© de la imagen La meva maleta

viernes, 21 de marzo de 2014

Supongo que me comprenderéis

No paso tan a menudo por el blog, es cierto. No tengo más trabajo (aunque no me aburro, a decir verdad), ni menos cosas que contar. 
Pero mis hijos se hacen mayores y, más que nunca, aquello que les pasa, que dicen, que hacen, pertenece al ámbito de su intimidad, y ya no quiero contarlo aquí. Porque recuerdo cómo me sentía yo cuando mi madre contaba -cuenta- cosas de mi vida; creo que ha llegado el momento de interiorizar lo que ellos son y aprender, y volver a crecer un poco más como persona.

Podría volver a escribir a diario y hacer una entrada "de charla de ascensor" que si el tiempo, que si la crisis, pero eso es tan socorrido como vacío. 

O contaros lo último que he leído (La verdad sobre el caso Harry Quebert) o lo que estoy leyendo ahora (Romeo y Julieta).

O explicaros que por fin aprendí a hacer punto, y que también eso me hace feliz.

Quisiera poder decir sobre qué estoy trabajando, pero es más de lo mismo, ando poniendo velas para que se haga la luz y por fin todo mi esfuerzo fructifique, aunque estoy a nada de terminar perdiendo la esperanza. Yo, que soy incombustible. 

Y la realidad de mis mayores es que el paso del tiempo es implacable, no quiero hablar de ese camino, que se me anuda en la garganta. 

Espero, pues, que me perdonéis los silencios. Me encanta comprobar cómo, a pesar de todo, seguís viniendo a esta casa. Dejo a todo el personal de castillo a vuestro servicio para que sigáis encontrándoos aquí como en vuestro propio hogar. 

Yo sigo, aprendiendo. 




26 comentarios:

CyN dijo...

Con el gustazo que da leerte, yo creo que valdría la pena hacerlo aunque escribas sobre "temas de ascensor", pero bueno, te comprendo.

sunsi dijo...

Que si te comprendo... Mucho. Todo. Y creo que lo más honesto es callar hasta que uno todavía está calibrando qué puede y qué no puede contar sobre los suyos. Mucho mejor pasarse de prudente que tener que lamentar errores, pesoleta.

Y también es cierto que a veces se tiene la sensación que ciertas cosas no vale la pena contarlas; o porque son de interés personal... o porque ya se han tratado demasiadas veces... o porque provocan dolor... o por lo que sea...

Yo esto lo he descubierto mucho más tarde que tú... Así que, no solo te comprendo sino que me alegro de tu clarividencia.

Un beso, Princesa.



Estrellas de Lana dijo...

Pues claro que te comprendemos, y aceptamos aunque nos entristezca.
Un beso fuerte
Vir

Sara M. dijo...

Si, aquí estamos. No te preocupes ;)

Susana Moreno dijo...

Vuelve cuando puedas. Te estaremos esperando. Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

Cuánto te agradezco tu cariño! Espero tener cosas que realmente justifien vuestra visita. Lo intentaré. Gracias de corazón

Ana, princesa del guisante dijo...

El otro día mi pequeño me sacó los colores por haber contado algo de su intimidad a una gran amiga. Llegué tarde, Sunsi, pero pedí perdón. Llevo 4 años aquí, cuesta ser original a estas alturas,p. Un besazo

Ana, princesa del guisante dijo...

Vir, no creo que os gustara demasiado que hablara por no callar. Volveré a menudo, siempre que pueda contar cosas mínimamente decentes, lo merecéis. Un beso

Ana, princesa del guisante dijo...

Te lo agradezco, mecachis, qué guapas sois!

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, Susana, no me voy! Pero me dosificaré. Un beso

aaana dijo...

