la satisfacción consuela, pero qué quieres que te diga, preferiría que no me hubieran utilizado. Besos

Dámaris: jajaja la mierda flota. Vale.

Mevamaleta: paciencia, paciencia, paciencia jo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.