© de la imagen La meva maleta

domingo, 9 de junio de 2013

Desamor

Desde hace más de veinte años una asociación de vecinos de Lleida, ORVEPARD, propone un concurso de cartas de desamor. Me presenté por primera vez este año, junto con 115 personas más.

Y gané. Con una carta en catalán, titulada Michael.

La he traducido para vosotros,

Michael,
Hoy he abierto los ojos y he rodado con pereza hacia mi lado de la cama . Me he estirado, como lo hacen mis gatas atigradas cuando se sienten mimosas. Me he levantado y me he asomado a la ventana: hacía aquel sol de primera hora que lo viste todo de una luz tierna y pinta el cielo de un azul radiante.

Me he mirado en el espejo y no he encontrado ni rastro de lágrimas, ni siquiera unas ojeras pardas que hicieran de notario de mi tristeza. De hecho, no estaba triste, así que he abierto el armario y he cogido aquel vestido que me convierte en princesa y me he puesto los escarpines que me conducirían por el camino de losas doradas hacia tierras de Oz. De tanta paz no he necesitado ni maquillaje, con pellizcar un poquito mis mejillas y ya me he sentido bonita.

He celebrado la salida del café con unas palmaditas, y he desayunado mojando mis dedos en la leche acompañando las galletas, así que me han parecido deliciosas.

He pisado el suelo con firmeza para sentir el trote alegre de mis pies sobre el mundo. He descubierto lugares fantásticos en mi paseo de siempre, no entiendo cómo no los había visto antes: el pequeño jardín en la entrada de la cada de la puerta de madera labrada, la capillita en la fachada de la farmacia, aquel chico del violín. Hoy le he dado los buenos días y me he quedado a escuchar el vals jovial que tocaba, ¡incluso me he puesto a bailar! Le he dado un par de monedas y he seguido mi camino con sus acordes acariciando mi corazón con ternura.

No esperaba que la libertad fuera tan agradable. He mirado mis manos liberadas y he jugado con ellas como lo hacen los bebés al descubrírselas. He formado una mariposa, una paloma, un perrito, con su sombra. He cruzado los dedos como hacen los señores importantes y la he puesto en forma de nido, como las de las madres. 
Me las he lavado un par de veces, me he puesto crema y me he arreglado las uñas. 
Y con las manos nuevas, recién estrenadas, me he puesto a escribir estas palabras para ti.

Michael, me hiciste mucho daño cuando te fuiste. Me dejaste vacía y exhausta. Te llevaste una parte de mí que creía que era mi alma y mi felicidad. Me hiciste daño, dejándome un agujero negro en mitad del espíritu, la cara ahogada en tristeza y la mente enturbiada por aquel tú que se había hecho noche dentro de mí.

Hoy, en cambio, me he sentido feliz, con ganas de saltar sobre los charcos, de reír y bailar,  de besar a un desconocido. De vestir con colores alegres,  de ponerme flores en el pelo, de lavarme la cara y de ponerme colonia. De quedarme despierta a esperar la salida del sol, de ponerme bajo  una cortina de lluvia, de esconderme bajo el mantel, como hacía en casa de mi abuela cuando era pequeña. De bajar la cuesta con la bicicleta a toda pastilla y de comerme un polo de limón.

Sí, me heriste, pero sabes qué, me parece que ya estoy curada.

Aurora

16 comentarios:

Estrellas de Lana dijo...

Precioso!
Alegre, dulce y lleno de luz.
Felicidades, me ha encantado.
Vir

quedateenminube dijo...

¡Enhorabuena por ganar! ¿cómo no? si es precioso, una carta llena de esperanza tras un desamor, me ha encantado...
Todo pasa, también el desamor.
Que tengas una buena semana!!!

http://quedateenminube.blogspot.com.es/

Ana, princesa del guisante dijo...

Qué ilusión que te haya gustado! Gracias, Vir.

Ana, princesa del guisante dijo...

Hay mucha gente que escribe muy bien, así que nada es fácil. Traté de buscar un enfoque distinto. Gracias, y buena semana a ti también.

sunsi dijo...

Qué bueno, pesoleta. Has conseguido ese tono contenido, sin que llegue a desbordarse el sentimiento... Y redescubrir la esperanza en lo cotidiano, como bajar en bici "a toda pastilla" o sorber "un polo de limón". Es muy difícil cuando se trata de desamor. Enhorabuena, Ana. Me ha gustado muchísimo. Petons.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Muchísimas felicidades!...todo un reto una carta de desamor sin rencores, ¡enhorabuena!
Un fuerte abrazo
Asun

oles dijo...

Carta maravillosa!!! Es fantástico esconderse bajo el mantel; la libertad y el gozo se encuentran en cualquier sitio. Enhorabuena por ese premio bien merecido. La luz y la esperanza de tu carta puede animar a muchos corazones. Gracias por compartirla con nosotros. Besos de Lunes que son los primeros.
Oles

aaana dijo...

Y cómo has escrito tan bien de este tema? Estoy segura de que apenas lo conoces!
Una carta preciosa. Un desamor optimista, un enfoque distinto y un premio merecido!

Ana, princesa del guisante dijo...

En la cena de entrega del premio, les dije que el paso siguiente de mi carta les dejaba sin certámen, porque ya no hay desamor. Me alegra que te guste. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Asun a mí, más que un reto, me pareció divertido. Besotes

Ana, princesa del guisante dijo...

Como le pasaba a la protagonista de la carta, su mundo estaba lleno de cosas bellas que se habría perdido. Besos de lunesgraciasaDios que se ha acabado...

Ana, princesa del guisante dijo...

Bueno, que yo también tengo un pasado, muy lejano, eso sí.
Gracias, ana

onavis dijo...

Muchas felicidades!!!

Driver dijo...

Se nota que te diviertes escribiendo.
Ese es tu camino.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gràcies, Onavis!

Ana, princesa del guisante dijo...

Me divierte casi todo, soy una optimista patológica, Driver. Mi camino... ah, quién sabe.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.