© de la imagen La meva maleta

martes, 20 de enero de 2015

Un día

Soñaba con algo que tenía que ver con una escuela, me parece.
Silencio en la casa, madrugo más que nadie.
Me pregunto si estará nevada la calle. 
Me maquillo mirando el reloj, me equivoco y me pongo la crema que debe quitarme la mancha que me dejó el último herpes  de antiojeras. Bien, espero que de verdad quite las manchas de ahí.
En el AVE una legión de Mary kays nos acechan con sus maletines y nos confunden con unas de ellas (el "antiojeras" ha debido funcionar)
Amanecer de fotografía en Zaragoza, no podré enfocar, el bus corre a toda prisa.
Trabajo: venas, personas que apestan a sudor a las ocho de la mañana, el cartel detrás del campanario que veo desde la ventana, no me quito el frío de encima, dos mandarinas. Las dos, se presentan todas las visitas, dos treinta, ya falta menos, dos treintaydos, que corra un poco más el reloj.
Libre, menudo frío, me refugio en una tienda, no compro nada, la dependienta de la otra tienda una antipática, me voy sin mirar siquiera.
El bus se me hace eterno, la conductora le grita a un coche al que ha pitado. 
Estación del AVE. 
Charla sobre adolescencias, bajo la rampa mecánica con ganas de llegar. 
La señora del tren que va con una que debe de ser su hermana. 
La chica dormida en el pecho de un chico, que va acariciando su cara, yo voy dirección a la salida. 
La señora japonesa descalza entre dos vagones haciendo gimnasia agarrada a la barra de la puerta.
Salimos apenas a unos centímetros de la salida de la estación. 
Semáforo en rojo.
Apago la radio para escuchar mi pensamiento.
Llego a casa famélica, un bocadillo a la una no ha sido suficiente. 
Me emociono con la foto de las hijas de Marta.
Preparo huevos duros y brócoli.
Blog terminado. 
Ducha.
Princesa en modo off hasta mañana. 
No, llega el peque de inglés. Llegará marido, hay que preparar la cena. 
Ya descansaré cuando me muera. 

15 comentarios:

Marta dijo...

ya descansaré cuando me muera…me resulta familiar, como tú.
Comentaba a Tomae que siempre me han gustado los relatos en el tren, y también las pelis de cárceles..
Ayer, mi día, y no podría haber sido distinto, consistió en un café matinal que empalmó casi con la cena…ya tu sabes!!!!
Besos Pesolet, ese frio te va a convertir en verdura de la Sirena.

Ana, princesa del guisante dijo...

Marta, estoy ptra vez metida en el tren. Cuando vuelvo a casa después de un día de estos non-stop siempre pienso que me lo han robado. Me habría apuntado a ese café eterno de tu día de ayer. Hoy sigue, supongo. Un beso, venga ve a poner la cafetera

ro dijo...

Tu última frase también me resulta familiar. Uff, hay días muy duros.

Besos.

tomae dijo...

..pues ya que insistís en descansar el día de vuestra muerte; si no os importa me pido el sofá, que luego dirán que el trabajo está muy mal repartido. :)

¿alguien sabe donde está el mando?

Bss!!!

Ana, princesa del guisante dijo...

Ro, hoy el día es una réplica exacta del de ayer, en fin, mañana cambiará y tendrá nuevos matices. Gracias por acompañar

Ana, princesa del guisante dijo...

Tomae, no sabría decirte, el descanso que yo pido no es para no hacer nada, sino para tener tiempo de hacer algo que realmente me llene.
Te regalo el mando, para lo que hay que ver!

juanpe garbayo dijo...

http://youtu.be/zBPF-t7NpEE
Me ha venido la canción a la cabeza. Disculpa

Mil violetas dijo...

He saltado desde el blog de Moli, procuraré pasarme mas a menudo. Intenta descansar un poco, por lo menos cuando puedas meterte en la cama para dormir. Un Saludo y enhorabuena por el blog.

aaana dijo...

Venga princesa vamos a por otro dia mas
Descansar? Ahora me suena a utopía...

Ana, princesa del guisante dijo...

No es preciso que pidas disculpas, la canción me viene al pelo. Buenos días

Ana, princesa del guisante dijo...

Bienvenida al castillo. Me ha sentado fenomenal dormir de un tirón. Por la mañana todo tiene otro color. Ahora, a comernos el nuevo dia!

Ana, princesa del guisante dijo...

Ya sabes, cuando la microscópica cumpla dos y medio, más o menos, podrás volver a descansar. Me das envidia y lo sabes ;-)

aaana dijo...

Tienes licencia para achuchar, ya lo sabes!

Anónimo dijo...

Creo ser la culpable de la conversacón de adoslescentes, aunque espero que mi adoslescente no se maquille tanto, y mucho menos en el vagón del tren, la educación, que creo estar dando, no va por estos caminos.
El cansancio de este ritmo solo lo sabe el que lo padece, y tu en bastantes ocasiones eres víctima de el.
Aunque tiene momentos divertidos.....

Ana, princesa del guisante dijo...

Reina... La felicidad va por barrios! En el castillo hemos tenido también sarao. Pero sobreviviremos! Bon viatge!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.