© de la imagen La meva maleta

lunes, 20 de mayo de 2013

Sin ella

Quedo huérfana de abuela.
Hace un año y dos meses que soy un poco consciente de que no iba a ser eterna.
Ayer pareció una tarde como tantas: qué guapa estás, tú más, guapa, cómo te encuentras, regular, pero qué te duele, nada. Sombra de ojos azul, a conjunto con su rebeca, sus manos nudosas en el regazo.



Le hice una foto que acredita esa belleza. La despedí, sin saber que sería para siempre, mirándola divertida, mientras se comía un plato de sopa a sorbitos, saludándonos como la Reina del guisante sentadita en su trono.
Con la elegancia de siempre entregó su larga vida a medianoche, dormida hasta la eternidad. 
Se ahorró la decadencia triste que produce la enfermedad en la vejez y tu vimos ocasión de compartir con ella lo más importante de nuestras vidas, la colmamos de besos, la cuidamos como la flor que parecía ser.
Le doy gracias a Dios por haberme permitido ser su nieta, por haberla podido tener casi 40 años y por haberle dado un final no solo digno, sino envidiable. 

Mi abuela Ana falleció anoche; ahora tendré que aprender a vivir sin ella. 


52 comentarios:

aaana dijo...

Querida Ana, sólo te mando otro abrazo muy muy grande, para ti y para toda tu familia. Qué gran suerte para todos vosotros haber podido disfrutar de ella tanto tiempo. En especial qué suerte tus niños de haber podido conocer a su bisabuela
Mis oraciones para ella. Ahora os cuida desde arriba
Descanse en paz

Tita dijo...

Mi querida Princesa, ahora no podrás tocarla, pero acuérdate cuando el dolor apriete (y después también) de cerrar los ojos y escuchar lo que te hubiera dicho. Ellos siempre nos acompañan, si sabemos recordarlos, y siempre nos responden lo mismo que si estuvieran vivos.

Qué suertudas, te mando la enhorabuena por haberos querido tan bien y tanto tiempo, y un abrazo apretaito

Carmen J. dijo...

Cómo lo siento. Perder una abuela es perder un poco de la infancia que te queda. Descanse en paz.

Esa niña que vive dentro de mi dijo...

Se me ha hecho un nudo en el corazón al leerte. Te entiendo bien, son un tesorito, y yo también tengo la suerte de mantener a una de ellas, a la más especial de hecho. Un abrazo enorme

oles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
oles dijo...

Lo siento de veras, Ana. Aunque ha estado contigo mucho tiempo, y eso es una suerte, seguro que la echaras de menos. Las abuelas son una parte muy especial de las familias. Un beso grande.

Sara M. dijo...

Vaya Ana, lo siento mucho. Seguro que los niños también la querían, como tú les enseñaste a hacerlo. Yo no tuve la suerte de conocer a ninguna de las dos, así que me has sacado (casi) cuarenta años de ventaja. Una suerte.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Queridísima Ana:
No podía dormir y de la manera más casual me encuentro con tu tremenda tristeza.
Quisiera que supieras que te acompaño de la manera más próxima, cercana y cariñosa.
Perder a mi abuela - que me crió - prematuramente, fue la peor experiencia de mi vida.
Tú la has tenido tanto que el dolor se multiplica pero también los recuerdos.
Un beso muy, muy, sentido
Asun

Annie dijo...

Mi mas sentido pesame, seguro descansa en paz sabiendo cuanto amor se llevó con ella. Un abrazo!

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, aaana. Los niños ya la conocieron anciana, pero la querían mucho. Nos protegerá, seguro. Un abrazo

Ana, princesa del guisante dijo...

Tita, he comprendido que duele más verles sufrir que su ausencia. La echaré mucho de menos, seguro, porque nadie me quiso como ella lo hacía.
Un abrazo apretao.

Ana, princesa del guisante dijo...

Es muy cierto, mientras me quede un abuelo, seguiré siendo niña. Gracias, Carmen

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, la riqueza que nos dan los abuelos no puede compararse a nada.
Un abrazo

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias Oles. Fue una persona especial para mí, su papel no puede ocuparlo nadie, sí la echaré de menos. Besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Nosotros no tuvimos una familia muy extensa, pero nunca nos faltó el puntal de los abuelos. Ahora procuraré que mis hijos no les olviden, un abrazo

Ana, princesa del guisante dijo...

Mi oración, la misma tarde antes de que nos dejara, fue que no sufriera más de lo necesario. La vejez es dura y triste, prefiero que no haya sufrido, porque lo único que tenía claro es que debía irse, y nunca hubiera sido un buen momento.
Guardaré por siempre la imagen de mi abuela sonriéndome mientras me despedía, con la cuchara en la otra mano.
Un abrazo cariñoso

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, Annie, creo que lo que le sabrá peor de la eternidad es perderse las conversaciones... Era linda!
Un abrazo

Driver dijo...