Te comprendo
Y creo que te honra el reconocer que tus hijos no son tuyos en el sentido posesivo de la palabra, sino que son personas completas que necesitan su intimidad. Yo también recuerdo que contasen cosas que a lo mejor para un adulto era una tontería pero para mí eran mi mayor problema o preocupación. Lo recuerdo tan bien que me prometí que si un día tenia hijos, respetaría ese sentimiento y no contaría sus cosas. Y lo intento!
Así que aquí estaremos, esperando posts cuando tengas algo que contar
Abrazos

tomae dijo...

...por aluviones ( no a mi post de charla de ascensor, pero ya que lo tengo lo menciono.)

Los aluviones son más por el libro "La verdad sobre el caso Harry Quebert" ¿te gustó? ...a mi bastante en algunos aspectos -el del camino del escritor, y si quieres el del camino del escritor que ha publicado una buena novela y de repente se queda en blanco- :) Respecto al final de la novela, lo vi demasiado masticado o liado y no me gustó... Mil veces mejor Romeo y Julieta ... Princesa.

Bss!...y sí, si no aparece algo que te sorprenda a ti primero, parece que mejor es dosificarse. Sobre el punto ...(de cruz?) me alegro,pero esas tareas felices están en mi casa, en el otro lado de la cama :)

Tita dijo...

Lo bueno de los amigos es que puedes estar con ellos en silencio, porque no es incómodo. Es parte de ambos. Cuando vengo aquí vengo a ver a la princesa...esté como esté: contenta, satisfecha, triste, enfadada, angustiada, hastiada, vacía, llena, madre, mujer, esposa, Princesa...da igual sobre qué escribas y que Ana esté en cada momento. Vengo a verte a ti, y me importa todo lo que cuentes, y lo que no cuentes.

Un abrazo apretaito

Naranjito dijo...

Alteza, me tendréis siempre a la puerta de vuestro castillo esperando que icéis la bandera con el anuncio de una nueva entrada. De ascensor, de escalera o de rellano, de lo que os apetezca y siempre que disfrutéis, que es de lo que se trata.
Una reverencia, mi Señora.
P.D. No quiero ser un sevillano malaje, pero en el libro de "Romeo y Julieta" al final, mueren los dos protagonistas. (te lo digo para que no te lleves un disgustillo)

Ana, princesa del guisante dijo...

Me encantará saber que sigues al otro lado. Espero no defraudarte! Un abrazo gordo y apretao.

Ana, princesa del guisante dijo...

El Quebert me gustó, pero adiviné quién mató a la chica antes del primer tercio de libro, se lo dije a la persona que me lo prestó. Le sobraban unas 200páginas, pero me pareció bastante interesante a pesar de todo.
El punto es de media, de dos agujas. El de cruz lo dejé aparcado hace mucho, porque es muy leeeeeento, y ahora voy siempre corriendo.Pero nada, que a lo que iba, gracias por estar aquí.

Ana, princesa del guisante dijo...

..,y entonces sabes que mereció la pena.
Gracias, Tita. Un abrazo apretao de esos que te dejan el corazón calentito.

Ana, princesa del guisante dijo...

Algo me sabía yo de lo del libro de Shakespeare, pero como soy una optimista incorregible, siempre pienso que a lo mejor podría cambiar... Un abrazo, fiel escudero.

Yo y mis mini yos dijo...

Claro, tu escribe cuando y de lo q quieras! Aqui estamos!

oles dijo...

Para cuando tu quieras, seguimos por aquí... esperándote.
Un beso del Sur, Princesa

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, trataré de no aburrir!

Ana, princesa del guisante dijo...

Dichosos los ojos que os encuentran. Gracias Oles

Chitin dijo...

La vida es una sucesión de etapas...unas acaban casi sin darnos cuenta para dar paso a otras...

Pili dijo...

T'entenc perfectament. És el teu castell i aquí manes tú, així que torna quan vulguis i parla del que t'apeteixi en aquell moment.
Petonets

Ana, princesa del guisante dijo...

Quién sabe qué traerá el tiempo...

Ana, princesa del guisante dijo...

Mano jo, però sense vosaltres, res seria. Una abraçada!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.