© de la imagen La meva maleta

lunes, 7 de octubre de 2013

Dieta y manualidades

Le quería contar a una amiga, que necesita ocupar sus manos en una labor para evitar la tentación de fumar, que yo utilizo las manualidades para tratar de ayudar a las personas que están haciendo dieta. Mejor se lo explico desde aquí, así os lo explico también a vosotros.

Empiezo. Muchas veces Casi siempre las conductas alimentarias que nos llevan a comer demasiado tienen origen en los problemas del alma. ¿No? Os invito, a todos los que queráis perder peso, a que digáis, en menos de diez segundos, tres cosas o cuatro que son necesarias para perder peso: tic tac tic tac

Comer menos grasa
Comer menos azúcares
Hacer ejercicio físico
Comer vegetales.

Más aún, os sugiero, para drama de todos los profesionales que nos ganamos honradamente la vida, a que escojáis la dieta de 1200 o 1500 calorías que encontréis por ahí y que la hagáis, y perderéis peso.

No funciona tan fácilmente.

Lo sabemos vosotros y nosotros los dietistas. Comer tiene relación con muchísimos otros factores emocionales, culturales y sociales.

No puedo hacer aquí un resumen de muchos años de carrera profesional ni de mi experiencia, porque cada caso es incomparable con cualquier otro. Os recomiendo algunos de los libros de Pilar Senpau: Aprender a adelgazar, Cuando la vida pesa, por ejemplo, y comprenderéis mucho mejor lo que os digo.

Sí puedo explicaros las dos razones principales por las que parte del tratamiento dietéico que recomiendo es realizar labores, las que más os gusten. La primera, porque mientras se tienen las manos y la mente ocupadas, no se puede comer. Básico. La segunda, porque cuando se termina una labor se genera una gran dosis de serotonina que es el mismo neurotransmisor que se produce cuando uno termina de comer y da sensación de saciedad. Pues eso.



¿Qué tipo de labor te recomiendo? Buf, soy mala consejera, me gustan casi todas. Para empezar, labores prefabricadas, tal vez, kits que vienen completos con telas, hilos, patrones, etc. Luego, pues si te gusta el ganchillo, te aconsejo directamente el trapillo, porque en muy poquito tiempo haces grandes labores, (¡más satisfacción!), y si te vas animando, te compras una máquina de coser sencillita para probar o una mejor si eres valiente.

Con todos mis pluriempleos no renuncio a realizar labores, para mí representan una terapia psicológica que realmente me funciona. Así que muchísimos ánimos, sigue tu corazonada y ponte manos a la obra.

13 comentarios:

aaana dijo...

Tomo nota... Tengo cuatro kilos que no sé como quitarme!
Abrazos

Ana, princesa del guisante dijo...

Estabas al acecho!:-)
Yo tengo también kilos de sobra, pero ya son tan míos que no sé si dejarlos jajaja

sunsi dijo...

Yo como demasiado deprisa, Ana. Desde siempre. Antes estaba como el espíritu del silbido. Comía porque era la hora de comer.
Desde hace unos añitos, rondando los 50, me encanta comer y seguiría comiendo... sobre todo a la hora de cenar. No pico entre horas; no tengo costumbre. Y me sobra... vaya si me sobra. En la República están todos como figurines de pasarela, cosa que acentúa la cuestión. Sé que hago poco ejercicio, pero la alimentación en casa es mediterránea 100% y parece que solo les luce a ellos. Gracias por el post. Cenar menos y caminar más, en principio, ¿verdad? Un beso de buenos días, Princesa.

aaana dijo...

No acecho yo;, sino bloglovin!
:)

Tita dijo...

Te haré caso, pero...¿y si las labores me ponen nerviosa? ¿qué me recomiendas?

Que sepas que te hice caso con los cafés: eliminar alguno (con su azúcar correspondiente, o sustituyendo por sacarina, se nota)

Besos

Sara M. dijo...

Me apunto al "me ponen nerviosa". Como soy muy patosa, se me dan mal, y eso hace que no las quiera empezar. Cuando por casualidad empiezo algo, hay dos posibilidades:
a) primer pasito ya sale mal, lo que conlleva abandono inmediato e insatisfacción.
b) primer pasito sale bien, entonces me emociono, como me parece que ha sido fácil y soy muy impaciente, empiezo a hacerlo deprisa, y ya me sale mal. O no lo vuelvo a coger, que la constancia no es una de mis virtudes.
Así pues, ¿qué nos aconsejas?

Ana, princesa del guisante dijo...

Cenar menos y más temprano. Si llegas con demasiada hambre a la hora de la cena, tienes que hacer una merienda. Buen principio, besos, querida.

Ana, princesa del guisante dijo...

Os respondo a las dos. Si no sirve, no sirve. Cambia coser por lo que sea que te dé placer. Y lo de los cafés está fenomenal, pero fíjate que no me acuerdo cuándo te lo dije, Tita...
Os aconsejo que reduzcais el estrés de forma placentera, para bajar los niveles de cortisol que hacen que se retengan líquidos y aumente el apetito.

besos

Mariapi dijo...

Ana, qué añoranza tus palabras...ando descabezada, sin encontrar el momento de empezar "una labor", que siempre es terapia para encontrar el momento a todo lo demas. De este finde no pasa. Gracias por recordarme lo que me estaba faltando. Besicos

Ana, princesa del guisante dijo...

Es verdad, cuanto más liadas estamos, más necesitamos tener una aguja enhebrada. Feliz terapia antiestrés. Besos

oles dijo...

Princesa, a mi me parece que me sobran todos los kilos, y me abruma verme como no me había visto nunca... Me molesta y me enfado conmigo misma. Hago ejercicio, camino y procuro hacer dieta Mediterránea, pero me puede el picar. Probaré lo de los trabajos manuales, me parece un buen método para quitarme el vicio del picoteo. Gracias Alteza, un gran beso

Ana, princesa del guisante dijo...

Para no picar además de las manualidades es imprescindible no pasar hambre: Al contrario de la moda que parece haberse establecido, comer pequeñas cantidades de hidratos de carbono en períodos regulares (cada 3-4 horas) favorece sentir sensación de saciedad y evita que piquemos. Y también ingerir pequeñas cantidades de grasa. Eso, y lavarse los dientes después de comer también ayuda a no continuar comiendo.Ánimos

Fran Rodríguez dijo...

Yo, por mucho que coma (que lo hago, siempre lo he hecho) no engordo. Lo mío con la comida es exagerado, porque puedo comerme una vaca y pasada una hora, estar otra vez como si no hubiese comido.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.