Estimada Ana:
Hace 34 años que se marchó mi abuelo Emilio.
Son circunstncias vitales y naturales por donde todos pasamos. Pero..., hay algo más.
En realidad y aunque nadie nos lo haya enseñado, el cerebro posee ciertas facultades nada fáciles de explicar, complicadas de exponer y harto difíciles de compartir.
El caso es que hace 34 años que sigo teniendo presente a mi abuelo en todos y cada uno de los gestos determinantes de mi vida. Al cabo del tiempo aprendí a seguir relacionándome con él, apoyarme en su legado, reflexionar en los momentos decisivos la manera que tenía para afrontar la vida, y sobre todo, seguir teniendo en cuenta su legado.

Espero que tú también seas capaz de encontrar la forma de continuar la relación con tu abuela.

Sólo depende de tí, en el fondo y en la forma.
Y eso es bueno, pues cuando algo sólo depende de uno, ya está recorrido la mitad del camino.

La otra mitad, es pan comido.

Mariapi dijo...

Tu abuela tuvo una "vida lograda",llena de sentido. Lo sé porque conociéndote y leyéndote se percibe todo el amor que supo dar y compartir con vosotros.
Mi oración y mi cariño, Ana.

De titanio y porcelana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
De titanio y porcelana dijo...

Sensación agridulce tras leerte. Hoy es la nieta quien necesita besitos. Ahí va uno mío...

Chitin dijo...

En estos momentos todos tendrán para tí una frase hecha..."es ley de vida", "ya había vivido una vida"...pero como tú dices en el fondo siempre habíamos pensando q nunca nos tocaría, nuestra abuela no...

Yo sigo echando de menos a la mía mucho, casi cada día, sobre todo desde que tengo hijos. Ella fue mi otra mamá, cuando mi madre se iba a trabajar cada día, ahora la veo reflejada en mi propia madre, abuela de mis hijos, cuando soy yo la q me voy a trabajar y los dejo en sus manos, en su regazo.

Jo! casi me he puesto a llorar...

paterfamilias dijo...

Mucho ánimo y mis oraciones por el alma de tu abuela.

¡Cómo te entiendo!, una de mis abuelas vivía con nosotros y nos cuidó mucho. Todavía recuerdo cómo era capaz de conseguir que cada uno de sus nietos se sintiera el más querido.

susana dijo...

Lo siento, pero al menos ha sido un dulce final. Un beso.

Anónimo dijo...

Viendo el gran cariño hacia tu abuela y con todo mi respeto, quisiera expresarte mis más profundas condolencias, compartiendo una promesa bíblica: “No se maravillen de esto, porque viene la hora en que todos los que están en las tumbas conmemorativas oirán su voz [la de Jesús] y saldrán”. (Juan 5:28, 29.) Cuando Jesús estuvo en la Tierra, mostró que él tiene el poder para resucitar a los muertos. Bajo su mandato como Rey celestial, Jesucristo resucitará a una innumerable cantidad de personas para que vivan aquí en la Tierra, pero en condiciones de paz y justicia (Hechos 24:15; 2 Pedro 3:13; Salmos 37:29) La esperanza de la resurrección ha resultado ser un verdadero consuelo para mitigar el dolor de millones de personas. Deseo sinceramente que también lo sea para ti. Si deseas conocer mas profundamente esta esperanza puedes contactar con algún testigo de Jehová de tu zona.

Pili dijo...

Un petó ben fort princesa. La meva padrina va morir amb 101 anys i no hi ha dia que no la recordi. Des d'allà on siguin continuen amb nosaltres.
Petonets

La meva maleta dijo...

Has tingut la sort de gaudir-la per molts anys...i ara, tens la responsabilitat de perpetuar la seva memòria perquè els teus fills, no se'n oblidin mai i la recordin per sempre més.

Com tú dius, delicada i fràgil com una flor, així la recordaré :-)

Molts petons Ana, gràcies per compartir també, la teva família amb mi.

TC dijo...

Lo siento pesoleta... te queda el consuelo de saber que se ha ido sin sufrir y haberla disfrutado tantos años. Un abrazo.

quedateenminube dijo...

¡Que descanse en paz! Lo siento mucho. Tienes razón que has tenido la suerte de vivir con ella, 40 años que pocos lo pueden decir, una abuela significa mucho en la vida de los nietos y yo me acuerdo mucho de mi abuela del alma. Vengo en un momento malo pero me uno a tu blog como seguidora. Un abrazo y lo siento mucho.

Ana, princesa del guisante dijo...

Aprendí a no tener físicamente a mi abuelo cuando tenía 13 años. A mi abuela la he disfrutado más, y ahora ya sé dónde la encontraré a partir de ahora... En los gestod de mi hermana, en el reflejo del espejo, en aquella frase, en una foto, en el armario del recibidor... Gracias, Diego

Ana, princesa del guisante dijo...

No he podido responderte hasta ahora, y sólo tendré tiempo de hacerlo aquí. Ha habido amor alrededor del sillón que ella había ocupado hasta ahora, hemos compartido sus recuerdos todos los que la queríamos. Nos ha faltado solo mi abuelo. Las apuestas dicen que sobrevivirá pocos días sin su compañía, aunque se da poca cuenta de su ausencia. Pero entendemos que cada día que vive supone sufrimiento para él, así que no será tan traumático. Cuando llegue el día, le recordaremos con el mismo cariño. De hecho, ya se está yendo,,,
Un beso grande, gracias, querida.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias me viene bien...

Ana, princesa del guisante dijo...

Nunca nos parecerá un buen momento que se vaya un ser querido. No llores ea, que ya hemos llorado todos mucho hoy,

Ana, princesa del guisante dijo...

Nosotros estábamos seguros de que a todos nos quería muchísimo, a cada uno de forma distinta, pero con locura, y no fue excesivamente cariñosa besuconamente hablando,,,,

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, así ha sido... Un besos

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias

Ana, princesa del guisante dijo...

Grácies, Pili... A més de donar-me el nom, era la meva padrineta de bateig, em sentia molt unida a ella, teníem les mateixes aficions, i molts trets de caràcter, tambè. L'enyoraré, i tant!
Un petó

Ana, princesa del guisante dijo...

Les persones que en tenien cura li deien la floreta, però no tant per delicada, que ho era, com per elegant en el seu fer. Gràcies per voler ser una de nosaltres. Un petó gran.

Ana, princesa del guisante dijo...

Lo sé, doy gracias por ello todos los días.

Veo que tú estás en la recta final... Disfruta de cada instante.un beso

Ana, princesa del guisante dijo...

Nunca es mal momento para recibir, aunque no pueda atenderte con los honores que debiera, siéntete en tu casa, bienvenida al castillo

sunsi dijo...

Estimada pesoleta... Lo siento, lo siento muchísimo. Acabo de leerte ahora mismo. Me pongo en tu piel e imagino tu dolor ... proporcional a tu cariño, que es infinito. Te acompaño en estos momentos duros y le pido a Dios que su ausencia la llene los recuerdos de una abuela tan querida.

Una abraçada i un petó, bonica.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, ella fue una mujer admirable por su capacidad de tener siempre algo bonito que decirte. La echaremos de menos, ya lo creo.
un abrazo grande.

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, ella fue una mujer admirable por su capacidad de tener siempre algo bonito que decirte. La echaremos de menos, ya lo creo.
un abrazo grande.

nyapbuf dijo...

Molts petons m'has fet recordar amb enyorança la meva iaia que no oblido mai desde fa quatre anys que no hi és. Petons i ànims

N. dijo...

Un beso grande, fuerte y apretado

Se te quiere

Naranjito dijo...

Querida Ana, siento mucho la perdida de ese ser tan especial para ti. Sientete afortunada de haber disfrutado durante 40 años de su cariño y como dice una vecina que tengo con sus muchos años de sabiduría: Orgullosa la rama que del tronco sale.
Un beso para ti y los tuyos.

lolo dijo...

Qué dulce y sereno lo escribes, Ana.
Un beso.

Ana, princesa del guisante dijo...

A mesura que passen els dies me n'adono que se'm fa més dur... un petó

Ana, princesa del guisante dijo...

Gracias, querida. A menudo te siento palpitar aquí cerquita.

Ana, princesa del guisante dijo...

Me dio mucho más que el nombre, ojalá ella se sintiera tan orgullosa de mí como decía a menudo. Besos, y gracias

Ana, princesa del guisante dijo...

Dulce y serena fue siempre conmigo, lolo. Gracias.

Anita y Sr. Dorrego dijo...

Mi abuelo se me fue hace quince días. El sí pasó enfermedad y dolores, ya sabíamos que el final estaba próximo aunque fuera más rápido de lo que imaginábamos.

Pero yo no asimilo. Y eso que la tarde anterior, él estaba dormido y le cogí las manos y recordé muchos de los momentos vividos.

En mi caso compartimos 33 años. Una de las cosas que me joroba, es que no tengo un minuto libre para pasar el duelo como dios manda.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguidores

Por favor,

Si algo de lo que expongo aquí te molesta, te pertenece, o habla de ti y quieres que lo borre, tan solo tienes que pedírmelo. Nunca quise ofenderte, ni plagiarte, ni molestarte...
Este es un espacio de libertad y, sobre todo, de respeto.